Deportes
Noticias y opinión en la red
RECIBEN A BASILEA Y MARSELLA

Bayern e Inter, contra las cuerdas en la Champions

Alemanes e italianos, que hace dos años se enfrentaron en la final del Bernabéu, están obligados a remontar un 1-0 en contra.

Robben (i) disputa un balón con Park en el Basilea-Bayern. | Archivo
Libertad Digital

El Bayern se juega esta noche (20:45 horas / TVE 1) parte de la temporada en el partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones ante el Basilea, que llega a Múnich lleno de confianza tras el 1-0 logrado en la ida, hace tres semanas en Suiza.

El Basilea no tiene nada que perder puesto que el conjunto de Jupp Heynckes sigue siendo favorito pese a la derrota y podría agregar otro hito en su campaña europea, después de haber echado de la competición al Manchester United en la fase de grupos.

Lo que puede mejorar el ánimo del Bayern es lo que ha mostrado en la última jornada de la Bundesliga al golear por 7-1 al Hoffenheim. Dos claves de esa goleada fueron un gol tempranero, que le dio confianza al conjunto bávaro, y la movilidad que mostraron Arjen Robben, Franck Ribery y Thomas Müller, que estuvieron rotando permanentemente posiciones y abriendo huecos en la defensa rival.

La reaparición de Bastian Schweinsteiger después de una larga lesión –entró al campo de forma testimonial cuando el partido ya estaba resuelto– fue una buena noticia de cara a las próximas semanas. Todo apunta a que Heynckes repetirá el equipo que arrasó al Hoffenheim, con Philipp Lahm como lateral derecho y David Alaba en la otra banda, y que Schweinsteiger vuelva a estar en el banquillo.

El Basilea, que viene de derrotar al Grasshopper de Zúrich por 2-0 en la Liga suiza, probablemente saldrá al campo con su habitual 4-4-2, con Alexander Frei y Marco Streller en punta.

Europa como tabla de salvación

Lance del Marsella-Inter de Milán. | ArchivoAdemás del Bayern, otro histórico del fútbol europeo que está contra las cuerdas es el Inter de Milán, que esta noche (20:45 horas / GolT) debe remontar un 1-0 en contra ante el Olympique de Marsella para meterse en cuartos de final por tercer año consecutivo. Al conjunto neroazzurro que dirige Claudio Ranieri puede acabar pesándole el gol que André Ayew marcó en el tiempo de descuento del encuentro de ida en el Velódromo marsellés.

Sin embargo, desde aquella noche del 22 de febrero, el conjunto de Didier Deschamps cuenta sus partidos por derrotas, lo que le ha alejado de los puestos que dan acceso a la Champions. Mejor le han ido las cosas al Inter, que viene de vencer al Chievo Verona (0-2) para romper una racha de nueve partidos sin ganar, siete de ellos con derrota.

Conscientes de la importancia del duelo ante el conjunto galo, los medios italianos han denominado el partido como "el de la vida" tanto para el Inter como para Ranieri, a quien ya se le busca sustituto. Situado a 17 puntos del liderato de la Liga italiana, que ocupa el eterno rival Milan, y a ocho del tercer puesto que permitiría disputar la próxima Champions, el club lombardo se juega la temporada contra el Marsella.

Diego Milito, autor de uno de los tantos en Verona, será titular ante el Marsella. En el ataque podría acompañarle Gianpaolo Pazzini, quien parece haberle ganado la partida al uruguayo Diego Forlán. Quien no estará en el once es el argentino Ricky Álvarez, a quien Ranieri ha dejado fuera de la convocatoria al no haberse recuperado de sus molestias, mientras que el técnico sí ha citado a Maicon y Andrea Ranocchia. Además Ranieri también podrá contar con Esteban Cambiasso, uno de los mejores contra el Chievo.

Deschamps, que nunca perdió en el Giuseppe Meazza durante su época de jugador con la Juventus de Turín, pondrá en liza su once de gala. El técnico francés sabe que la principal batalla será psicológica. Mathieu Valbuena, uno de los jugadores más implicados del grupo, anima a sus compañeros a "tener ambición" y recuerda que los goles anotados en el tiempo de descuento, como el que logró Ayew en la ida, "son los que marcan a los campeones".

Lo más popular