Deportes
Noticias y opinión en la red
ares: "se depurarán responsabilidades"

La autopsia confirma que un pelotazo causó la muerte del joven bilbaíno

El seguidor del Athletic Iñigo Cabacas, herido en unos incidentes tras el partido ante el Schalke, falleció el lunes después de tres días en coma.

LD / AGENCIAS

La autopsia realizada este martes ha confirmado que la muerte del joven Iñigo Cabacas tras un partido del Athletic fue ocasionada al recibir el impacto de una pelota de goma, han informado a EFE fuentes del caso.

El joven murió el lunes tras tres días en coma por las heridas sufridas en la cabeza en los incidentes registrados el pasado jueves en Bilbao después del partido Athletic contra el Schalke 04.

Esa noche, la Ertzaintza cargó durante los incidentes con pelotas de goma, y tras las lesiones sufridas por el joven abrió una investigación para determinar si las heridas fueron causadas por el lanzamiento de una pelota de goma por parte de los agentes o se produjeron en otras circunstancias.

La autopsia realizada ha confirmado que la herida, que le causó al joven fractura craneal y una hemorragia por la que entró en coma y murió el lunes, fue causada por el impacto de una pelota de goma.

Esta mañana, antes de conocer la autopsia, el consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha adelantado que si se confirma que fue por una pelota de goma "se depurarán las responsabilidades" dentro de la policía vasca y que llevará "la investigación hasta el final, cueste lo que cueste".

Ares ha precisado que desde su departamento "nunca hemos descartado que las graves heridas hayan sido producidas, desgraciadamente, por el impacto de una pelota de goma" y ha anunciado que comparecerá el jueves en el Parlamento Vasco para facilitar toda la información de que disponga sobre lo ocurrido.

Asimismo, el lehendakari, Patxi López, ha expresado su "consternación" por la muerte de Iñigo Cabacas y su "más sentida condolencia y solidaridad" a la familia y los amigos del joven aficionado rojiblanco.

Acceda a los 7 comentarios guardadosClick aquí