Capilla ardiente en Torremolinos

Fallece a los 76 años la tonadillera Marifé de Triana

María Felisa Martínez López, "Marifé de Triana", falleció la pasada medianoche en el Hospital Internacional Xanit de Benalmádena.

'La actriz de la copla'

Ver
Relacionado
Publicidad
LD/Agencias

La tonadillera sevillana Marifé de Triana, de 76 años, ha fallecido la pasada madrugada en la localidad malagueña de Benalmádena, informaron fuentes del ayuntamiento de Torremolinos, donde residía.

La cantante se encontraba anoche internada en el Hospital Internacional Xanit, en Benalmádena (Málaga) próximo a su domicilio, aunque las fuentes no precisaron la fecha del ingreso en el centro.

La capilla ardiente con el féretro de la tonadillera sevillana se ha abierto poco antes del mediodía en el Ayuntamiento de Torremolinos, donde residía la artista. Un grupo de vecinos aguardaba con antelación la llegada del coche fúnebre en las inmediaciones del consistorio de esta población de la Costa del Sol, donde la artista vivía desde hace más de una década.

La capilla permanecerá abierta entre las 12.00 y las 21.00 horas de este sábado, y mañana entre las 9.00 y las 12.00 horas, tras lo cual se oficiará una misa en la Parroquia de San Miguel de Torremolinos a las 12.30 horas y, a continuación, se celebrará el entierro en el cementerio de esta ciudad.

La artista, que recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo en diciembre de 2011, empezó a trabajar con 11 años y en 1956 grabó su primer disco, cuyo tema "Torre de arena", se convirtió en una de las canciones clásicas de su repertorio.A partir de entonces, los éxitos fueron continuos, con canciones como La emperaora, Vendo la sombra, La loba, Te he de querer mientras viva, Tres puñales o María de la O, una de las más conocidas.

Los críticos la bautizaron como la actriz de la canción, ya que realizaba una interpretación de todos los temas que cantaba, y en total ha grabado más de cuatrocientas canciones

Marifé aseguró cuando le entregaron en Málaga la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo que todo lo que había conseguido durante su carrera fue "con la ayuda de Dios" y de maestros que le habían compuesto "coplas inconmensurables".

El Ayuntamiento de Torremolinos bautizó con su nombre una gran avenida donde, precisamente, se encuentra ubicada la vivienda que ocupaba la artista, cuya desaparición representa un antes y un después en la historia de la copla de nuestro país.

En 2003, el Ayuntamiento de Torremolinos quiso también destacar su afecto y admiración al nombrarla "Turista de Honor" en la tradicional jornada del "Día del Turista", en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, donde ahora reposarán sus restos mortales.

En aquella ocasión, el Ayuntamiento de Torremolinos puso el acento en destacar del perfil de Marifé el hecho de que se tratara de "una artista que se ha hecho a sí misma", así como su extraordinaria fortaleza para ir superando las enormes dificultades a las que se enfrentó en su camino hacia el éxito.

Suscripción

Lo más popular