Fútbol
Noticias y opinión en la red

Simeone, tres años forjando un equipo grande

El técnico argentino llegó al Atlético de Madrid un 23 de diciembre de 2011 para cambiar la historia del conjunto rojiblanco.

Simeone en el Camp Nou tras ganar la Liga. | Archivo
Relacionado
David Vinuesa

Nadie tiene dudas de la influencia de Diego Pablo Simeone en el actual Atlético de Madrid, un equipo que ha vuelto a ser grande a base de títulos y de un lema: "Partido a partido". Tres años se han cumplido desde la llegada del entrenador argentino y el club ha ganado títulos en todos ellos. En la temporada 2011/12 ganó la Europa League, en la 12/13 se llevó la Supercopa de Europa y la Copa del Rey, la Liga en la 13/14 y en la actual ya se ha llevado la Supercopa de España. Cinco títulos en tres años.

El camino del Atlético junto a Simeone está basado en el éxito y lo ha conseguido a base de trabajo. Sus pretemporadas son de sobra conocidas con el Profe Ortega al mando y es ahí donde forja las bases de un conjunto físico, ordenado, sacrificado y muy complicado de ganar. Gracias a su mentalidad plazas como el Santiago Bernabéu, San Siro, el Camp Nou o Stamford Bridge han sido asaltadas por el Atlético de Madrid.

La maldición contra el Real Madrid también se ha roto. Todo empezó un 17 de mayo de 2013 en el Santiago Bernabéu ganando la Copa del Rey al conjunto blanco. En casa del eterno rival, en la prórroga, sufriendo como siempre, pero ganando como nunca lo había hecho en más de una década. En Chamartín también ha ganado en sus dos últimas visitas ligueras.

Durante su estancia en el Calderón, la plantilla ha sufrido cambios como la salida de Falcao o de Diego Costa, pero la palabra 'equipo' siempre se ha mantenido por encima de cualquier nombre. Con él han crecido todos sus jugadores: Koke, Godín, Miranda, Juanfran, Filipe, Gabi, Diego Costa... Todos ellos han dado lo mejor de sus carreras con el argentino al mando.

La única laguna, importante, que tiene Simeone es la Champions. Llegó hasta la final en Lisboa y cayó ante el Real Madrid merced al famoso gol de Sergio Ramos. Sólo ha perdido una final desde que llegó al Atlético. El Cholo tiene esa espina clavada y su próximo objetivo será lograr la primera Champions del equipo rojiblanco. Viendo todo lo que ha conseguido hasta la fecha, el equipo y la afición tienen licencia para soñar.

Es el líder, dentro y fuera del campo. Cogió un equipo hundido, cerca del descenso, eliminado de la Copa por un Segunda B y lo ha devuelto a la élite. Es el referente de la hinchada y del club, su baluarte. Neptuno le conoce perfectamente y allí dejó uno de sus discursos más recordados tras ganar la Liga: "Solamente les quiero decir una cosa. No es sólo una Liga muchachos, no es sólo una Liga mujeres. Es algo mucho más importante lo que estos chicos les transmiten a todos ustedes: si se cree y se trabaja, se puede".