Deportes
Noticias y opinión en la red

Nuevos arrestados por el escándalo de apuestas en Italia

Antonio Conte, técnico de la Juventus, ha sido inscrito en el registro de los investigados del caso por hechos sucedidos cuando estaba en el Siena.

Stefano Mauri, jugador de la Lazio. | EFE
LD / EFE

La Policía italiana ha efectuado nuevas detenciones relacionadas con el escándalo de amaño de partidos y fraude en apuestas futbolísticas en Italia, entre ellas las del futbolista del Lazio Stefano Mauri y el exjugador del Génova Omar Milanetto.

Según informaron fuentes policiales, las detenciones llegaron como resultado de la disposición de 19 órdenes de detención (diez de ellas para jugadores profesionales) por parte de las autoridades judiciales de Cremona que llevan este caso, que salió a la luz en junio del año pasado con los primeros arrestos.

Este lunes se ha podido saber asimismo que el actual entrenador de la Juventus de Turín, el italiano Antonio Conte, ha sido inscrito en el registro de los investigados del caso por hechos sucedidos cuando era entrenador del Siena y su supuesto conocimiento de un empate amañado entre su equipo y el Novara, denunciado por un exjugador suyo.

La operación policial llevada a cabo en las últimas horas ha visto además la presencia de agentes en la concentración de la selección absoluta italiana en Coverciano, en Florencia (centro de Italia), donde notificaron al defensa Domenico Criscito que había sido inscrito en el registro de los investigados.

Además, la policía ha llevado a cabo una serie de registros en los domicilios de Conte y del delantero del Chievo (también equipo de la Primera División) Sergio Pellissier. Entre los destinatarios de las órdenes de detención figuran cinco húngaros, quienes posiblemente formaban parte de una célula de esta supuesta red de amaño de partidos y fraude de apuestas relacionada directamente con el considerado como jefe de la trama, Eng Tan Seet, ciudadano de Singapur. Los investigados y los detenidos por este caso deben responder ante las autoridades italianas por un supuesto delito de asociación delictiva dedicada a la estafa y al fraude deportivo.

El escándalo por el supuesto amaño y fraude en las apuestas deportivas saltó a la luz el pasado junio, cuando la Fiscalía de Cremona ordenó la detención de 16 personas, a las que posteriormente se han ido sumando más arrestos hasta llegar ahora a más de cuarenta.

La investigación por la Justicia ordinaria, que aún prosigue, ha derivado ya en un primer proceso deportivo, al que la Fiscalía de la Federación de Fútbol de Italia (FIGC) decidió enviar el pasado 9 de mayo al Siena, el Atalanta, Novara (esta pasada temporada en Primera División) y a la Sampdoria (en Segunda), junto a otros 18 clubes.

Además la Fiscalía de la FIGC dispuso el proceso deportivo en el primer filón de este caso para 61 personas físicas, entre ellos 52 futbolistas en activo en el momento de cometerse los hechos, por supuestas irregularidades en 33 partido, entre ellos 29 de la Segunda División y dos de diferentes ediciones de la Copa de Italia.

Los investigadores creen que esta supuesta trama, con ramificaciones en el extranjero, condicionó o intentó condicionar durante varios meses y hasta la pasada temporada los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano para conseguir importantes beneficios a través de las apuestas deportivas.

Ese supuesto amaño de los partidos lo pudieron llevar a cabo a través de posibles pactos verbales y acuerdos de tipo monetario con sus protagonistas para asegurar el resultado y el posterior beneficio en las apuestas deportivas. A raíz de dicha investigación, el Atalanta, actualmente en la Serie A, fue ya penalizado por la Justicia Deportiva italiana con -6 puntos antes de que comenzara la pasada campaña liguera, mientras que el Chievo llegó a un acuerdo por el que pagó 80.000 euros por su "responsabilidad objetiva" en la trama.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí

En Deportes