Deportes
Noticias y opinión en la red
NUEVO ABANDONO DE HAMILTON

Alonso pone el Mundial al rojo vivo con su segunda victoria consecutiva

Fernando Alonso ha conseguido en Singapur la cuarta victoria de la temporada –la segunda consecutiva– después de imponerse a los Red Bull de Sebastian Vettel, que ha sido segundo, y de Mark Webber, tercero, en una de las carreras más apretadas del año.

Lucía Prieto

Singapur se postula para Fernando Alonso como uno de sus trazados talismán. Nunca se ha bajado del podio y la de este año ha sido la segunda victoria en Marina Bay. Sin duda el piloto asturiano ha recobrado el empuje perdido en anteriores grandes premios y se ha convertido en el piloto más fuerte de los cinco candidatos al mundial, al ganar tres de la últimas cinco carreras, siendo la de Singapur la segunda consecutiva.

El F10 ya está listo para luchar sin complejos en la recta final del campeonato con los Red Bull, cuyos pilotos, a pesar de no haber podido ganar, no se han apeado del cajón como sí ha ocurrido en McLaren, donde Button fue cuarto y Hamilton volvió a abandonar.

La victoria en Singapur se ha vendido cara. Ni Alonso quería ceder la primera posición lograda en clasificación, ni Sebastian Vettel se conformaba con la segunda plaza. La batalla entre los dos pilotos empezó en cuanto los semáforos de Marina Bay se apagaron. El asturiano cerraba la puerta al alemán en la primera curva conservando la posición, y a pesar de que el piloto de Red Bull mejoraba sus tiempos personales en cada vuelta, se encontraba con un Fernando más concentrado que nunca y marcando la vuelta rápida giro tras giro. Un tú a tú que ha durado hasta la línea de meta, lo que ha convertido la carrera en una de las más emocionantes y combativas de toda la temporada.

La salida del safety car en la vuelta cuatro permitió a los de atrás entrar a hacer el primer cambio de neumáticos, entre ellos el líder del mundial Marc Webber, que optó por una estrategia distinta, finalmente efectiva y que le alzó a la tercera plaza al final del Gran Premio.

Una vez que el coche de seguridad volvió al garaje, Alonso y Vettel relanzaron la carrera batiendo sus registros personales. El piloto asturiano demostró su superioridad, sobre todo, en el tercer sector donde conseguía rebajar hasta tres décimas el tiempo del Red Bull. El asturiano buscaba la suficiente distancia no sólo con Sebastian Vettel sino también con Hamilton, Button y Webber para garantizarse la primera posición tras la parada en el pit.

Ferrari demostraba que las mejoras en los difusores habían sido efectivas y Red Bull confirmaba que a pesar de tener que cambiar parte de sus alerones siguen siendo competitivos. La igualdad era tal que el equipo austriaco decidió copiar la estrategia de Ferrari y entrar a cambiar gomas en la misma vuelta que Fernando, en la 30. Pero nada cambió en carrera y los de Ferrari cubrieron la posición a la perfección.

Un paso atrás ha estado McLaren cuyo piloto más adelantado, Lewis Hamilton, no conseguía rodar en los tiempos de cabeza. Falta de competitividad de los coches de las flechas plateadas que llevó al piloto inglés a arriesgar en exceso. Tras el segundo Safety Car, en la vuelta 32, Hamilton lanzó un ataque al australiano Marc Webber, tercero, que no cedió ni un milímetro de pista al inglés. Como resultado de ello el líder del Mundial chocaba contra el eje trasero del McLaren de Hamilton rompiéndole la suspensión trasera izquierda. Primer candidato al título tocado, y no sabemos todavía si hundido. Se trata del segundo abandono consecutivo del piloto inglés después de su retirada en Monza, tras un percance con Felipe Massa en la primera curva. 0 puntos de 50, demasiado duro.

La tensión de la carrera no decayó ni un instante. Fernando Alonso se veía obligado a rebajar los tiempos por sector para mantener a raya a Sebastian Vettel, que no tiró la toalla en ningún momento y a apretó los dientes hasta la última vuelta, de infarto. De nuevo hemos visto al mismo Fernando Alonso que hace cinco años se convirtió en el piloto más joven en proclamarse campeón del mundo de Fórmula1.

Así las cosas, el piloto español ha conseguido remontar a la segunda posición en la general del Mundial, que sigue liderando Marc Webber con tan sólo 11 puntos de diferencia con Alonso. En tercera posición, y pesar de sus dos últimos abandonos sigue Lewis Hamilton, a nueve puntos de Fernando pero con sólo un punto de ventaja sobre Vettel, que es cuarto, y a cinco de su compañero de equipo Jenson Button.

Mientras, Jaime Alguersuari cruzó la bandera a cuadros en la duodécima posición, después de una carrera durísima en la que el de Toro Rosso tuvo que salir desde el pit lane debido a una fuga en los radiadores.

Acceda a los 8 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular