Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

¿Fumar ya no mola?

La foto de Kendall Jenner asegurando -desnuda- que "no fuma" ha causado sensación. Y muchas se han lanzado a imitarla.

0

Fumar ya no mola o eso es lo que parece. Todo este debate se plantea cuando Kendall Jenner -la pequeña de las Kardashian- publica en su perfil de Instagram una foto en blanco y negro en la que está sin ropa. Su mano sujeta un cigarrillo, casi en una pose de un fumador habitual. La sorpresa es el texto que acompaña la instantánea:"I don’t smoke". "No fumo", en inglés. Poco después algo similar publica la modelo Bella Hadid. Un retrato de cerca, también en blanco y negro, y con un toque muy retro, en medio de esos labios carnosos y sujetado por el dedo índice y medio -que es como se suele sujetar un pitillo- aparece un cigarro. ¿Mensaje? "I quit", "lo dejo" en inglés, acompañado del emoticono de ‘no fumar’.

Estos dos ejemplos son los más recientes, pero podría estar horas escribiendo otros tantos casos de la publicidad, de la moda y de la estética en donde el tabaco cobra un peculiar protagonismo.

Hasta aquí todo parece muy sencillo. Posar fumando -o simulando esta acción- es un acto de rebeldía que, acompañado a una expresión sensual y una ropa sexy, intensifica el erotismo de la imagen. Pero choca que tales publicaciones se contradigan con un mensaje contrario a la imagen.

Apareces fumando pero no fumas. Es como si yo me fotografiara con una hamburguesa, en plena acción de morder un bocado de la misma, pero escribo "no como hamburguesas porque estoy a dieta". Es evidente que la moda siempre se ha alimentado de contradicciones y paradojas, siendo esto un intento de llamar la atención.

Pero todo ello, en medio de una etapa en la que la tendencia es cuidarse y hacer vida sana, encaja bastante bien. Hacer apología del tabaco no está de moda. Hace mucho que en las series de televisión se ha dejado de hacer -dicen que eso incitaba a fumar-, en la publicidad ya no hay cabida en Occidente para los anuncios de las marcas de tabaco, pero en la moda y en Instagram aun hay mucho recorrido para esta adicción o simple pasatiempo.

Dulceida, hace algún tiempo, también subió una fotografía con un cigarrillo en la boca y sujetado por su mano -por cierto, también en blanco y negro-. Su rostro transmite una actitud de pasotismo, indiferencia y mucha sensualidad. Pero en esta ocasión no había mensaje moral de no fumar para salvarse de las críticas. De hecho, recibió un aluvión de mensajes negativos.

Y es que estas muchachas gozan de millones de seguidores, siendo un referente para muchos jóvenes. Todo aquello que se pongan, es tendencia. Por lo que aparece fumando es dar un ejemplo poco apropiado.

Cierto es que, y tal como apuntaba anteriormente, fumar ya no mola como antes. Hoy día ingerir nicotina implica salir en pleno invierno a la calle -en medio de una fiesta o una cena- para fumar. No es como antes: en la actualiadad incluso está mal visto.

En mi defensa puedo decir que nunca he fumado. Pero mentiría si negara el misterioso erotismo que encierra la imagen de una mujer con un cigarrillo. Aunque hasta para fumar hay que tener estilo.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'Del Camino de Santiago a la cuesta de Rajoy'
    2. Vídeo: La espectacular presentación de los 'lobos' de la NBA
    3. Crece el temor a un "enfrentamiento civil" y ya se habla del Ejército
    4. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    5. Lluis Llach llama "cerdos" a Tajani, Juncker y Tusk tras sus demoledores discursos
    0
    comentarios

    Servicios