Menú

Un examen en blanco inspiró 'El hobbit' de J.R.R. Tolkien

Se cumplen 80 años de la publicación de un libro que ha fascinado a generaciones de lectores.

0
Bilbo Bolson, uno de los hobbits más famosos de Tolkien. | Youtube

El hobbit es uno de los libros más vendidos de la historia y todo ese universo nació de un examen en blanco. La inspiración es caprichosa, aparece cuando menos se la espera. "Que las musas te pillen trabajando", piensan algunos artistas. Pero en el caso del escritor J. R. R. Tolkien las musas, más bien, le interrumpieron una tediosa y soporífera jornada laboral. El profesor de Oxford, según confesó en una entrevista en 1968 en la BBC, corregía exámenes un día de verano de 1928 cuando se le presentó la idea de estos personajes que han cautivado a generaciones de lectores en todo el mundo.

"Aún estoy viendo la esquina de mi casa en el número 20 Northmoor Road. Tenía un montón de exámenes delante de mí y poner nota en verano es una tarea inmensa, muy laboriosa y, por desgracia, aburrida. Recuerdo que cogí un examen y estuve a punto de darle un punto de más, o cinco, porque una de las páginas estaba en blanco. ¡Glorioso! ¡Nada qué leer! Y garabateé, no sé por qué: 'En un agujero en el suelo vivía un hobbit'", narró Tolkien.

foto-el-hobbit-.jpg
Adaptación cinematográfica de 'El hobbit' | Youtube

De esa frase sin sentido partió un universo infinito, el de los hobbits, pequeños hombres que habitaban en La Comarca junto al mago Gandalf y un grupo de enanos. En el escritorio donde el profesor de Lengua y Literatura inglesa evaluaba los conocimiento de sus alumnos, en una habitación de una casa en el número 20 de Northmoor Road, J.R.R. Tolkien escribió El hobbit. Es "el mejor cuento para niños escrito en los últimos 50 años", dijo el poeta inglés W. H. Auden.

No solo conquistó a los niños, sino a millones de adultos. A esa primigenia idea le añadió trazas de leyendas nórdicas, cuentos tradicionales, poemas épicos y sus conocimientos sobre lenguas arcaicas. Pero la Tierra Media no salió únicamente de su imaginación. El escritor se miró en el espejo para dotar a estos seres de personalidad. "Yo soy de hecho un hobbit, en todo salvo en la estatura", confesó el autor, según recoge el documental de Simon Backès Tolkien, las palabras, los mundos (2014). "Me gustan los jardines, los árboles y las tierras cultivadas sin recurrir a las máquinas. Fumo en pipa, me gusta la buena comida sencilla, sin refrigerar, pero detesto la cocina francesa. Me encantan las setas que se recogen en el campo. Me acuesto tarde y me levanto tarde. No viajo mucho", añadió.

A principio de los años 30, el libro, que Tolkien leía por capítulos a sus hijos cada noche, se completó. Cayó en las manos de una de sus antiguas alumnas, que trabajaba en la editorial Allen & Unwin. Se publicó por primera vez en Reino Unido el 21 de septiembre de 1937, es decir, hace justamente 80 años. El éxito fue inmediato y miles de lectores escribieron a la editorial reclamando más aventuras de los hobbits. Tolkien les ofreció El Señor de los Anillos y El Silmarillion.

Temas

En Cultura

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Cristina Pedroche, más allá de un vestido de fiesta
    2. Lo que esconden las firmas de Leonor y Sofía en la felicitación navideña
    3. 'Igor el Ruso' ingresa en la cárcel de Teruel
    4. Federico Jiménez Losantos: 'La ruina de Cataluña y la ruina de España'
    5. Carmena paraliza la construcción de 100.000 nuevos pisos para la clase media
    0
    comentarios

    Servicios