Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Crítica: 'Lego Ninjago: La Película'. Las películas Lego bajan el nivel

Las películas Lego van bajando el nivel. Tras la excelente 'Legopelícula', esta tercera 'Ninjago' apenas alcanza su nivel.

0

Un rápido vistazo a los créditos finales de Ninjago, tercera película de la franquicia Lego que tanto éxito ha reportado con La Legopelícula y Batman: La Legopelícula, explica fácilmente todos los males del evento basado en la serie televisiva y los juguetes homónimos. Tres directores, seis guionistas (además de otros siete nombres vinculados a la historia), diecisiete productores y productores ejecutivos y cuatro montadores son, simplemente, muchas manos para cocinar un filme infantil formulario que, sin llegar a arruinar los méritos de las dos (frescas) aportaciones anteriores a la franquicia, sí delata el único interés del estudio a la hora de mantener viva su saga.

Ninjago es un filme entretenido y desde luego, no delata en su transcurso una excesiva confusión que atribuiríamos a semejante ficha técnica. Pero sí es la primera entrega de la saga cinematográfica Lego en la que se acusa el cansancio de la fórmula, y además, bastante. Repleta de ruido, color y en perpetuo movimiento (punto positivo), el filme pierde sin embargo toda la poesía de la aportación inicial de Phil Lord y Chris Miller, al fin y al cabo dos directores con identidad propia. Ninjago carece del juego referencial y satírico de aquella, que aunaba personajes como Superman, Batman o Gandalf en una aventura que recogía el lenguaje del blockbuster destructivo pero que resonaba a diversos niveles. Si en aquella la jugada casi metafísica en imagen real (que aportaba un nuevo nivel al relato) tenía lugar al final del largometraje, aquí se sucede al principio; un ejemplo perfecto de que todo está masticado y comido para las audiencias deseosos de otro fenomenal "product placement". Paralelamente, si el humor venía provenía en las dos entregas previas de gags visuales y paródicos, aquí (al menos en el doblaje español) se abusa de los chistes coloquiales.

Al margen de esto, y del tópico orientalista que define Ninjago (y que el filme naturalmente no se toma demasiado en serio), la película de Charlie Bean, Paul Fisher y Bob Logan también va a rebufo en todo lo demás: desde la comedia de instituto de su primer acto hasta el homenaje a Michael Bay de sus abundantes escenas de lucha. Todo está suficientemente engrasado y resulta incuestionablemente dinámico, pero la formidable gracia de la excelente La Legopelícula (e incluso del inferior, pero más que suficiente, spin-off dedicado a Batman) está aquí peligrosamente ausente.

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    2. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    3. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    4. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    5. La Guardia Civil toma declaración al director de 'La Vanguardia'
    0
    comentarios

    Servicios