Menú

Champions League

Cristiano Ronaldo destroza al Atlético y pone al Real Madrid con un pie en la final de Cardiff (3-0)

Hat-trick del portugués que deja el camino a Cardiff encarrilado para el equipo de Zidane. Los rojiblancos fueron inoperantes.

0
Cristiano Ronaldo celebra uno de sus tres goles al Atlético de Madrid. | EFE

En sólo veinte minutos se puede dirimir un finalista de la Champions. Así de simple. La mejor competición del mundo no sólo mide la calidad futbolística de los contendientes, también mide su mentalidad y su ambición. Todo eso, calidad, superioridad mental y ganas de ganar, tuvo el Real Madrid ante un Atlético que, si quiere ser campeón de Europa, tendrá que aportar a su ya conocida resistencia e intensidad el gen ganador que no termina de poseer en el viejo continente.

El Madrid fue mucho mejor que el Atlético en el Bernabéu, a nivel defensivo y sobre todo de cara a portería, aunque para dominar la eliminatoria, como ya lo hace el conjunto blanco, alguien tiene que tirar del carro, y ése no fue otro que Cristiano Ronaldo. Como en cualquier videojuego de lucha, el luso parece recibir golpes durante todo el curso para ir cargando una barra invisible de energía que le hace aparecer y destacar en la competición donde sólo aparecen los grandes. Y, además, lo hace en la recta final, época en la que se deciden los campeones.

Ronaldo fulminó al Atlético en tres chispazos de delantero centro. Es el nuevo 9 del Real Madrid, aunque lleve el 7 a la espalda, y desde el Manzanares, por desgracia para ellos, llevan tres años sin ver un ariete que ayude a Griezmann. El francés está solo y Simeone lo sabe. Al igual que el Cholo, lo sabe también su afición, que ve ahora en el partido del Calderón un choque doloroso y no un escenario para la épica. El Madrid es el culpable.

Valentía contra complejos pasados

Orden de Zidane: "Salir fuertes desde el principio". Orden de Simeone: "Contener las emociones y la salida del Madrid". Esas eras los dos directrices de los generales, pero sólo once soldados cumplieron con creces el cometido que se les había designado. Esos serían los del Real Madrid, un equipo capaz de atemorizar siempre al muro defensivo del Atlético desde el minuto uno hasta el veinte. Los rojiblancos se hacen pequeños y el Madrid maltrata su mentalidad a base de golpes.

Los locales volaron en el inicio del choque y para que un equipo vuele, necesita alas, es decir: Marcelo y Carvajal. Los dos flancos madridistas machacaron una y otra vez a los defensores atléticos. Sobre todo a Lucas Hernández, que a buen seguro hubiese preferido un período de aclimatación a su nuevo puesto mucho más tranquilo. Con el Madrid desatado, el Atlético de Madrid se dedicó a recibir ocasiones de gol desde todos los frentes.

Carvajal fue el primero en avisar y en sólo 8 minutos el equipo de Zidane ya había lanzado dos faltas laterales y un saque de esquina. Todo lo que no quería Simeone se estaba dando sobre el terreno de juego y a ello se sumó el gol de Cristiano Ronaldo en una segunda jugada que el Atlético miró y el portugués materializó transformando el dorsal 7 de su espalda en el nueve.

Lejos de espabilar, los visitantes vivirían a merced del Real Madrid viendo cómo Oblak salvaba el 2-0 en más de una ocasión. Sólo un mano a mano errado por Gameiro cambió el guión, pero una oportunidad clara de Modric y una chilena fallada por Benzema devolvieron los papeles iniciales a cada uno de los actores del partido.

El paso del tiempo rebajó el ímpetu del Real Madrid o más bien le hizo dosificar, hecho que aprovechó el Atlético para subir sus líneas y buscar la verticalidad de sus atacantes. Griezmann cumplió; Gameiro, muy lento, no. El '21' tiene siempre opciones de sumar aunque siempre elige mal y eso no sirve para ser el '9' del Atlético. Godín sumó una oportunidad más para los suyos y, poco a poco, se fueron nivelando las fuerzas.

La recta final de la primera parte trajo consigo la lesión de Carvajal y la entrada de Nacho, pero el Madrid seguiría volando en la segunda parte. Eso sí, también le sobró a los blancos, aparte de la baja en el lateral, la agresión de Ramos a Lucas.

Cristiano mostró el pasaporte para Cardiff

De nada sirvieron los intentos del Atlético de Madrid en la segunda parte porque la diferencia entre los dos equipos seguía siendo la misma: el Madrid se siente campeón en cada jugada y el Atlético espera serlo algún día. Ese chip que hace ir sin dudar o ir dudando fue el detonante de una segunda parte que el cuadro local controló con inteligencia y destrozó cuando estimó oportuno.

Simeone tiró de todo lo que tenía con Gaitán, Torres y Correa, pero eran más parches. El problema no estaba en las fichas del tablero sino en la seguridad de las mismas. El Atlético no tiraba a portería, vivió de pedir la segunda amarilla para Isco o de leves aproximaciones y cuando ni siquiera asustas, el Real Madrid gira alrededor de la presa para acabar con ella. Eso hizo Cristiano marcando dos goles en la recta final del partido.

El 3-0 era ya un marcador definitivo y aún así el Atlético tuvo que dar gracias para no recibir más porque el Madrid ya había mordido y quería, si podía y con Asensio y Lucas arriba, tragarse a su eterno rival. No hizo falta porque, salvo hecatombe, el Real Madrid de Cristiano Ronaldo buscará la Duodécima en Cardiff.


Ficha técnica

Real Madrid, 3: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Nacho, m.46); Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Marco Asensio, m.68); Cristiano Ronaldo y Benzema (Lucas Vázquez, m.77)
Atlético de Madrid, 0: Oblak; Lucas, Savic, Godín, Filipe; Carrasco (Correa, m.68), Gabi, Saúl (Gaitán, m.57), Koke; Griezmann y Gameiro (Fernando Torres, m.57)

Goles: 1-0, m.9: Cristiano Ronaldo; 2-0, m.73: Cristiano Ronaldo; 3-0, m.85: Cristiano Ronaldo
Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra). Mostró tarjeta amarilla a Koke (m.26), Saúl (m.53) y Savic (m.83), del Atlético; y a Isco (m.48), del Real Madrid
Incidencias: Partido de ida de semifinales de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Santiago Bernabéu. Lleno con la presencia de 82.500 espectadores en las gradas, entre ellos unos 4.000 seguidores del Atlético de Madrid

Recomendado

Lo más popular

  1. El cardenal Omella deja en evidencia las mentiras de Marta Rovira
  2. El Consejo de Europa avala las cárceles españolas y se preocupa por la situación "intolerable" de las belgas
  3. Muere el fiscal Maza en Buenos Aires a causa de una infección generalizada
  4. Cristina Onassis no se suicidó, según la amiga con la que convivía y la encontró muerta
  5. Un descuido deja a Adriana Abenia con el pecho al descubierto en una alfombra roja
0
comentarios

Servicios