Menú

'El Domingo de las Madres', de Graham Swift

Ese día del año las criadas vuelven a sus casas para honrar a sus madres, menos Jane. El escritor británico nos lleva a la Inglaterra del siglo XX.

0
Detalle de la portada 'El Domingo de las Madres' | Anagrama

Inglaterra, 30 de marzo de 1924. El Domingo de las Madres es el día en el que las criadas vuelven a sus casas para visitar a sus familias y honrar a sus madres. Las que tienen, claro. Para otras, como Jane, la doncella huérfana de los Niven, es un día libre. A sus veintidós años, utiliza este domingo para reunirse de forma clandestina con Paul Sheringham, heredero de una de las familias vecinas, con el que mantiene una relación a pesar de la diferencia de estatus y su condición de hombre prometido. Ese día, ese espléndido y luminoso domingo de marzo, cambiará el resto de sus vidas.

No se dejen llevar por la portada. Graham Swift (Londres, 1949) nos lleva con El Domingo de las Madres (Anagrama) a la Inglaterra del primer tercio del siglo XX, una época de rituales en decadencia, familias venidas a menos y matrimonios concertados. Las clases sociales imperan hasta en el reparto de bicicletas: las hay de primera y de segunda. El escritor británico asegura que si le diesen una moneda cada vez que han comparado su novela con la serie Downton Abbey, sería rico. Esta corta joya es mucho más. Swift exhibe una narrativa absorbente, con cambios de ritmo drásticos, concatenación de elipsis, analogías de increíble originalidad y una precisión en los detalles apabullante -el más simple gesto se trasforma en ilimitado-.

Swift (El país del agua y Últimos tragos), saca un rédito exquisito a una sola escena, que con saltos en el tiempo, extiende en las casi 170 páginas que ocupa el libro. Ese encuentro sexual entre Jane y Paul -cargado de erotismo y sugerencia- que será decisivo. Construye un personaje femenino rico en matices. Jane pisa el suelo con firmeza, es una criada que acepta su condición sin compadecerse.

Si un día tuviera que irse con precipitación -algo que siempre podía ocurrirle-, podría hacerlo perfectamente.

Es directa, arriesgada, emprendedora, inteligente, aguda y juiciosa.

Ella poseía ya muchas palabras que normalmente no entraban en el vocabulario de las criadas. Incluso la palabra "vocabulario" podría contarse entre ellas….Las reunía tal como aquellos pájaros de afuera hacían acopio de material para sus nidos.

La evolución de Jane es maravillosa. Acrecentará su interés por la lectura con Joseph Conrad como autor de cabecera, bordeará el clasicismo británico de la época y encontrará su propia identidad.

Swift opta por una voz narradora diferente, que en ciertos momentos simplemente relata la escena, otras indaga en el pensamiento y percepciones de Jane y otras, que supone el mayor acierto de la novela, fabula con las posibilidades del presente y el futuro. Unas serán verosímiles, otras fantasiosas y otras anheladas, utópicas o desgarradoras. Al fin y al cabo, son solo suposiciones, porque "como en la vida, el hecho y la ficción están siempre fundiéndose".

Graham Swift. El Domingo de las Madres. Anagrama, 2017. 168 páginas. ISBN: 9788433979766.

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Silvia Charro, despedida de forma fulminante tras su desmadrado vídeo sobre las hipotecas
    2. Jorge Javier Vázquez: "Rompí con mi novio por el tema catalán"
    3. Gustavo González llevaba una doble vida con María Lapiedra
    4. Detenido el presunto asesino de dos guardias civiles y su acompañante en Teruel
    5. Hernando se derrite por agradar a Wyoming y baila con Irene Montero
    0
    comentarios

    Servicios