Penn, Stone, Moore...

Los amigos famosos de Chávez lloran su pérdida

Sean Penn, Oliver Stone, Michael Moore... lamentaron desde Hollywood la muerte de Chávez. Para Penn, "EEUU ha perdido un amigo". 

Sean Penn y Hugo Chávez | Archivo
Chic/Agencias

A las pocas horas de conocerse la muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, Sean Penn y Oliver Stone, sus dos máximos apoyos en Hollywood, expresaron sus condolencias y no dudaron en enaltecer su figura a través de sendos comunicados. El mandatario venezolano siempre fue un experto en llenar páginas en las publicaciones del espectáculo y la crónica social gracias a sus amistades y romances

"Hoy la gente de Estados Unidos ha perdido un amigo que nunca supo que tenía. Y la gente pobre del resto del mundo ha perdido a un campeón", dijo el actor en un comunicado remitido a la publicación The Hollywood Reporter. "He perdido a un amigo del que me sentía bendecido por tener. Mis pensamientos están con la familia del presidente y con la gente de Venezuela", añadió.

Penn, un ferviente seguidor de Chávez, hizo una aparición por sorpresa en Bolivia el pasado mes de diciembre para asistir a una vigilia por la salud del líder. Anteriormente, en agosto de 2002, se unió a Chávez durante un mitin político electoral. "Venezuela y su revolución seguirán bajo el liderazgo del vicepresidente Maduro", agregó Penn.

Por su parte Stone, que conoció a Chávez en diciembre de 2007 y fue el protagonista de su documental South of the Border en 2009, en el que se exploraban las políticas y los cambios sociales de América del Sur, indicó en un comunicado que lloraba la pérdida de "un gran héroe para la mayoría de su gente y los que sufren por encontrar su lugar en el mundo".

"Odiado por las clases dominantes, Chávez vivirá para siempre en la Historia. Mi amigo, descansa finalmente en una paz ganada desde hace mucho tiempo", afirmó en un mensaje que también publicó a través de su perfil en Twitter.

Michael Moore y el "golpe de estado"

El cineasta Michael Moore, ganador del Oscar al mejor documental en 2003 por Bowling for Columbine, glorificó también la figura del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como un adalid de los pobres. "Hugo Chávez declaró que el petróleo pertenecía al pueblo. Usó los dólares obtenidos para eliminar el 75 por ciento de la pobreza extrema (del país) y proveer un sistema sanitario y educación gratis para todos. Eso le convirtió en peligroso. Estados Unidos aprobó un golpe de Estado para derrocarlo a pesar de que fue un presidente elegido democráticamente", sostuvo en su perfil oficial en Twitter.

"Antes de que nos animaran a lanzarnos a la guerra de Irak, los medios de comunicación estadounidenses estaban ocupados espoleando la deposición de Chávez. Un total de 54 países permitieron a Estados Unidos detener (y torturar) a sospechosos. América Latina, gracias a Chávez, fue el único lugar que dijo no", agregó el realizador.

Moore indicó que conoció a Chávez durante el Festival de Cine de Venecia, cuando le informaron que el dirigente se hospedaba en el mismo hotel que él pero una planta más arriba. "Hablamos durante más de una hora. Me dijo que se alegraba de conocer finalmente a alguien a quien (George W.) Bush odiaba más que a él", indicó.

El cineasta comentó que decidió recordar la figura de Chávez porque la gente "no escuchará muchas cosas buenas sobre él en los medios estadounidenses durante los próximos días". "Pensé en decir un par de cosas para facilitar un cierto equilibrio", sostuvo. 

Alejandro Sanz fue persona non grata

Incluso el cantante español Alejandro Sanz quiso enviar su pésame a la familia y los seguidores del presidente venezolano. "Jamás le podemos desear nada malo a nadie, por supuesto. Hay mucha gente que se siente identificada con Chávez y creo que se merecen todos nuestros respetos", indicó Sanz en una rueda de prensa en Buenos Aires para presentar los tres conciertos que ofrecerá en esa ciudad dentro de su gira latinoamericana.

El cantante español, que este jueves ofrecerá la primera de sus actuaciones en el estadio Geba de la capital argentina, reiteró sus condolencias para todo el pueblo venezolano y subrayó que ante una situación así lo que se impone es el respeto, "mucho respeto".

En noviembre de 2010, el artista selló su regreso a Venezuela con la gira Paraíso, tras una ausencia de seis años envuelta en la polémica por sus diferencias con el presidente, Hugo Chávez, al que llegó a pedir por Twitter que le permitiera actuar en el país. Sanz llegó a ser declarado "persona no grata" por uno de los municipios de Caracas al considerar que se había referido al presidente venezolano de forma "grosera y desconsiderada".

Lo más popular