Menú

Savater vuelve a la niñez

La infancia recuperada es un libro sobre el amor a los libros y sobre la fuerza absorta de leer.

0
Portada de 'Infancia recuperada' | Editorial Taurus

Cuando Fernando Savater piensa en su infancia, piensa en libros. Y esto es lo que trae en su libro. "Recuperado", que no "recobrado", porque para Savater todas y cada una de las palabras que contiene, tienen su significado. La infancia recuperada, reeditada por Taurus, recopila lecturas de la niñez, una vuelta a los orígenes, con sabor a nostalgia.

Este es un libro souvenir, que tiene algo de volumen de memorias, y nada de tratado científico. Es un recuerdo de buenas historias, títulos ahora quizá olvidados, que en su momento fueron best sellers. ¿Por qué unos libros perduran y otros sucumben a las modas? Nadie lo sabe (o los que lo saben, no lo cuentan: ahí está el marketing editorial). Hay libros que hay que tener en casa, porque son la infancia. Porque hay un cambio literario que llega con la edad: la muerte del héroe, que se torna en historias reales o fantásticas, pero más emocionales. Por tanto, lo que recupera Savater no solo es solo la niñez, sino también la imaginación:

Los forofos de la desmitificación deben abstenerse. Aquí no se desmitifica nada más que la necesidad compulsiva de desmitificar, pasión de individuos,que ignoran lo que es un mito - la Justicia o la Igualdad no lo son menos, ni más, gloriosa e imprescindible que el Honor, la Nobleza o el Valor- y carecen de reaños para la creación libre, que es lo auténticamente denostado hoy.

Habla de los libros que recordarán esos niños que ahora cumplen 50 años, como Guillermo Brown, un travieso niño británico que fue un fenómeno editorial. Un chico rabiosamente inglés, que se evade en un cobertizo, bebe agua de regaliz, y está en los antípodas de las vivencias de aquellos niños que -sin embargo- se sentían tremendamente identificados con sus historias y aventuras. Libros que le podrán gustar a la Infanta Leonor, y a más de un lector, porque no hemos de despreciar los clásicos.

los-cinco-libro.jpg

Se recomiendan muchos títulos para niños escritos por mujeres: JK Rowling, Richmal Crompton Lamburn, o Enid Blyton. Simplemente porque hay más mujeres que han acertado con la literatura que gusta a los niños. No hay que descuidar la narrativa de este tipo de literatura, son muy exigentes, nada ingenuos.

La curiosidad literaria hay que mantenerla desde jóvenes, porque autores como Robert L. Stevenson, Julio Verne, Zane Grey, Jack London, H.G. Wells, Karl May y Conan Doyle se pueden leer perfectamente hoy en día. Este Infancia recuperada es un libro para regalar, porque regala recomendaciones y lecturas, por encima de las modas y de las edades.

Un libro souvenir en el que regala buenas recomendaciones, vivencias y recuerdos. Las historias de aventuras narradas por el protagonista, en el que había un trasfondo del autor. Las obras más complejas, con personajes paródicos, en las que no hay un contexto único, intentando contar lo mismo, hace que se pierda cierta llaneza.

su-marlowe-chandler-171209.jpg

Fernando Savater dice estar cansado de la novela negra, pero de la actual: demanda aparte algunos clásicos como Chandler. Detesta estas historias en las que todos son lo mismo, pero en diferentes escenarios: Noruega, Suecia o donde sea. Lo que hay que reivindicar es la novela policíaca en la que se mostraba un enigma: el quién lo hizo. Esto va más allá de ‘el análisis de la realidad social’, que es lo que pretenden vender, y que no lleva a ninguna parte.

Hablando de gustos literarios Savater no se corta y dice, sin pudor, que le gusta la novela histórica bien hecha: pero, ojo, no ese contrasentido de historias en la que los personajes de siglos atrás hablan como los chavales de hoy en día. Es cierto que en el siglo XII tenían las mismas pasiones que nosotros: amor, celos, muerte, venganza… pero se expresaban de otra manera. Le gustan especialmente las descripciones de lo real, bien contadas, pero sin mezclar hitos falsos con verdaderos.

De su relación de amor con los libros nace una reflexión: "Realmente somos los lectores los inquilinos de los libros, porque ellos nos poseen y ocupan el espacio de las casas". Lo cuenta como lector empedernido que ha llegado a comprarse los mismos títulos en varias ocasiones, porque no los encontraba por casa (ya se sabe: mudanzas, hijos en edad escolar que tienen lecturas obligatorias…). Esto de perder libros es patológico, le ha llegado a pasar eso de tener que comprar sus propios libros.

Este es un libro sobre libros: un libro sobre el amor a los libros y sobre la fuerza absorta de leer. Debe haber cierta nostalgia en este tipo de lecturas, pero sin perder el norte: no es una búsqueda del desencanto.

Contiene un prólogo no específico para esta edición: es el que escribió en su día para la edición de bolsillo (aparecida diez años después de su publicación original), y en el que explica los motivos que le impulsaron a escribir este libro y aclara algunos malentendidos en torno a sus propósitos.

Fernando Savater, La infancia recuperada, Edición Especial 45 aniversario, Taurus, 2017. (Fecha de publicación original: 1972), 248 páginas.

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Vídeo: La espectacular presentación de los 'lobos' de la NBA
    2. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    3. Lluis Llach llama "cerdos" a Tajani, Juncker y Tusk tras sus demoledores discursos
    4. Todas las medidas para la aplicación del 155
    5. Puigdemont pedirá un pleno para proclamar la república y equipara al Rey con Franco
    0
    comentarios

    Servicios