Carmen Martínez Bordiú, celosa de una ex Miss

Beatriz Cortázar, Rosa Belmonte y Carmen Duerto hablan del corazón en Es la mañana de Federico.

Carmen Martínez Bordiú | Cordon Press
Isabel González

Carmen Martínez-Bordiú y Luis Miguel Rodríguez siguen juntos. Esta semana surgieron rumores de que la pareja había protagonizado una escena de celos que llevó a la nietísima a dejar plantado al propietario de Desguaces La Torre (es difícil clasificarle como "su novio", porque sigue casado) en mitad de una fiesta. Harta de que Rodríguez prestarse demasiada atención a una ex Miss, Carmen le tiró una copa de vino encima y se marchó airada. Sin embargo, según Gente & Estilo de ABC, la pareja continúa con su relación y Martínez Bordiú está más enamorada que nunca.

En unas horas veremos las primeras imágenes de Valérie Trierweiler en quince días en los que ha ocurrido de todo a un ritmo vertiginoso: exclusiva de Closer desvelando que el presidente francés tenía una amante, ingreso hospitalario por crisis nerviosa, desmentido de rumores de embarazo, intento de reconciliación, y finalmente ruptura unilateral por parte de Hollande con un escueto "se hace saber que he puesto fin a mi vida en común con Valérie Trierweler". Con apellido, que es todavía más impersonal y elimina cualquier rasgo de cariño.

Trierweiler viaja este lunes a La India, para presidir una reunión de la Organización Humanitaria Acción Contra el Hambre, cuyos socios, y no el Gobierno de Francia, correrán con los gastos del viaje. Porque Valérie ya no es primera dama. Ahora la duda es si la periodista con fama de malhumorada va a comenzar a escribir sus memorias, con cuyos beneficios podría sufragar su ritmo de vida: tiene que pagar el alquiler de su piso y ya no contará con los seis asesores que trabajaban para ella.

El Rey culpa a la reina Sofía de los problemas de su hija Cristina. Según escribe este domingo en El Mundo Ana Romero, el monarca cree que su mujer ha fallado a la hora de aceptar a cónyuges inadecuados para sus hijos. Según la periodista, en la Casa Real están con Rajoy: creen que la infanta es inocente, y no se podrá demostrar que cometió delito fiscal. De momento no se sabe además si el día de su declaración dormirá en Marivent o volará desde Barcelona a primera hora de la mañana. Si tiene en cuenta los problemas de su hermano Felipe con los aviones (dos veces tirado en menos de dos meses), quizá debería pensárselo bien.

En Chic