'Blancanieves', la gran triunfadora

Mucha política y poco talento en otra aburrida gala de los Goya

La noche más mediática del cine español ha tenido ya algunas notas políticas, sobre todo, en el discurso del presidente de la Academia.

Concha Velasco | EFE
Publicidad
Libertad Digital

Ya se está celebrando la 27ª edición de los Premios Goya, la fiesta más importante del cine español que esta vez, y por segundo año consecutivo, es presentada por la humorista Eva Hache. El Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid acoge esta gala, que es retransmitida en directo por La 1 de TVE y que también pueden seguir en Libertad Digital.

La retransmisión se ha iniciado con un homenaje al Bienvenido Mr. Marshall de Berlanga en el que han participado Eva Hache y el propio presidente de la Academia, además de no pocos de los rostros más conocidos del cine español.

En una gala sin sorpresas, al margen de las esperables bromas sobre la subida del IVA o el incendiario discurso de Candela Peña y González Macho, el tremendo error de la actriz Adriana Ugarte, de la serie La Señora, y Carlos Santos, al leer el sobre del Goya a la mejor canción se ha llevado todos los titulares.

La actriz dio el premio a los autores de la canción original de Los niños Salvajes, de Pablo Cervantes, y cuando sus autores estaban bajando la escalera y a punto de recoger la estatuilla, ambos presentadores se dieron cuenta del error: el premio era para la película Blancanieves, de Pablo Berger. 

Los autores del estropicio trataron de arreglarlo, provocando nuevos silbidos con sus bromas y una cascada de críticas en las redes sociales, por no mencionar unos instantes ridículos e incómodos.

Duro discurso de González Macho

El presidente de la academia, Enrique González Macho ha hecho un discurso muy combativo y con un perfil político muy poco disimulado. En él ha criticado muy duramente la subida del IVA y ha asegurado que "no vamos a cejar en nuestro empeño de que se rectifique de este gravísimo error".

También ha criticado los "recortes" RTVE y ha teorizado sobre la necesidad de "una televisión pública fuerte" que según él es muy importante "para la marca España" gracias a su canal internacional.

Como tanta protesta en el año en el que el cine español ha recaudado más dinero de toda su historia González Macho se ha visto en la necesidad de que aclarar que las películas que lo han logrado "han sido producidas con anterioridad, y las de la nueva etapa se estrenarán a partir de marzo-abril. Los resultados no serán tan brillantes".

Finalmente, ha tratado de despolitizar su discurso, pero sin mucha convicción: "El cine no es de los de la ceja ni de los del bigote ni de los de la barba ni de los de ningún otro apéndice capilar. El cine nos pertenece a todos, es un derecho de los ciudadanos". 

Los primeros premios para Blancanieves

Blancanieves ha empezado con buen pie la noche llevándose los premios al mejor vestuario y la mejor dirección artística. Por su parte, Joaquín Núñez se ha llevado el Goya al actor revelación por Grupo 7, superando al joven Tom Holland cuya interpretación en Lo imposible había levando grandes elogios entre crítica y público.

Lo imposible ha logrado su primer estatuilla poco después, gracias al montaje de Bernat Vilaplana y Eva Ruiz. El siguiente premio ha sido para el cortometraje El vendedor de humo, dirigido por Jaime Maestro.

Candela Peña, por su parte, se ha llevado el Goya a la mejor actriz de reparto por Una pistola en cada mano, y después de ello ha realizado un apocalíptico discurso sobre el hospital sin mantas ni agua en el que murió su padre o la educación que dará a su hijo que ha tenido en los tres últimos años para terminar pidiendo trabajo.

El primer aplauso con toda la sala en pie ha sido para Concha Velasco, que ha recibido el premio honorífico de las manos de su sobrina Manuela Velasco. La gran intérprete española ha dado un discurso con no poco humor sobre el hecho de que todavía no había ganado el premio. Después, un número musical con la propia Concha Velasco que ha tenido el nivel habitual en las ceremonias de los Goya.

El reparto de premios ha seguido con el que probablemente haya sido el momento más ridículo de la historia de los premios: se ha llegado a decir que el premio a la mejor canción era para Los niños salvajes y cuando los premiados se acercaban al escenario se les ha dicho que no, que era también para Blancanieves

Así que en mitad de esta confusión Blancanieves se ha llevado su tercer premio y poco después ha sumado su cuarto Goya, este por la mejor música original. La réplica de Lo imposible ha llegado al obtener su sengunda estatuilla por el mejor montaje, un premio muy previsible, y la tercera por la dirección de producción.

Verdú logra su segundo Goya

La noche se ha decantado definitivamente a favor de Blancanieves con los premios al mejor guión, que se ha llevado Pablo Berger; y a la mejor actriz de reparto, que ha sido para Maribel Verdú por su papel de madastra en la cinta muda. Poco después, la cinta sumaba su octavo galardón al ganar también el destinado a la mejor fotografía.

Entre medias, Tadeo Jones se ha llevado su premio al mejor guión adaptado, un merecido galardón a una de las grandes triunfadoras en la taquilla en el pasado año que parece que ha tenido algo más de eco en la Academia del que se esperaba, ya que también ha logrado el de mejor directo novel, que ha sido para Enrique Gato

Lo imposible ha seguido con su recolección de galardones técnicos al obtener también el destinado a los mejores efectos especiales.

Actores en Grupo 7, actrices en Blancanieves

Si la cinta muda de Berger ha triunfado en los premios a las actrices, Grupo 7 lo ha hecho en el caso de los actores, ya que además del premio a Joaquín Núñez también ha sido uno de los participantes en esta cinta, Julián Villagrán, el que ha logrado el Goya al mejor actor de reparto.

Por su parte, Blancanieves se ha puesto en nueve premios con el que ha logrado en el apartado de maquillaje. La supertaquillera cinta francesa Intocable se ha llevado el premio a la mejor película europea mientras que la cubanoespañola Juan de los Muertos se ha llevado el de la mejor iberoamericana.

Los protagonistas de esta película han aprovechado su tiempo en el escenario para, bien que fuese de pasada, recordar la situación que se vive en una isla donde "no hay de nada y hacemos de todo".

Las aventuras de Tadeo Jones ha sido, como todo indicaba según avanzaba la noche, la elegida para el Goya a la mejor película de animación, un premio que corona un año impresionante y un largo rosario de galardones. Dedican su premio a "Julio Ariza, presidente del Grupo Intereconomía", ni un aplauso en la sala.

Actor, Sacristán; director, Bayona

José Sacristán ha logrado por fin el Goya tras una larguísima carrera en la que no había sido ni tan siquiera nominado: "Se ha hecho esperar, pero ha valido la pena", dice al recibir el premio. El actor alaba a la generación de cineastas "valientes" que hacen "películas tan valientes y tan amenazadas". También "hace suyas" las palabras de González Macho "y de Maribel".

Sorprendente ha sido el Goya al mejor director para José Antonio Bayona por Lo imposible, sobre todo después del transcurso de la gala y el triunfo de Blancanieves con sus 10 premios.

Bayona ha entregado el premio a María Belón, la mujer que inspiró el personaje de Naomi Watts y he reivindicado el cine, sin tamaño: "Está bien hacer películas grandes, no significa ser arrogante como hacer películas pequeñas no significa ser pobre, el cine español necesita películas grandes, medianas y pequeñas.

Finalmente, el premio a la mejor película ha sido para Blancanieves. Su director ha recordado a los presentes que el cine es "una industria" y por lo tanto "tenemos que seguir produciendo películas para nuestro público, nuestras familias y nosotros mismos". "¡Viva el cine libre!", ha remachado.

Suscripción

Lo más popular