Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Marc Gasol toca a rebato y lidera a España hacia semifinales (72-84)

El jugador de los Grizzlies, desatado, firmó 28 puntos con un gran acierto en triples. La Eslovenia será el rival en semifinales.

0
Un Marc Gasol desatado, en acción contra Alemania. | EFE

Hay partidos en la carrera de un jugador que quedan grabados para siempre en su libro de anécdotas. A Marc Gasol, por méritos propios ya una auténtica leyenda del baloncesto español por lo logrado en su carrera y por su enorme evolución como jugador desde aquel jovenzuelo al que muchos miraban de soslayo, seguramente le faltaban ese partido descomunal que se recordará dentro de una década. Siempre responsable, determinante en pista trasera, pero a la sombra de su hermano mayor en el lucimiento ofensivo, el mediano de los Gasol Sáez encontró el partido ante Alemania de los cuartos de final del Eurobasket como el día perfecto para grabar ese momento inolvidable. Su actuación global alcanzó los 28 puntos con porcentajes estelares, 10 rebotes y 2 tapones, añadiendo un robo de balón. Pero su rendimiento en el tercer cuarto para desatascar un partido espesísimo erigiéndose en Capitán General español, haciendo sonar la marcha sobre la que debían marchar sus tropas, fue memorable. Ahí empezó a solidificarse el paso español a la semifinal, muy en entredicho hasta ese momento.

Desde el mismo salto inicial, el partido se intuyó embarrado para los de Scariolo. Alemania mostró rápido sus armas, con canasta de Dennis Schröder, poco menos que su macho alfa, y triple abierto de Danilo Barthel tras balón doblado del base de los Hawks: los argumentos para derrotar a Francia se vislumbraron nada más empezar ante España, que tardó casi cinco minutos en anotar. Mediado el primer cuarto, el seleccionador español ya había parado el partido. Los motivos, evidentes, pues el marcador señalaba un rotundo 11-2. A la salida del primer parón, los obvios problemas ofensivos de España empezaron a difuminarse por la ingente calidad de sus dos grandes referentes. El `Gasolsistema´ fue más patente que nunca, con los dos hermanos tirando de un carro muy necesitado de ellos ante la ausencia de amenaza exterior ni de fluidez en el juego de pases. A base de empuje y puntos de los de Sant Boi, España ocultaba sus carencias, y tras el primer cuarto empezaba a escampar (19-16).

Sin embargo, se necesitaba algo más. El camino mostrado por Schröder quiso continuarlo Maodo Lo en el segundo cuarto. Piernas frescas y potentes para romper la defensa española por velocidad. En la canasta contraria, los tiros exteriores seguían siendo una quimera, hasta que Joan Sastre al fin acertó. El torneo del escolta balear es más que reseñable. Su rendimiento va a más según avanzan los partidos y, mientras en ataque se suelta poco a poco, en defensa ya es seguramente el mejor exterior español. A rebufo del triple del jugador de Valencia Basket, llegaron los mejores minutos de España, como enchufados por la liberación que suponía anotar desde el perímetro. Un parcial de 9-0 dio la primera ventaja en la primera parte (27-32). Por más que Alemania se esmerara en reducir a uno su desventaja al intermedio, un pensamiento era evidente para todos en el Sinan Erdem: si con una España tan pobre en ataque, los teutones no eran capaces de irse en ventaja al descanso, el equipo de Chris Fleming tenía un problema muy serio.

Pero la historia no parecía dispuesta a cambiar tras el paso por vestuarios. El enorme esfuerzo físico de los alemanes pasaba, entre otras cosas, por un nivel de dureza física importantísimo, haciendo que cada balón interior a los Gasol pareciera digno de una película de Vietnam, aprovechando un listón arbitral demasiado alto a veces en lo que a contacto se refería. La clarividencia ofensiva era casi nula, como si para España el partido fuera como el que digiere una docena de mantecados del tirón. Ante tal tesitura, la ausencia de peligro exterior se hacía aún más patente. Sin Abrines, y con la versión más pobre de Juan Carlos Navarro que se recuerde, la duda era más que razonable. En esas, volvió a ser el mismo de la primera parte el encargado de licuar un tanto un partido repleto de maizena: otro triple de Joan Sastre ejerció de resorte para España, y fue entonces cuando llegó la sensacional exhibición de Marc Gasol. Por fuera, por dentro, tirando, posteando, y con una sonrisa enorme del que se sabe momentáneamente por encima del bien y del mal, el pívot de los Memphis Grizzlies jugó minutos de videojuego, nunca antes vistos con la selección por su parte. En un abrir y cerrar de ojos, en uno de esos chispazos envenenados que genera el enorme talento español, un partido durísimo se había encarrilado de forma inesperada (53-65).

Alemania, que sin comerlo ni beberlo se veía lejísimos en el marcador, empezó a naufragar. La toma de decisiones de Schröder, pluscuamperfecto hasta entonces, empezó a hacer aguas y los tiros dejaron de entrar. Para dar descanso a Marc Gasol, Scariolo apostó por Sastre como líder defensivo, con Ricky Rubio y Sergio Rodríguez a la vez en cancha, y un fatigado Pau Gasol compartiendo minutos en la pista con Willy Hernangómez, que reivindicó su puesto con creces tras las dudas dejadas ante Turquía o Croacia, los partidos más duros del torneo hasta el momento. Pero el sufrimiento había concluido ya, pues Alemania iba claramente en la reserva. Un robo de balón de Ricky Rubio a Schröder seguido de un triple del Chacho finiquitó el asunto (62-79). El día en que Marc Gasol se hizo sonar la fanfarria había llegado a buen puerto.


Ficha técnica

Alemania, 72 (19+14+20+19): Voigtmann (2), Tadda, Benzing (4), Schröder (27), Barthel (6) —equipo inicial—; Lo (9), Staiger (1), Theis (15), Akpinar (-) y Thiemann (8)
España, 84 (16+18+31+19): Pau Gasol (19), Ricky Rubio (2), Marc Gasol (28), San Emeterio (3) y Navarro (-) —equipo inicial—; Sergio Rodríguez (11), Willy Hernangómez (7), Sastre (8), Oriola (4), Vives (-) y Juancho Hernangómez (2).

Árbitros: Manuel Mazzoni (Italia), Panagiotis Anastopoulos (Grecia) y Aleksandar Glisic (Serbia). Theis, eliminado por cinco personales (m.39)
Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final del Eurobasket 2017 disputado en el Sinan Erdem de Estambul ante 1.845 espectadores

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La Izquierda "chic" contra la bandera española
    2. Los delirios de Marta Rovira en 'La Vanguardia'
    3. Ferreras compara esRadio con una radio que fomentó el genocidio en Ruanda
    4. El PSC alcanza a Cs y los separatistas conservan la mayoría absoluta
    5. Luis Herrero: 'Esquina peligrosa'
    0
    comentarios

    Servicios