Men

聲gela Molina prepara un disco de boleros

Pese a la popularidad de la banda sonora de algunas de sus pel獳ulas, 聲gela Molina no quiso definirse como cantante. Hasta ahora.

1
聲gela Molina | Cordon Press

Tiene 聲gela Molina una mirada brillante, profunda, acentuada por unas ojeras que resaltan su belleza, y esa fotogenia de la que se enamorara Luis Bu雝el cuando ella fue elegida, a los veintid鏀 a隳s, como una de las dos protagonistas de Ese oscuro objeto del deseo. Si en su rostro hay surcos de arrugas y le blanquea el pelo cuando lo lleva natural, ella no se preocupa. Al contrario: asume con normalidad el inevitable paso del tiempo, sin un atisbo de lamento.

Viene la actriz madrile鎙, que este pasado octubre ha cumplido cincuenta y ocho oto隳s, de rodar su ltima pel獳ula en Marruecos. Con la satisfacci鏮 de haber recibido ese mismo mes la Medalla de Oro de la Academia de Cine "como reconocimiento a toda su carrera". Y embarcada ahora en un atractivo proyecto: la grabaci鏮 de un disco de boleros.

Es muy posible que los m嫳 j镽enes la encuadren s鏊o en su faceta de estrella de la pantalla, actividad que inici a partir de 1974. Pero, antes de dar ese decisivo paso, la tercera de los ocho hijos del cantaor y cancionero malague隳 Antonio Molina, am幯 de recibir clases en la Escuela de Arte Dram嫢ico, estudiaba ballet cl嫳ico y danza espa隳la. Cantaba en la intimidad familiar. Se sab燰 las mejores coplas de su padre, aunque nunca se decidi a repetirlas cara al pblico. Se anim a grabar su primer disco contando treinta y un a隳s. Aquella experiencia le depar conocer a Georges Moustaki, el de "Le m彋廦ue", un griego que fue amante fugaz de Edith Piaf, con quien registr un do, "Muertos de amor", lo m嫳 sobresaliente del resto del Cd, que se titulaba "Con las defensas rotas", que hoy podr燰 catalogarse como raro, posiblemente buscado por coleccionistas, nunca reeditado.

Si 聲gela Molina no alcanz entonces mayor relieve como cantante no quita para que se le reconociera como muy dotada para la msica. Lo que ocurri, probablemente, es que no defini su estilo con aquellas baladas, que parec燰n estar al margen del mercado y la moda. En cambio, cuando rod Las cosas del querer en 1989, pel獳ula que tuvo una segunda parte seis a隳s despu廥, conquist a un pblico mayoritario con una selecci鏮 de coplas cl嫳icas como "Coplas de Luis Candelas", "Pepa Bandera", "Tatuaje", "Tani", "Canta guitarra" y la que daba t癃ulo a los dos filmes, entre otras recreaciones de 憖itos que hab燰n estrenado entre los a隳s 30 y 50 Concha Piquer, Juanita Reina y algunas glorias m嫳 del g幯ero. Lo sobresaliente del caso es que 聲gela no copiaba a ninguna de ellas, manten燰 la esencia de aquellas canciones de postguerra de Quintero, Le鏮, Quiroga, Valverde, Monreal, Jofre y Bola隳s…, historia sentimental de un duro periodo de la vida espa隳la, y les insuflaba un aire personal. ¿Herencia paterna? El caso es que demostr su arte.

Mas 聲gela, a pesar de la buena acogida de ambas cintas (sobre todo la primera) y de la difusi鏮 de un par de discos conteniendo la banda sonora de las mismas, no quiso presentarse cara al pblico como cantante. Nos aventuramos a elucubrar que hubiera ganado mucho dinero. Y prestigio. Prefiri continuar su faceta de actriz, sin duda alguna brillante a d燰 de hoy. Citemos de pasada su participaci鏮 hace un par de temporadas en la serie televisiva Gran Reserva, de notable audiencia, donde mostr su vena dram嫢ica en los pasajes de algunos cap癃ulos. Y asimismo es digno de recordarse su papel en la premiad疄ima pel獳ula de hace un a隳, Blancanieves, en blanco y negro y muda. Y en otra, rodada este mismo a隳 a las 鏎denes del ne鏹ito realizador pero conocido cantante pop Coque Malla, "Mujeres", donde interpret una canci鏮. No obstante su exiguo historial en esa faceta, ella ha dicho: "Adoro la msica, adoro cantar". Porque lo lleva dentro de s, en la sangre. Quiso en su d燰 llevar al cine la vida de su padre con la participaci鏮 de su familia. Pero el proyecto nunca se llev a cabo. Su hermano Micky hizo una gira hace un par de a隳s con un espect塶ulo propio donde rememoraba pasajes de la vida de su progenitor, aunque tuvo muy discreta difusi鏮. La figura de Antonio Molina merecer燰 que se recordara de modo m嫳 ambicioso y multitudinario. Aun est a tiempo 聲gela de reemprender aquel antiguo deseo, pues entre sus ilusiones alberga la de protagonizar algn d燰 una comedia musical en el teatro. Sus dos hermanas, Paula y M鏮ica se inclinaron por su vocaci鏮 de cantantes, pero la primera se retir al poco tiempo de debutar, en tanto la segunda prosigue su carrera con resultados positivos, como ha demostrado con su m嫳 reciente disco, evocando una serie de coplas estrenadas por su padre.

En el plano personal, 聲gela Molina es una madre feliz de cinco hijos. Los tres primeros fruto de su primer matrimonio con el fot鏬rafo franc廥 Herv Timarch, al que conoci en Ibiza. La primog幯ita, Olivia, tiene una esperanzadora biograf燰 como actriz, quien ha convertido a su madre en abuela de una ni鎙. Yo conoc el chal de los Molina en la isla ibicenca, donde siempre veranea "el clan". Y all, 聲gela conoci al que hoy es su segundo marido, el empresario canadiense Leo Blakstad, con quien ha tenido dos reto隳s. Cuando pueden, todos los hermanos Molina se renen en la casa familiar de tres pisos , en el barrio madrile隳 (antiguo pueblo) de Fuencarral, donde los acoge con infinito cari隳 聲gela Tejedor, la madre. Viuda del siempre recordado por los amantes de la copla Antonio Molina, fallecido en marzo de 1992, al que dedicaron una calle, justo enfrente de donde vivi toda su vida con los suyos. Me cont un d燰 que cuando iba al cine, de inc鏬nito, a ver una pel獳ula de 聲gela, ten燰 que salirse sin verla completa, porque se pon燰 a llorar al verla, sobre todo si el argumento la obligaba a interpretar escenas dram嫢icas. Era un ser de gran sensibilidad, muy querido por cuantos lo tratamos siquiera alguna vez. Y su familia no ha dejado de recordarlo con el cari隳 que se merec燰.

聲gela Molina y su actual marido | Cordon Press

En Cultura

    Recomendado

    Lo m嫳 popular

    1. China pone en apuros el desfile de Victoria's Secret
    2. El fiscal belga pide que se entregue a Puigdemont pero el juez aplaza su decisi鏮 17 d燰s
    3. Rahola, extasiada ante la ltima "jugada maestra" del "rey exiliado" Puigdemont
    4. Rajoy estalla contra Marta Rovira: "Es una enorme vergenza, en la vida no vale todo, es intolerable"
    5. Felipe Gonz嫮ez, a Ledezma: "Bienvenido a la libertad"
    0
    comentarios

    Servicios