Deportes
Noticias y opinión en la red
LA 'PLATAFORMA BLANCA' PEDIRÁ EL "NO"

Calderón afronta la Asamblea en el momento más delicado de su mandato

Dos mil cien socios del Real Madrid están convocados este domingo a la Asamblea del club para aprobar las cuentas de la pasada campaña y el presupuesto de la próxima. La cita llega en horas muy bajas para Ramón Calderón, en plena crisis deportiva y con su victoria electoral puesta en entre dicho.

Ramón Calderón. (Archivo)
L D (EFE) La directiva, que se examinará ante los socios por tercera vez desde las elecciones de 2006, ahora en una asamblea renovada, espera sacar adelante unas cuentas que cierran el ejercicio anterior con unos ingresos de 366 millones de euros y un beneficio de 51 millones antes de impuestos, superior a lo presupuestado. El vicepresidente económico José Ignacio Rivero defenderá que el crecimiento de ingresos y la contención del gasto permiten un resultado de explotación antes de amortizaciones de 96 millones de euros, lo que representa una rentabilidad del 26% sobre ingresos.

El presupuesto para 2008-2009 contempla unos ingresos de 400 millones de euros y un beneficio de 53 millones antes de impuestos, lo que "representa una mejora significativa en términos de crecimiento, eficiencia, rentabilidad y beneficio con respecto al ejercicio anterior". Antes de la cita, Rivero ha detallado que el Real Madrid no tiene deuda bancaria; dispone de 85 millones de tesorería y tiene una deuda de 199 millones que podría cancelar en dos años al disponer de un excedente operativo anual de 100 millones de euros.

Mientras la directiva insiste en que "el club tiene una situación patrimonial sólida", argumentos avalados estos días por expertos como el catedrático de Economía Juan Velarde o el ex director de la Agencia Tributaria Ignacio Ruiz-Jarabo, el grupo opositor "Plataforma Blanca" pedirá el "no" a unos datos que califica de "maquillados". El presidente de la plataforma, Eugenio Martínez Bravo, que ya ha anunciado su intención de concurrir a las próximas elecciones, vivirá su primera intervención como compromisario en la Asamblea, en la que expondrá su rechazo a las cuentas, como "moción de censura implícita al presidente", ya que esconden, según él, una deuda de 511 millones de euros.

Tras cuestionar que desde la directiva se haya movilizado a compromisarios "con viaje, alojamiento en Madrid y entradas gratis para el partido ante el Sevilla", Martínez Bravo pedirá que las votaciones no se hagan a mano alzada sino con urna, a la espera de que el socio "de un golpe de castigo tumbando las cuentas". Una deuda histórica de 511 millones de euros, un saldo negativo de 122 millones, el crecimiento de ingresos (4%) menor de los últimos 10 años, un aumento del gasto del 9% y un beneficio neto de 35 millones y no 51, serán los reproches de Martínez Bravo a una gestión que en su opinión representa un modelo agotado.

Aunque los siete puntos del orden del día sólo contemplan la votación de las cuentas, junto a las propuestas para las cuotas sociales de 2009-2010 y para la elección de los miembros de la Junta Electoral y la Comisión de Disciplina Social, la situación deportiva y social del club a buen seguro será objeto de debate. La plaga de lesiones en la primera plantilla de fútbol -actualmente Pepe, Diarra, Heinze, Van Nistelrooy, Torres, De la Red y Sneijder-, el cuarto puesto en la clasificación liguera a 6 puntos del Barcelona en vísperas del clásico, la eliminación de la Copa del Rey a manos del Real Unión de Irún -Segunda B- y la marcha de Míchel del club con acusaciones a Calderón de despreciar la cantera, saldrán sin duda a la luz en el turno de ruegos y preguntas.

La Asamblea, que en septiembre de 2007 dio un amplio respaldo a las cuentas presentadas entonces, pero no apoyó el pasado mayo la propuesta para modificar los estatutos del club y con ello el sistema del voto por correo, será una nueva reválida para la actual directiva, que espera no sufrir  el mismo rechazo que Ramón Mendoza en 1995 y que provocó su relevo por Lorenzo Sanz.
 

Lo más popular