Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La innata genialidad de Jane Austen en sus 'Cartas' más íntimas

Cartas (dÉpoca) es la primera edición íntegra en castellano de la totalidad de las misivas que se conservan de la gran novelista inglesa.

0

La gran capacidad observadora de Jane Austen (1775-1817) convirtió su obra en un documento social e histórico de la época. Retrató la vida doméstica como lo hicieran Diego de Velázquez o Johannes Vermeer en sus lienzos, permitiendo al lector ser un personaje silencioso de la escena. Le permitió mirar por las pequeñas aberturas realizadas en la pared para que observase de primera mano lo que en esas habitaciones ocurría. El resultado no hubiera sido el mismo, por supuesto, si las novelas hubieran prescindido de su desbordante estilo satírico y gran ingenio. Ha logrado que, dos siglos después, sigan siendo leídas.

portada-cartas-jane-austen_1.jpg

Con motivo del bicentenario del nacimiento de la novelista británica, la editora dÉpoca ha lanzado Cartas, la primera edición íntegra en castellano de la totalidad de las misivas que se conservan de Austen. La correspondencia personal de la autora va acompañada de índices biográficos, topográficos y anotaciones de las obras a las que hace referencia. Las misivas se dividen en seis partes y cada una de ellas va precedida de una introducción que contextualiza los hechos, lugares y personas a las que hace referencia.

"Respetar su memoria ha sido siempre nuestra principal pretensión al traducir y editar estas Cartas (…) Y ahora, lo que resta es deleitarnos con la lectura para volver doscientos años atrás y espiar por la cerradura la vida cotidiana de Jane, su gran familia, sus amigos y los conocidos con los que se relacionó durante toda su vida, intentando -sin descanso- descubrir las pistas que nos ayuden a comprender mejor sus novelas, y por encima de todo, la innata genialidad de su autora", aseguran los editores en el texto que acompaña a Cartas.

CassandraAusten-JaneAusten.jpg
Retrato pintado por su hermana Cassandra Austen

Esa correspondencia tiene principalmente un destinatario, su hermana Cassandra. Se cuentan cosas propias de las jóvenes de su clase y su edad – los bailes y tertulias a los que acudían o el interés por la moda y la música del momento-.

Fuimos terriblemente amables al llevar a James en nuestro carruaje aunque ya íbamos tres; pero se merecía de veras un premio tras la gran mejoría que ha experimentado últimamente en su manera de bailar. Pág. 35

Lejos de ser banalidades o meras cursilerías de jovencitas, Austen se convierte en fiel cronista de los aspectos más íntimos de su propio hogar y nos proporciona una información espléndida sobre la vida provinciana y la campiña inglesa de principios del siglo XIX, desde la libertad que da una carta que, en teoría, solo su destinatario iba a leer: las expresiones que se usaban, los menús que se degustaban, los tocados que todas las chicas querían, las pretensiones de la clase media o la moral impuesta. Es una Jane Austen historiadora.

No puedo dejar de pensar en lo que me cuentas de la señora E.H...que la vanidad del conde le ha tentado a inventarse la historia de la antigua forma de vida de ella para conseguir un mayor triunfo al tenerla más segura. Me atrevo a decir que ella no es, de hecho, más que una inocente chica de campo. Pág. 113

Jane Austen dotaba a las cartas de la misma ironía y tono cómico de sus novelas:

jane-austen-carta_1.jpg
Carta escrita por Jane Austen | dÉpoca

El vendedor ambulante tuvo la amabilidad de librarme de una cierta cantidad de mi dinero a cambio de seis camisones y cuatro pares de medias. Pág. 71

Hace unos días me tomé la libertad de pedirle a tu sombrero de terciopelo negro la red del forro, cosa que hizo sin rechistar y que me permitió aumentar considerablemente la dignidad de mi tocado, que antes era demasiado vulgar para mi gusto. Pág. 77

Los lectores de las novelas de Austen hallarán en este epistolario el germen de sus obras, como bien describen los editores: "A medida que avanzamos en la lectura de las cartas, obtenemos una información privilegiada sobre la vida de Jane Austen y, en definitiva, nos da las pautas para entender a los personajes que las pueblan, tan análogos a los descritos en sus novelas".

De niña a escritora

Cartas es la mejor biografía de Jane Austen que pueda existir. Se desvelan las relaciones personales en Bath, por entonces foco del turismo de familias acomodadas y aristócratas; o el varapalo emocional y económico que supuso la muerte de su padre. El lector descubre cómo las hermanas Austen deben ajustarse a unos ingresos más moderados. También hay años de calma y creatividad. La autora de Emma escoge el papel de tía soltera dedicada a sus hermanos y sobrinos, que disfruta de largos viajes a Londres y escribe a escondidas. Nadie ajeno a la familia conocía su condición de escritora. En las misivas, se desprende cómo quiere que siga siendo así y cómo su hermano revela que es la persona detrás de Orgullo y Prejuicio.

jane-austen-carta2.jpg
Carta escrita por Jane Austen | dÉpoca

Austen forja una personalidad alejada del modelo de mujer de la época, con firmes principios, como se desprende de la carta que envía a James Stanier Clarke, bibliotecario del príncipe regente en Carlton House:

Es usted muy amable al indicarme el tipo de composición que me recomendaría en este momento, y soy plenamente consciente de que una novela histórica basada en la Casa Sajonia – Coburgo podría ser de mucho mayor provecho o popularidad que las imágenes de la vida doméstica en un ambiente rural que yo describo. (…) No podría ponerme a escribir seriamente una obra de ese tipo salvo con el fin de salvar mi vida; y si se hiciera indispensable para seguir viviendo y no pudiera reírme nunca de mí misma o de los demás, estoy segura de que me colgarían antes de terminar el primer capítulo. No; debo mantener mi propio estilo y seguir mi propio camino; y, aunque nunca llegue a triunfar en él, estoy segura de que fracasaría por completo si no lo hiciera. Pág. 579

En los últimos meses de su vida, la enfermedad hizo mella en su ánimo. Hay una carta especial enviada a su amiga Sharp: "Si llego a vieja, desearé haber muerto ahora, bendecida por la ternura de una familia como la mía, antes que sobrevivir a cada uno de ellos o a su afecto".

Jane Austen murió el 18 de julio en los brazos de su hermana Cassandra y enterrada en el ala norte de la catedral de Winchester. "Jamás un ser humano ha llorado tan sinceramente como aquellos que acompañaban los restos de nuestra amada criatura. ¡Pueda el dolor con el que ha sido separada de la tierra ser un presagio de la alegría con la que será recibida en el cielo!", escribió Cassandra. Tras la muerte de Jane, su hermana quemó gran parte de la correspondencia que intercambiaron, por ser, a su entender, demasiado intimo para que vieran la luz.

Jane Austen. Cartas. dÉpoca, 2017. Traducción de Eva María González. Introducción y Apéndice de Susanna González. Ilustración de cubierta Miguel G. Díaz. ISBN: 978-84-938972-5-3. Precio: 29,50 euros. 752 páginas.

Temas

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Estupor por la última actuación desafinada de Rosa López
    2. Guerra de navajazos tuiteros entre Daudén Ibáñez y Juan Carlos Rivero
    3. Melissa Gilbert denuncia el acoso de Oliver Stone: "Me puso de rodillas en una audición"
    4. Las Fuerzas Armadas llevan la operación Eagle Eye hasta Cataluña y despliegan una batería antiaérea
    5. El Gobierno impide que Extremadura dedique más hectáreas al cava hasta 2020
    0
    comentarios

    Servicios