Menú

La orgía sangrienta propia del mejor Álex de la Iglesia

El director vasco es el encargado de inaugurar la vigésima edición del Festival de Málaga.

0
La última orgía sangrienta de Álex de la Iglesia

Y por fin llegó el día en que Álex de la Iglesia inauguró el Festival de Málaga. El director había presentado hasta ahora de todo: inicios o finalización de rodajes, películas como productor... pero faltaba el plato fuerte. Y qué plató. Hablamos de El Bar.

Siempre he sido un fan incondicional del cine de Álex de la Iglesia, perdonándole incluso esos finales que no sabía resolver como en Las brujas de Zugarramurdi. Sin embargo, El Bar se sitúa entre sus mejores películas, "la mejor" dice él. Digna sucesora de su mejor cine como El día de la bestia o La comunidad.

el-bar-alex-de-la-iglesia-rodaje.jpg

El punto de partida es sencillo: un grupo de personas desayuna en un bar del centro de Madrid. Cuando uno de los clientes abandona el local recibe un disparo en la cabeza. Otro cliente sale a socorrerle y recibe otro disparo. El resto del grupo comprende que no pueden salir. La calle queda desierta y nadie dice nada en TV sobre lo sucedido. ¿Qué está pasando? En ese momento cada persona sacará lo mejor y lo peor, sobre todo esto segundo, para intentar salir de esta situación con vida.

Lo que hasta ese momento era un simple grupo de personas desconocidas desayunando juntas, cada cual más dispar, empezarán a necesitar de una forma desesperada saber algo más del que compartía barra con ellos, ¿quién es y qué puede hacerme? ¿Será él? Y aquí es donde radica uno de los pilares fuertes de la película, los personajes. O más concretamente, el arco de los personajes, cómo empieza cada uno y cómo termina, su evolución.

Álex de la Iglesia contaba a Es Cine que eligió como escenario un bar, que por cierto está inspirado en uno muy famoso del centro del Madrid, porque "es un sitio que comparten muchas personas sin dirigirse siquiera la palabra y sin saber quién es el que está en la mesa de al lado, pudiendo ser un asesino en serie".

Álex ha vuelto a mostrar su inteligencia a la hora de seleccionar el casting. Actores como Secun de la Rosa o Carmen Machi vuelven a demostrar su saber hacer ante una cámara con unas interpretaciones sobresalientes. Sin embargo, quiero detenerme en Mario Casas y Blanca Suárez.

Mario tendrá que agradecerle siempre a Álex de la Iglesia su empeño por mostrarnos su lado más desconocido. El actor se hizo famoso por interpretar al malote que salva a la niña pija de una vida aburrida en Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti. También le hemos visto interpretar al chico que tiene que madurar a fuerza de los acontecimientos como en Grupo 7, Ismael, Palmeras en la nieve o Toro.

Sin embargo, los tres papeles que le ha dado Álex han sido a cada cual más distinto. En Las brujas de Zugarramurdi interpretó a un joven al que, dicho de manera fina, le faltan un par de veranos. Luego en Mi gran noche dio vida a un cantante de moda descerebrado. En ambos papeles conocimos su vis cómica. En esta ocasión da vida justo al personaje opuesto por el que se dio a conocer, un hipster cobarde.

mario-casas-rodaje-el-bar-hipster.jpg

En el caso de Blanca, al igual que con Mario, sus mejores interpretaciones han sido en películas de Álex de la Iglesia. Lo fue de chica torpe y un poco cortita en Mi gran noche y ahora de niña pija en El Bar. Ambos reconocían en los micrófonos de esRadio que "se tiraron a la piscina", que "con Álex, lo que él nos pida".

el-bar-rodaje-blanca-suarez-claqueta.jpg

¿Y el final?

Tranquilos que no hay ningún spoiler. Las críticas que ha recibido últimamente Álex de la Iglesia iban dirigidas a su forma de terminar las películas. Le pasó en las recientes Balada triste de trompeta o Las brujas de Zugarramurdi. Pero si hay un denominador común en todas es su apoteosis final, una orgía de sangre, violencia, desenfreno y ritmo trepidante que a veces se le iba de madre.

Pero El Bar, con toda esa orgía de acontecimientos que mencionaba incluida, tiene un buen cierre. Unos personajes que han evolucionado, para bien o para mal, y que en todo momento sólo buscan una cosa: sobrevivir.

hqdefault.jpg

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los muertos podrían seguir conscientes durante horas
    2. El 'Girautazo': antológico repaso del portavoz de Cs a CiU sobre Tarradellas en La Sexta
    3. Iglesias se ve forzado a escribir una carta a sus militantes para explicar su posición sobre Cataluña
    4. Pablo Planas: 'Primeros efectos del 155'
    5. 'Le Monde' vuelve a la carga y critica en un duro editorial a Puigdemont y TV3
    0
    comentarios

    Servicios