Deportes
Noticias y opinión en la red

Carlos Sainz se alía con el gafe también en el Dakar al quedar muy descolgado y sin opciones de victoria

Después de haber estado liderando el Rally Dakar en la categoría de coches durante cuatro etapas, Carlos Sainz (Volkswagen) ha vuelto a aliarse con el infortunio. El piloto madrileño, que este año debutaba en la prueba de raids más dura del mundo, tuvo que regresar a la salida al chocar contra una roca y quedar inmovilizado durante más de una hora. En motos, Marc Coma (KTM) se mantiene líder tras una octava etapa en la que se ha impuesto el francés David Casteu.

(Libertad Digital) Ha sido un día más que complicado para casi todos los pilotos participantes, aunque especialmente para Carlos Sainz. El bicampeón mundial de rallys, que el viernes había descendido a la quinta plaza tras haber mandado en la general desde el principio, ha dicho adiós a todas sus opciones por culpa de una avería en su Volkswagen tras chocar con una piedra en el kilómetro 26 de la octava etapa, disputada entre Atar y Nuakchot con 508 de especial. El madrileño tuvo que esperar demasiado tiempo a que su vehículo fuera reparado para volver a emprender la marcha en el que, por ahora, ha sido el día más duro de su primera experiencia en el Dakar.

El triunfo ha sido para el francés Thierry Magnaldi y su Schlesser-Ford, mientras que su compatriota Stephane Peterhansel (Mitsubishi), defensor del título, se ha hecho con el liderato en detrimento del ex esquiador Luc Alphand, quien ha cedido casi cuatro minutos sobre su compañero de equipo y en la general está ahora a medio minuto. Nani Roma y su Mitsubishi llegaban a 7:55 de Magnaldi, lo que les concede la cuarta posición en la etapa y en la general, en la que su déficit es de 43:35 respecto al líder, si bien el podio, que provisionalmente cierra el surafricano Giniel de Villiers (Volkswagen) está a 17 minutos.

En motos, Marc Coma, campeón del mundo de raids, ha vuelto a demostrar su objetivo de hacerse con su primera victoria en el Dakar al defender el liderato en la etapa. El catalán, pese a los problemas de navegación, supo capear el temporal y acabar el quinto de la etapa, a 8:02 del francés David Casteu, el sorprendente ganador del día ya que además de ayudar a su compañero Cyril Despres lo adornó con el triunfo parcial. Coma manda ahora con 6:23 sobre el también español Isidre Esteve (KTM), cuarto en esta jornada en la que recortó poco más de un minuto de desventaja respecto a su ex compañero de equipo, quien se cayó al principio y se rompió el road book, por lo que tuvo que acelerar esmerar la atención para no perder la huella de los que le precedían y no perderse.

Casteu y Despres, pese a su dolorosa tendinitis en su muñeca izquierda, apostaron por un camino más directo que el grupo de cabeza que componían Coma, Esteve, el chileno Carlo de Gavardo y el italiano Giovanni Sala, con lo que acabaron mandando. Casteu fue el más rápido con un crono total de cinco horas, 55 minutos y 55 segundos, mientras que el estadounidense Chris Blais (KTM) fue segundo a 2:13, cuatro segundos menos que Despres, que pese a sus problemas físicos aún está dispuesto a luchar por estar en el podio de Dakar tras haber pensado, incluso, en abandonar esta mañana, pero al final optó en tomar la salida en honor al fallecido en la pasada edición Fabrizio Meoni. El chileno De Gavardo es el que ocupa provisionalmente esa tercera plaza, a 11:49 de Coma, que parece decidido a emular a Joan Roma, ganador hace dos años.

Este domingo, habrá jornada de descanso en la capital mauritana, donde se aprovechará para mezclar entre el relax y el reposo y los preparativos de la segunda parte del Rally Dakar 2006, que se reanudará el lunes con la novena etapa entre Nuakchot y Kiffa, con 599 kilómetros cronometrados.
Carlos Sainz, castigado por el infortunio.

En Deportes