Menú

Liga

El Atlético no sabe marcar goles en Leganés (0-0)

Pésimo partido del equipo de Simeone que, por segundo año consecutivo, no pasó del empate sin tantos en Butarque.

0
Beauveu fue un incordio para la zaga rojiblanca | EFE

Diego Costa empezó esta semana a entrenar con el Atlético de Madrid y Simeone debe mirarle como mira aquel al que le empieza a llegar el agua al cuello y ve un agujero por donde escaparse. El cuadro rojiblanco no tiene delantero centro y tampoco goleadores. Otros años la segunda línea, y sobre todo Griezmann, compensaban las continuas balas de fogueo como Jackson Martínez, Vietto o Gameiro, pero esta temporada el francés no ha aparecido. Tampoco Torres.

En Butarque, el Leganés lleva dos años viendo como uno de los rivales más potentes del campeonato ha sido incapaz de marcarle ni un solo gol. En 2016, el Atlético realizó un pésimo partido en territorio pepinero y muchos pensaban que era difícil hacerlo peor. Se equivocaban. Hace un curso, los colchoneros jugaron mal, pero no recibieron oportunidades de gol. Esta temporada jugaron con una versión igual de gris aunque con una diferencia: Oblak salvó el día.

Si el Atlético no encuentra fin a su ausencia de juego y hombres como Koke, Saúl o Griezmann no dan un paso hacia delante, la espera hasta la llegada de Diego Costa será un infierno para Simeone. Sin gol, no vale de nada ser un bloque compacto.

Inicio con experimentos del Cholo

Garitano no experimentó demasiado con su Leganés y el plan del conjunto local fue sencillo a la par que efectivo. Los blanquiazules sabían que defender con las líneas juntas y separar todo lo posible las del Atlético les iría dando tranquilidad con el paso de los minutos. Por su parte, Simeone sí decidió dar una vuelta de tuerca al esquema y, ante las ausencias de Lucas y Filipe, decidió apostar por una línea con 3 centrales. No funcionó.

Saúl tuvo que multiplicarse por la banda izquierda para defender los huecos que se podían dejar al jugar con tres atrás y el Atlético perdió su llegada desde segunda línea y también su presencia en el centro. El Cholo no sólo no ganó nada con el nuevo esquema sino que por el camino perdió gente importante a nivel de juego. Sin Saúl, los Griezmann, Vietto, Correa y Koke se antojaban vitales para la asociación, pero ninguno apareció.

Thomas y Gabi se dedicaron a perseguir el balón para una vez en su poder moverlo de forma horizontal sin profundidad ninguna. Aún así, el 0-1 pudo llegar con un disparo de Saúl que atajó Pichu Cuéllar evitando la victoria rojiblanca antes del descanso.

Merecimientos locales vs Oblak

En la segunda parte y con la salida de Carrasco al poco de empezar, la sensación que daba el Atlético de Madrid es que había perdido, como ya hace en otras ocasiones, más de 50 minutos de fútbol. Las salidas del belga y de Torres deberían haber servido para dar un plus al equipo y asustar al Leganés, algo que no ocurrió en ningún momento.

Pasaban los minutos y el Atlético era cada vez más plano. Nadie adelantaba metros y Gabi y Koke dejaron totalmente solo a Thomas a la hora de poner atrevimiento y avanzar yardas a base de zancadas.

Simeone se vio tan hastiado del fútbol de su equipo que empezó a buscar a los culpables. Griezmann, que ya reconoció ante el Chelsea que no está demostrando por qué es el mejor del equipo, fue el que se llevó las culpas. No hubo palabras de reproche, tampoco malos gestos, pero a falta de más de 25 minutos y con 0-0 en el marcador, no es muy normal quitar a tu mejor delantero y único, visto lo visto, para meter a un defensa que reestructure el equipo.

Griezmann ya no estaba en el partido y el Leganés, agazapado cuando tuvo que serlo y voraz en los momentos en los que vio la oportunidad de llevarse el choque, fue creciendo hasta convertir a Oblak, nuevamente, en el salvador atlético. El Zhar, recambio de Garitano en la segunda parte, obligó al esloveno a lucirse como solo él sabe hacerlo. Manos salvadoras para un equipo que necesita ser salvado cuanto antes y a base de goles.

El pitido final dejó una ovación atronadora de la afición local que sentía como una victoria un meritorio empate ante un equipo que sólo lució el cartel de grande, no lo impuso en el campo. Con Diego Costa fuera de circulación, Simeone sigue mirando al cielo buscando una solución. De momento ya manda avisos. Griezmann fue el primero en recibir el más importante.

Ficha técnica:

Leganés, 0: Cuéllar; Zaldua, Dos Santos, Siovas, Raúl García; Rubén Pérez, Gabriel (Gumbau, min.74); Brasanac (El Zhar, min.46), Szymanowski, Eraso; y Beauvue (Amrabat, min.81).

Atlético de Madrid, 0: Oblak; Giménez, Savic, Godín, Saúl; Thomas; Correa (Carrasco, min.53), Gabi, Koke; Griezmann (Vrsaljko, min.66) y Vietto (Torres, min.61).

Árbitro: Jesús Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó a Rubén Pérez (min.47).

Incidencias: encuentro correspondiente a la séptima jornada de la Liga Santander disputado en el estadio de Butarque ante 11.454 espectadores.

Recomendado

Lo más popular

  1. Iglesias anuncia para 2018 una ley de Cambio Climático que "acabará" con los escépticos
  2. Hernando se derrite por agradar a Wyoming y baila con Irene Montero
  3. Ciudadanos aumenta su ventaja como ganador de las elecciones en la última encuesta
  4. Soraya Sáenz de Santamaría asegura que Rajoy ha "descabezado" a ERC y JuntsxCat
  5. Detenido el presunto asesino de dos guardias civiles y su acompañante en Teruel
0
comentarios

Servicios