Menú

La batalla contra la bulimia y la ansiedad de Lady Di días después de su boda

Nuevas grabaciones desvelan que la princesa Diana trató de suicidarse durante su luna de miel. 

Chic
0
Diana de Gales | Cordon Press

La trágica muerte de la princesa Diana de Gales en agosto de 1997 conmovió a todo Reino Unido, ya que era uno de los miembros más queridos de la realeza británica. Tanto es así, que su vida sigue generando expectación 20 años después del suceso. El periodista Andrew Morton, que en 1992 lanzó el libro "Diana, su verdadera historia", levantó ampollas en todo el país con su información sobre Lady Di, pero lo que muchos no sabían, es que tiene en su propiedad grabaciones con la propia voz de Diana, quien accedió a ser entrevistada y grabada, siempre en secreto. "Sabía que se arriesgaba, pero nunca se lamentó", dijo el autor, que estos días ha revelado nuevos detalles en sendos artículos publicados en el Daily Mail relacionados con su matrimonio con el príncipe Carlos.

La relación no era idílica y se fue deteriorando con el paso de los años, ya que la presencia de Camilla Parker siempre preocupó a Diana. Los problemas empezaron antes de los preparativos de la boda, celebrada en junio de 1981. "La bulimia comenzó una semana antes del compromiso. Mi marido puso una mano en mi cintura y dijo: 'Un poco gordita por aquí ¿verdad?'. Eso disparó algo en mí. Imagínate, la primera vez que me midieron para el vestido nupcial tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60. Me convertí en casi nada (físicamente) de febrero a julio".

Los días antes del enlace fueron los peores para ella. "Al ver cómo iba a ser, me eché a llorar. Colapsé por todo tipo de cosas. Camilla estuvo en mi cabeza durante mi compromiso. Trataba de ser madura, pero no tenía cimientos para eso". La boda, retransmitida y celebrada en todo el país fue el comienzo de un torbellino sin fin. Diana, que por entonces tan solo tenía 20 años, estaba perdidamente enamorada de Carlos como ella misma reconoce en sus grabaciones: "No podía apartar mis ojos de él. Pensaba que era la chica más afortunada del mundo, que él me iba a cuidar. Me equivoqué al esperarlo".

lady-di-carlos.jpg

La noche anterior apenas durmió y se levantó a las cinco de la mañana , "pero estaba muy calmada, como el cordero que va al matadero". Cuenta que recorrió el pasillo de la Catedral St. Paul rumbo al altar "mirando a ver si veía a Camilla, sabía que estaba allí, por supuesto". Efectivamente, se encontraba sentada junto a su hijo. "Lo recuerdo en mi memoria hasta este día, estaba completamente obsesionada con ella".

Días después de la boda en la luna de miel en el palacio escocés de Balmoral, el hijo de Isabel II prefirió pasar el tiempo entre libros y dejar apartada a su reciente esposa, a la que no hablaba si no era durante las comidas. Aquel año, Diana se intentó cortar las muñecas con unas cuchillas porque estaba muy deprimida. De vuelta a Londres, recibió atención médica especializada y le recetaron ansiolíticos que dejó de tomar al quedarse embarazada de Guillermo, aunque según la biografía, intentó quitarse la vida hasta en cinco ocasiones.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ana Pastor le sacude el 'zasca' del año a un ex consejero de Puigdemont
    2. La Generalidad amenaza con quitar servicios sanitarios a Aragón por las obras de Sijena
    3. Cayetana Álvarez de Toledo: "El peor boicot a Cataluña ha sido el de la indiferencia española"
    4. La agenda de un 'fontanero' del 'procés' podría incriminar a Marta Rovira y Anna Gabriel
    5. El separatismo vuelve a enseñar los colmillos tras el "éxito" de Bruselas
    0
    comentarios

    Servicios