Cine
Noticias y opinión en la red
Confesiones de un cinépata

¿Es 'After Earth' propaganda secreta de la Cienciología?

After Earth fue diseñada por su estudio para ser uno de las grandes apuestas de este verano cinematográfico. Pero en lugar de eso, la película es ya el gran fracaso de la temporada, dada su baja recaudación y horribles críticas. Ingredientes para el éxito no le faltaban: una estrella hasta ahora infalible (Will Smith), un director de bandera (M. Night Shyamalan) y un popurrí de géneros populares (aventuras y ciencia ficción). Una gran producción ideada por Smith para su propio lucimiento y el de su hijo Jaden, que la protagoniza junto a él, en manos de un realizador de prestigio, pero que en unos pocos años ha visto como el éxito comercial y crítico de El Sexto Sentido era sustituido (debido a largometrajes como Airbender o El incidente) por el escarnio, el ridículo y la etiqueta de "director maldito".

Y es que la película rindió muy por debajo de las cifras esperadas, con unos exiguos 27 millones de dólares, quedando tercera y por debajo de una mucho menos ambiciosa y exhibida en bastantes menos cines, el thriller de robos Ahora me ves, y la imbatible cinta de acción Fast & Furious 6, que conservó el liderato de la semana anterior sin dificultades. Las previsiones más optimistas no la sitúan muy por encima de los 60 millones de dólares, menos de la mitad de su presupuesto de 130 (sin incluir publicidad).

Pero la película dirigida por Shyamalan, cuya presencia tras las cámaras ha sido ocultada por su estudio tanto como le ha sido posible (su nombre no aparecía en la campaña de promoción del largometraje, ni en los tráilers o vallas publicitarias) tiene otro frente abierto en su país. Y es que no faltan voces que lo acusan de ser propaganda de la Iglesia de la Cienciología.

The Hollywood Reporter publicó una reseña especial del filme realizada por el cienciólogo Marc Headley, en el que la integrante de esta sect… perdón, organización, consejero de Tom Cruise y autor de algún best-seller sobre esta disciplina, aseguraba que había un buen número de "coincidencias" o similitudes entre el guión y la doctrina propagada por L. Ron Hubbard (que, si recuerdan, ya dio su salto al cine a colación de la adaptación Campo de Batalla: la Tierra, uno de los grandes fracasos del 2000 y la gran losa que aún arrastra su estrella principal, el también cienciólogo John Travolta).

Sin ir más lejos, el eslogan publicitario del filme, "El peligro es real, el miedo es una opción"; o algunas de las enseñanzas del padre interpretado por Will Smith a su hijo, "vive el momento presente"; "¿qué ves, sientes, hueles?", tema central del largometraje, responden a postulados de la Iglesia, señalando también una serie de paralelismos entre el climax, que sucede dentro de un volcán, y lo escrito por Hubbard en su tratado Dianética: El poder del pensamiento sobre el cuerpo, en cuya portada aparecía precisamente eso… un volcán.

Para la periodista Nikki Finke la cuestión no es si Will Smith o M. Night están lanzando secretamente proclamas cienciólogas al público, sino por qué una publicación prestigiosa como THR ha dado la oportunidad a uno de ellos para escribir una reseña en vez de a sus críticos habituales. En todo caso, otros autores han encontrado similitudes entre la película y la doctrina ciencióloga, ésa que Paul Thomas Anderson criticó de manera explícita en The Master: al fin y al cabo, lo que el filme narra es la batalla de un padre y un hijo contra un enemigo invisible, el miedo, así como el proceso de adiestramiento del primero al segundo en un entorno hostil (algo que los seguidores de Shyamalan reconocerán de inmediato, en tanto entronca con el minimalismo formal que siempre ha exhibido el hindú).

Sea como fuere la crítica norteamericana, que se la tiene jurada al director desde La joven del agua, ha dado buena cuenta de la película. Algo que las agencias de noticias no han tardado en recoger. He aquí algunos de sus párrafos:

"En ninguna parte se nota la presencia del talentoso director de El Sexto Sentido que una vez nos trajo piezas intrincadamente elaboradas y prestidigitación cinemática, incluso con la más pequeña de sus películas". Scott Foundas, de Variety

"Los estudiantes informales de la cienciología podrían reconocer esas máximas debido a que el miedo y su derrota reciben mucha prominencia en Dianética, un texto básico del creador de la cienciología, el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard". Manohla Dargis, de The New York Times.

"El sermón hace eco de un tema central de la cienciología. ¿Es ése el subtexto de la producción o hay razones aún sin descubrir por las cuales el humor y la humanidad han sido esencialmente proscritos?, ¿por qué todo el mundo luce tan incómodo?, ¿por qué la misma noción de entretenimiento ha sido prohibida para favorecer una didáctica moralizadora?, y ¿por qué Smith, quien ha sido un artista tan brillante durante años, luce como si se hubiera sometido a una 'carismasectomía'?". Joe Morgenstern, de The Wall Street Journal

"El filme es soso, aburrido, sin gracia". Richard Corliss, de la revista Time.

Preguntas, preguntas. ¿Encontrará Shyamalan defensores en Europa, como le ocurrió con La Joven del Agua o El Incidente? ¿Se merecía ese maltrato crítico Airbender: El último guerrero? (oh, sí) ¿Han pagado cara Smith y Shyamalan su autocomplacencia? (sin duda). Y… ¿se ha convertido Shyamalan en un artista infravalorado por un público ansioso de emociones intrascendentes, o bien un director víctima de sí mismo? (me da que las dos cosas).

After Earth se estrena en España el 28 de junio.

Acceda a los 6 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular