Menú

Liga

Roures impuso consignas independentistas en la retransmisión del partido del Barcelona

El narrador José Sanchís hizo caso omiso mientras que Axel Torres o Miguel Á. Román aprovecharon el momento para reproducir lo que les habían pedido.

0
El Camp Nou, cerrado por orden del Barça | Imagen TV

Días antes del 1 de octubre conocíamos que Jaume Roures realizaba su enésimo servicio al independentismo. Un plató de Mediapro en Barcelona fue el lugar propuesto para ubicar a toda la prensa desplazada hasta la Ciudad Condal por el referéndum ilegal. Desde la sede de la productora en Barcelona se enviaban al mundo entero las informaciones que el bando golpista necesitaba. Raúl Romeva, consejero de Asuntos Exteriores, tomaba el control del centro de información.

Mientras, en el plató de al lado se hablaba de fútbol, o eso es lo que esperaban los aficionados. Desde ese lugar anexo al epicentro de la comunicación independentista se produce BeIN Sports, el principal surtidor del deporte rey en nuestro país. Pero la jornada del 1-O no iba a ser una más para los trabajadores del canal de televisión, que ya habían visto a Roures pasearse con cierto nerviosismo por las instalaciones en la víspera.

Desde primera hora de la mañana del domingo comenzaron a llegar a la redacción diferentes responsables de la empresa poco habituales en una jornada dominical. Sin previo aviso, como han relatado fuentes presenciales a Libertad Digital, apareció una persona de máxima confianza de Roures: la directora de comunicación de Mediapro. Su cometido parecía estar bien claro. El mensaje al narrador y al comentarista catalán del encuentro eran el objeto de su extraña presencia. La enviada por Roures habló en persona con el jefe de redacción que se vio obligado a transmitir la orden. José Sanchís y Axel Torres eran los receptores. De Patrick Kluivert, el otro comentarista de la retransmisión, pasaron por ser holandés.

Sanchís decidió hacer caso omiso a la orden para centrarse en el trabajo pero no así Axel Torres que tomó el testigo como fiel empleado de Roures, y de esta forma, Torres comenzó a decir que "hay 300 heridos en toda Cataluña, no en Barcelona, pero sí en Cataluña. A mí me parece que no se debería jugar". Para añadir justo antes de que arrancara el partido: "Es un día muy triste por las cargas policiales. Han dejado más de 300 heridos. Entiendo que la gente está pensando en otras cosas. Habría que haberlo suspendido porque todos tenemos la cabeza en otro lugar. Habrá que comentar el partido a puerta cerrada que es la peor decisión que se puede tomar".

Desde el plató de Mediapro, Miguel Ángel Román se unía a la fiesta: "Hacer un análisis deportivo hoy me genera un poco de vergüenza. No creo que sea el foro. Más allá de eso quiero decir un par de cosas. El fracaso de la política lo pagamos los ciudadanos. Los políticos los tenemos para solucionar los problemas y no lo han hecho durante años. En segundo lugar, que se cierre el día de la mejor manera posible. Hemos visto imágenes que por suerte no habíamos visto ya que algunos nacimos después de la dictadura". Para terminar sentenciando con "el partido me importa más bien poco".

La Liga contra Mediapro por las consignas

Fuentes de La Liga aseguran a Libertad Digital que están recopilando información sobre lo ocurrido el pasado domingo en la sede de Mediapro y expresan un "profundo malestar por lo ocurrido". Según nos relatan, "las órdenes con respecto a posibles consignas o imágenes de índole política son absolutamente claras en una retransmisión bajo el amparo de La Liga". Según ha podido saber este medio, en próximas fechas, los máximos representantes de La Liga y Mediapro mantendrá una reunión para analizar la situación y el futuro de la relación entre ambos.

Y, por supuesto, están de huelga

El Barcelona anunciaba en la tarde del lunes que "se adhiere al paro de país impulsado por la Mesa para la Democracia y, por tanto, el Club permanecerá cerrado". Como no podía ser de otra forma, las comunicaciones se han sucedido en las últimas horas entre los trabajadores de la productora independentista que ha tomado la decisión de cancelar las emisiones en directo que debía hacer en la jornada del martes.

fotobein2.jpg

Minoría silenciosa

Según insisten a Libertad Digital, hay trabajadores que se encuentran "extremadamente incómodos" ante esta situación ya que "parece que todos somos independentistas y no es así". Ni los extranjeros consultados por este medio comprenden el escenario, "ni los españoles llegados hasta esa redacción desde fuera de Cataluña compartimos lo que está ocurriendo". El futuro para estos trabajadores tampoco es el soñado y para ello sólo hay que leer lo que manda desde Globomedia (empresa que será absorbida por Mediapro) el futuro responsable de la alianza:

fotobein.jpg

Recomendado

Lo más popular

  1. Valdanágoras: diccionario de uso para entender sus tediosas retransmisiones
  2. Antonio David, al límite: vive del sueldo de su mujer
  3. Muere el hombre apaleado en Zaragoza por llevar la bandera de España en los tirantes
  4. El detenido es un matón de extrema izquierda que ya dejó tetrapléjico a un policía
  5. Ingresado con pronóstico grave el juez de Barcelona que investigó los preparativos del 1-O
0
comentarios

Servicios