Comienza a declarar

Torres entrega al juez nueva documentación

El juez José Castro comienza a interrogar al socio de Urdangarín tras cambiar el orden de las comparecencias previstas.

Diego Torres y su mujer, Ana María Tejeiro, este sábado en Palma | EFE
Relacionado
Publicidad
LD/Agencias

Diego Torres, exsocio del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha comenzado a declarar ante el juez a las 9:50 horas después de que su abogado haya solicitado cambiar el orden de las dos comparecencias previstas para esta jornada, de forma que su mujer, Ana María Tejeiro, quien estaba citada en primer lugar, será interrogada después de su marido, según han informado fuentes judiciales. Así, no ha hecho uso -como en la anterior comparecencia- a su derecho a no declarar y ha comenzado a contestar las preguntas del magistrado, al que ha entregado nueva documentación.

Ambos fueron citados por el juez instructor del caso Nóos, José Castro, para interpelarles en torno a un fraude fiscal de 230.979 euros detectado por la Agencia Tributaria de Cataluña a raíz del impago del impuesto de sociedades al que debía hacer frente el Instituto Nóos en el año 2007.

Es previsible que las declaraciones de hoy pongan el foco sobre la infanta Cristina en la trama de corrupción de Nóos, y saquen a la luz nuevos correos electrónicos en los que podría aparece información y alusiones personales como las que se han conocido hasta ahora.

Tanto Torres como su esposa ya fueron emplazados a comparecer como imputados hace un año por las presuntas irregularidades cometidas a través del Instituto Nóos, si bien se acogieron a su derecho a no declarar. En esta ocasión, las pesquisas se centran en el fraude a Hacienda a través del conglomerado de Nóos.

En concreto, en el marco de línea de investigación la Fiscalía imputa tanto a Urdangarin como a su exsocio un delito contra la Hacienda Pública por el impago de 230.979 euros del Impuesto de Sociedades y dos por eludir el pago de dos cuotas superiores a 120.000 euros del IRPF en el caso del marido de la infanta Cristina. Un presunto fraude fiscal de unos 470.000 euros que llevó al Ministerio Público a solicitar de nuevo la declaración de ambos encausados.

Para llevar a cabo su actuación supuestamente irregular, la Agencia Tributaria apunta en un informe aportado el pasado mes de enero a la causa, al que tuvo acceso Europa Press, a que habrían presentado gastos ficticios e irreales que "no podían deducirse válidamente".

Así, entre los gastos analizados por Hacienda se encuentran los procedentes de supuestos servicios prestados por sociedades relacionadas con Urdangarin y Torres, como De Goes Center for Stakeholders Management, Lobby Comunicación, Nóos Consultoría Estratégica y Torres-Tejeiro Consultoría Estratégica, todas ellas supuestamente vinculadas a Torres y a su mujer, y cuyas facturas "no responden a servicio real alguno".

Suscripción

Lo más popular