Fútbol
Noticias y opinión en la red
Exceso de celo

Los Mossos vejan y desnudan a socios y simpatizantes del Espanyol

Los aficionados blanquiazules critican al presidente Collet y a su jefe de seguridad, un mosso en excedencia procedente del Barça.

Relacionado
Publicidad
Pablo Planas

Los Mossos d'Esquadra han exhibido este domingo su contundencia con los seguidores del RCD Espanyol que acudieron al encuentro que enfrentaba a su equipo con el Rayo Vallecano. Un partido en aparencia poco trascendente y una tarde de domingo en el campo de Cornellà-El Prat se convirtieron en un escenario de alto riesgo para los agentes autonómicos, que no dudaron en obligar a algunos de los aficionados españolistas a desnudarse por completo para su cacheo.

Desde la inauguración del Estadio del Espanyol, ningún partido había sido considerado de alto riesgo. Y sólo en el penúltimo partido, el de la visita del F. C. Barcelona, se habían registrado incidentes de cierta consideración. Hasta ese momento, Cornella-El Prat pasaba por ser un campo familiar, un recinto deportivo modélico ajeno a cualquier brote de violencia. Este domingo, sin embargo, los agentes convirtieron las instalaciones en el reflejo de un "Estado policial", según la denuncia de la directiva presidida por Joan Collet.

Como protesta contra los modos policiales en el control de accesos y los cacheos vejatorios, los componentes de "La Curva", el grupo de animación blanquiazul, abandonaron en bloque el recinto deportivo tras hacer hincapie en el pasado barcelonista del actual director de seguridad del equipo, el policía autonómico en excedencia Àlvar Mallafré. La directiva españolista contrató en febrero de este año a Mallafré, en cuya trayectoria profesional resalta el haber sido el jefe de seguridad del máximo rival, el Barça, primero de su ciudad deportiva y después del club, desde el 2008 hasta 2013.

El supuesto barcelonismo de Mallafré explicaría la actitud de los mossos, calificada de "desmesurada" por parte de Collet, según los miembros de "La Curva" y también de socios del Español ajenos a este grupo. "Ser del Espanyol ya es motivo de sospecha", comentaban los aficionados blanquiazules para explicar los rigurosos cacheos previo desnudo integral que se cometieron en los baños de las instalaciones deportivas. También critiaron a Collet, empeñado en la "catalanización" del club y responsable de la contratación de Mallafré, quien, al parecer, no asiste a algunas de las reuniones de coordinación de seguridad entre el club y la consejería de Interior de la Generalidad porque no trabaja a tiempo completo para el Espanyol.

Los Mossos se han visto envueltos en numerosas polémicas en los últimos meses por sus métodos y la muerte de tres personas tras ser detenidas.