Marina Danko: "A mi hijo y su mujer les han separado"

Marina Danko habla de la separación de su hijo Miguel y Marta González, y señala elementos externos que han influído.

Marina Danko | Cordon Press
0
comentarios
Chic

Marina Danko es objeto de una extensa entrevista en ¡Hola! Su matrimonio con Palomo Linares se rompió hace año y medio. Ahora Marina Danko ha abierto las puertas de su casa a la revista para protagonizar una gran sesión de fotos con entrevista en la que explica su situación y también los grandes paralelismos que ha encontrado con la separación de su nuera Marta González, que ha protagonizado una "separación muy parecida" con su hijo Miguel.

Tal y como señala ¡Hola!, resulta sorprendente que Marina, ya recuperada sentimentalmente, se ponga de lado de su nuera más que del de su hijo, aunque asegura que está "con los dos", porque "los dos están sufriendo". "Estoy en contacto con mi hijo y nuestra relación es la normal entre un hijo y una madre, teniendo en cuenta que yo vivo en Madrid y él fuera, y su trabajo le absorbe mucho tiempo".

Marina Danko cuenta en la revista que "Marta y Miguel vivían en la finca familiar, El Palomar, con Sebastián Palomo Linares, hasta que hace tres meses ella abandonó el lugar" y también que, más que separarse ellos, "a mi hijo y a Marta los han separado. Fue el entorno que les rodea el que, concretamente, le puso las cosas muy cuesta arriba a Marta, mi nuera".

La revista se refiere, citando palabras de ella, a personas ajenas al entorno familiar. No pone nombre y apellido a quienes "han influido en ellos, en mi hijo y Marta, y los han separado". Pero se muestra tajante. "Esas personas están en el fondo del problema y son conscientes del daño que han hecho. Yo espero que algún día esos nombres se sepan, pero no seré yo quien lo diga aquí". Habla de "circunstancias, el entorno que les rodea. Un entorno que, concretamente, le puso las cosas muy cuesta arriba a Marta, y por eso se fue de El Palomar".

"Marta –cuenta en ¡Hola! Marina Danko- está destrozada y aún no acaba de creerse que le hayan roto un matrimonio tan unido". Asegura también que ella ya estaba preocupada por la situación desde antes, y que desgraciadamente las circunstancias han demostrado "que no estaba equivocada".

Tras superar los tristes primeros momentos de la ruptura, Marina Danko se muestra alegre y primaveral a la revista ¡Hola!, hablando de su propia separación. "No echo de menos ni añoro El Palomar, aunque es cierto que fue mi hogar durante treinta y cuatro años. Ahora estoy en otra etapa", dice. Y asegura no guardar rencor a nadie, aunque "se odia al pecado, pero no al pecador". "Me dan muchísima pena", dice sin dar nombres. 

En Chic