Ciencia
Noticias y opinión en la red
PROYECTO DEL MIT

El parte meteorológico, en la pasta de dientes

Desde ahora, no será necesario leer el periódico, ver la tele o encender el ordenador para saber qué tiempo hará. Será suficiente con lavarse los dientes.

LIBERTAD DIGITAL

Un equipo del Massachusets Institute of Technology (MTI) ha desarrollado un sistema por el cual se conectaría un tubo especial de pasta de dientes con el ordenador. Éste, a través de un programa específicamente diseñado para esta cuestión, le enviaría la información al dentífrico, que proporcionaría diferentes tipos de pasta en función del tiempo previsto para el día, según informa la BBC.

Quizás unos pocos piensen que es una genialidad mientras la mayoría crea que es uno de los inventos más absurdos de los últimos años, pero ha generado bastantes comentarios en internet. Más aún cuando desde hace años, existen aplicaciones que informan de las condiciones meteorológicas en muchos móviles. ¿Cuánto estaría dispuesto alguien a pagar por esta pasta mágica?

El invento funciona de la siguiente manera. La pasta sabe a menta (porque un programa envía más cantidad de este ingrediente) cuando la temperatura exterior es fría y helada. Si el sol sale por la mañana, el sabor del cepillado dental será a canela. Si la pasta se vuelve azul, quiere decir que la lluvia viene en camino. Los diseñadores esperan que la tecnología podría funcionar con un equipo portátil de baterías aplicado a un tubo normal de pasta dental.

Los científicos del Massachusets Institute of Technology, MTI, elaboraron el dentífrico como parte de un proyecto para integrar objetos de uso diario con la tecnología de la comunicación. "La idea es aprovechar el flujo natural y continuo de interacción que ya tenemos y dejar que el dentífrico nos diga si tenemos que llevar una sombrilla", explicó a la BBC David Carr, uno de los investigadores encargados del proyecto.

El problema es que quizás lleve más tiempo enganchar la pasta de dientes al ordenador que encender éste y ver la previsión del tiempo en cualquier web. Los científicos aseguran que su intención es aplicar las nuevas tecnologías a los objetos más cotidianos. No se sabe si hasta ahora han tenido mucho éxito. Su próximo proyecto: una billetera que se vuelve cada vez más difícil de abrir a medida que se agota el efectivo dentro de esta.