'Es la mañana'

Belén Esteban y sus adicciones (no concretadas)

Emilia Landaluce, Rosa Belmonte y Carlos Pérez Gimeno comentan la crónica social con Federico Jiménez Losantos.

Play
Isabel González

Nueve días después de su última operación, el Rey ha salido del hospital en la tarde de este domingo, marcando una importante diferencia con la vez anterior a la anterior: en esta ocasión no ha pedido perdón, pese a todo lo llovido. Quizá debido al aprobado raspado de la encuesta que publicaba este sábado el suplemento La Otra Crónica de El Mundo, según la cual el 55,7 por ciento de los ciudadanos tiene buena (44%) o muy buena (11,7%) opinión sobre su persona. La consulta, realizada por Sigma Dos con motivo del próximo 75 cumpleaños del monarca, no le deja nada bien parado si se compara con otra realizada en enero, justo antes del accidente de Botswana, en la que la opinión positiva sobre don Juan Carlos superaba el 76%. La novedad es que ahora ha reconocido que se va a tomar su recuperación "con calma".

Todavía peor parado en las encuestas sale su yerno, que también es objetivo de la estadística en El Mundo del domingo. El 64,7% de los preguntados considera un error la visita que hizo el duque de Palma al Rey durante su convalecencia hospitalaria. Pero todavía son más los que opinan que Iñaki Urdangarín debería no sólo pedir perdón por sus actividades delictivas, sino, directamente, devolver el dinero: el 84,7%.

Volvió Belén, y volvió el drama. El regreso a la televisión de Belén Esteban cosechó un 20,2% de cuota de pantalla. Es decir, 2.738.000 personas estuvimos pendientes de las tres horas de belenismo en estado puro que nos brindó Telecinco. Es verdad que no son resultados tan altos como en ocasiones anteriores (alcanzó una audiencia del 26% cuando se operó la nariz por primera vez), pero sí demuestran que Belén sigue enganchando a los espectadores. Y aunque el cara a cara con Jorge Javier Vázquez empezó flojo, la confesión de que ha superado sus adicciones (no concretó a qué en toda la noche) y los ataques velados a su ya exmarido, Fran, por no superarlas, hicieron el resto. Contó que ahora lleva faja, enseñó su tatuaje nuevo e hizo las paces con sus compañeros de Sálvame. Y aún así, seguro que se dejó cosas para los próximos programas.

Suscripción

Lo más popular