Menú

El pez que murió por gula

Uno de los peces más raros del mundo murió por comerse a otro pez bastante más largo y cuya difícil digestión supuso su trágico final.

10
El pez que murió por gula. | Museo de Historia Natural de Londres

La merendola fue tal que el satisfecho pez quedó aletargado bajo las aguas de Cabo Verde. Fuera de guardia, este pez fue atrapado por un equipo de reporteros de la BBC en 1999. Estos, conscientes de su rareza, lo entregaron al Museo de Historia Natural de Londres, donde fue identificado como Caulophryne pelagica, pariente peludo del rape, del que solo se conocían 17 ejemplares, todos ellos más pequeños.

Intrigados por el descomunal abdomen, que no querían abrir, lo guardaron en un frasco. Trece años más tarde, el experto en peces del museo, James Maclaine, ha conseguido resolver el misterio de su interior gracias a un escáner microTC, que genera un modelo en 3D a partir de miles de imágenes de rayos X.

El habitante del abdomen era otro pez bastante más largo y cuya difícil digestión supuso el trágico final de la hembra de las profundidades. Porque sin lugar a dudas se trataba de una dama.

El macho de esta especie es mucho más pequeño. Y más ¿abnegado?: vive como parásito de su pareja, asido a ella con los dientes y alimentado por su sangre. Sus órganos se van degradando poco a poco, hasta que únicamente sobreviven sus testículos, siempre listos para fecundar a los óvulos cuando ella tenga a bien expulsarlos.

También en Quo...

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Aparecen pasos de cebra pintados con la estelada
    2. Évole se ensaña con Puigdemont
    3. Así incumplen los Mossos las instrucciones de la Fiscalía
    4. Sale a la luz la causa de la muerte de Celia Fuentes
    5. Trapero da plantón a Interior y manda a un subordinado a la reunión de coordinación
    0
    comentarios

    Servicios