Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Así ponía el cazo Chabeli (y otros más) en sus buenos tiempos

Segunda entrega de los que se forraron con las exclusivas del corazón. Hoy, Carmen Sevilla, Isabel Pantoja, Bárbara Rey, Bertín…

0
Chabeli en portada | Hola

Quedamos en continuar con la lista de quienes "pusieron el cazo" para que las revistas del corazón les pagaran por posar en exclusiva o contar sus intimidades y algunas de sus miserias si llegaba el momento. Por el procedimiento de contar su vida, edulcorándola incluso también con mentiras, Carmen Sevilla se embolsó sus buenos dineros en una serie publicada en Semana, que ya al anunciarla en una portada reproducía, manipulado a ojos de cualquiera, un carné de identidad de la artista. Roto el plástico y con su verdadera edad alterada. Nunca se había visto tan burdo procedimiento. Bastantes años después, Jaime Peñafiel, en calidad de director de su fracasado semanario La Revista pagó la fabulosa cifra de veinticinco millones de pesetas a la estrella sevillana por la exclusiva de su segunda boda con Vicente Patuel en el cortijo del ganadero y rejoneador Fermín Bohórquez. ¿Mereció la pena aquel dispendio?

Tampoco se explicaba uno cómo podían pagarse cantidades muy elevadas a una repipi y caprichosa Chabeli, la primogénita de Julio Iglesias, contando banalidades tras posar con el noviete de turno. Hasta disponía de un agente que era quien le contrataba aquellos reportajes tan bien pagados, a razón de tres millones de pesetas la pieza. Luego sería la agencia Keystone Nemes quien gestionaba sus exclusivas. Un "spot" de refrescos de una marca japonesa le reportó a la niña cuarenta millones de "pelas", en tanto su padre se llevó trescientos millones. En cuando a la boda con el frívolo Ricardo Bofill, matrimonio que duró lo que un pastel a la puerta de un colegio, celebrada el 11 de septiembre de 1993, la novia y el novio se repartieron –no sabemos si al cincuenta por ciento o no- treinta millones de pesetas por la ceremonia y doce millones más por la luna de miel en las islas Barbados, que satisficieron a tocateja las cuatro revistas más importantes del color, como gustaba denominarlas el director catalán de una de ellas. Por cierto, el tal Ricardito se metió en el bolsillo ocho millones de "cucas" por aparecer en bolas en Interviú. Hasta hace no mucho tiempo Chabely seguía comerciando con las revistas acerca de sus avatares de su vida sentimental, luego ya con un nuevo marido. Últimamente parece haber desistido de seguir "haciendo caja", como lo hacía ayer con las televisiones y las revistas. Tampoco creo que ella sea ya un reclamo para los lectores, a los que debe importarles bien poco lo que haga o deje de hacer. ¿Por qué se les sigue pagando a los hijos de Fulano y Mengano, irrelevantes en su mayoría? ¿Les trae cuenta a esas publicaciones? ¿Hay tantos lectores para leer semejantes majaderías?

pantoja-baador-hola.jpg
Pantoja, en bañador | Hola

Ni qué decir tiene que Isabel Pantoja continúa "trincando" de la prensa rosa, sin ir más lejos por posar "a lo Diana de Gales" en sus últimas vacaciones ibicencas. ¡Hola! ha mostrado los días de asueto en la isla pitiusa de la tonadillera, en compañía de un Kiko Rivera con menos tripa, de la mujer de este, el bebé y alguna más parentela. Así da gusto irse a tomar el sol, con yate y "casoplón" incluidos. Claro haya cobrado o no Isabel Pantoja, lo que sí es cierto es que se han devaluado sus exclusivas. Creíamos muchos que al salir de la cárcel contaría en su revista de siempre algunas confesiones dignas de leerse, pero no se ha decidido, al menos por ahora a pasar por ese trance de revivir de viva voz ante algún reportero todas las desdichas de esos dos años vividos entre rejas. En un lejano pasado, transcurrido un año y pico tras su luto por "Paquirri", si accedió a que el gran Tico Medina contara las penas de quien entonces era llamada "La viuda de España" (lo que a la cuitada le producía mucho cabreo), a cambio de recibir veinticinco millones de pesetas del ala. Las penas con "pelas" así, parecen menos penas ¿verdad?

¿Qué no ha vendido Carmen Martínez-Bordiú Franco? Prácticamente todo lo referente a sus bodas y a sus romances. Podría comprenderse mejor que pasara por la contaduría de ¡Hola! para firmar unas breves crónicas sobre desfiles de moda en París. O por aquellas contadas apariciones como presentadora televisiva, donde "dio el cante". O por bailar en otro programa, donde se defendió airosamente como si en el palacio de El Pardo hubiera estado toda su vida girando como una peonza. Ahora bien, jamás se recató en conceder exclusivas cuando era amante del anticuario Rossi (apellido que usó mientras duró su convivencia), su matrimonio, el nacimiento de su hija… Y amén de reportajes en la capital francesa vinieran o no a cuento, nos dejó para la historia de la prensa del corazón un amplio muestrario de poses y declaraciones con sus posteriores novios, su tercer marido, el santanderino, que nunca se vio en otra, lo que le supuso beneficiarse, por ejemplo, de una campaña publicitaria anunciando un régimen adelgazante; y luego por su curiosa relación, la de Carmen, claro, con su íntimo amigo, el chatarrero millonario, que ya ha roto amarras con ella y que por ahora es el último de la fila entre sus parejas. ¿Cuál era el precio de algunas de esas exclusivas? Sólo, a modo de ejemplo, por una foto suya cuando estaba embarazada de la hija con Rossi, percibió seiscientas mil pesetas. ¡Millones ha cobrado desde que se separara del Duque de Cádiz!

Cifras escandalosas se han barajado en pago a ciertos secretos. Y me refiero sólo a personajes españoles. Cuando Rocío Jurado y Pedro Carrasco se fue cada uno por su lado, y ella cantaba lo de "… se nos rompió el amor, de tanto usarlo", verano de 1989, ¡Hola! se apresuró a contarlo en exclusiva. Aunque, la verdad sea dicha, ninguno de los protagonistas confesaría las razones de su separación. ¿Hubo una tercera persona de por medio? Eso parece que sucedió, aunque es mera especulación. El caso es que la revista que más exclusivas y mejor ha pagado, satisfizo veinticinco millones de pesetas a un familiar muy directo de la artista, según contaba Basilio Rogado, director unos años de Diez Minutos, en su ameno libro "Negocios del corazón". La llamada Rociíto, hija de aquella popular pareja, se lucraría en distintas ocasiones, sobre todo en aquella época de su apasionado noviazgo con el entonces guardia civil, David, quien pronto se espabiló y durante bastantes años facturó lo que quiso por sus intervenciones televisivas, sobre todo relatando cuanto quiso sobre la familia Jurado. Las disputas de esta pareja divorciada, continúan. Quien más negocio consigue de esas cuitas, es él, porque su ex ya se benefició de la herencia materna y paterna.

Pronunciar el nombre de Bárbara Rey es hacerlo sobre la mujer que probablemente más dinero ha ganado en los últimos cuarenta años, tanto por sus exclusivas como por otros asuntos referidos a su vida privada. Una pena que haya sido tan pródiga con esa "pastizara" en vez de invertirla en algún productivo negocio. Pero ni estuvo bien asesorada, ni se dejó y en cambio sucumbió a sus debilidades del juego, como ella misma confesó en un programa de televisión, previo pago, naturalmente. Me acuerdo de ella, hacia 1967, cuando era go-gó girl en una discoteca madrileña, J.J. y ganaba lo justo para ir tirando. Aprendió años después a servirse de algún reportero gráfico amigo para avisarle de que estaría bailando en tal local con el futbolista del Barça Rexachs, en vísperas por cierto de casarse éste, o cuando alertó al fotógrafo de sus encuentros íntimos con Alain Delon. Y eso, "a pachas" con el de la cámara. Por supuesto cobraría grandes cantidades al desnudarse para Interviú o cuando ha contado varias veces sus aventuras. En cambio, su boda con Angel Cristo en la pista del circo del malogrado domador fue totalmente gratis para las publicaciones que se interesaron por el enlace. Una excepción romántica en su biografía tan ligada a los medios del "cuore".

bertin-osborne-interviu.jpg
Bertín Osborne en portada | Interviú

¿Y Bertín Osborne, creen que también es de la misma cofradía de los que han "vendido su cuerpo"? El madrileño-jerezano es un gran tipo. Ya le dedicaremos otro día un canto a sus bondades, a su conocida bonhomía, aunque no necesite ahora de hagiógrafos, puesto que se encuentra en lo alto de la ola, gozando de su popularidad bien ganada por sus sagaces y simpáticas entrevistas, trabajo que le supone ingresar sus buenos miles de euros. Pero vivió, como otros artistas, épocas de estar "sin tabaco"; esto es, más seco que la mojama en cuestión de "cash", al tiempo que no se comía una rosca ni en galas, ni vendiendo discos, y su popularidad estaba casi por los suelos. Es cuando, con un par, aceptó la oferta de Interviú, entonces en la vanguardia de publicar al mayor número de personajes tal y como vinieron al mundo. Y el amigo de en tu casa o en la mía, por posar en pelota viva, aunque lo que más mostró fue su ilustre trasero, ingresó en su cuenta bancaria dieciséis millones de pesetas, con los que, entre otras minucias, pudo adquirir un buen número de esos jamones pata negra que tanto le gustan. Como a mí, que estoy a dos velas. Si me lo permiten, otro día les contaré el tercero y último capítulo de muchos más entre los que se forraron con la prensa del corazón.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Vídeo: La espectacular presentación de los 'lobos' de la NBA
    2. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    3. Lluis Llach llama "cerdos" a Tajani, Juncker y Tusk tras sus demoledores discursos
    4. Todas las medidas para la aplicación del 155
    5. Puigdemont pedirá un pleno para proclamar la república y equipara al Rey con Franco
    0
    comentarios

    Servicios