Deportes
Noticias y opinión en la red
CINCO MILLONES EN UNA SOLA NOCHE

Los derroches de Abramovich: del lujoso palacete en Londres a la ostentosa Nochevieja

Roman Abramovich parece ser ajeno a la crisis. El dueño del Chelsea, que tiene un palacete valorado en 176 millones de euros en la zona más exclusiva de Londres, se gastó unos cinco millones de dólares en una fiesta de Nochevieja en su mansión en la isla caribeña de San Bartolomé.

Abramovich, de 44 años, ha querido darle la bienvenida al año 2011 con un fiesta inolvidable en la lujosa mansión que tiene en la isla de San Bartolomé, situada a unos 250 kilómetros al este de Puerto Rico, y que compró hace dos años por capricho de su novia, la modelo rusa Dasha Zhukova, de 29. En la velada ha estado acompañado por amigos de renombre como la actriz Salma Hayek (44 años) y su novio, el empresario François-Henri Pinault (48); el actor Ashton Kutcher (32) y su pareja, la también actriz Demi Moore –dieciséis años mayor que él–, y la modelo brasileña Alessandra Ambrosio (29), según desvela el portal SonFamosos.com.

Roman Abramovich, junto a Salma Hayek en la fiesta. | SonFamosos.comEn total se habrían dado cita unas 250 personas en el evento en el que Abramovich, que también fue gobernador de la región rusa de Chukotka, se ha gastado no menos de cinco millones de dólares. Pero los participantes dicen que la ocasión lo merecía. El ambiente lo amenizó con su música el grupo estadounidense Black Eyed Peas, que al parecer se ha embolsado casi un millón de dólares por su actuación. Los otros cuatro millones los habría gastado el empresario ruso en comida y bedida, así como en un espectáculo de fuegos artificiales que fueron lanzados desde un barco y un helicóptero.

El dueño del Chelsea ya hizo el pasado año otra fiesta a la que acudieron, entre otros, los actores Orlando Bloom y Lindsay Lohan y el cantante Kanye West. La música corrió entonces a cargo de Prince y Beyoncé, a quien acompañó su marido, el rapero Jay-Z.

San Bartolomé se caracteriza por ser el lugar de veraneo predilecto de Michael Douglas, Robert de Niro, Brad Pitt, Johnny Depp, Tina Turner, Bon Jovi, Paris Hilton y Penélope Cruz, entre otras personalidades.

Un palacete de 9.000 metros cuadrados

Los gastos de Abramovich en su última fiesta de Fin de Año salen a la luz tras conocerse los detalles del palacete, valorado en 176 millones de euros, que el empresario tiene en Lowndes Square, una elegante plaza situada en Knightsbridge, dentro de Kensington-Chelsea, el área más lujosa del Oeste de Londres. Es la misma zona donde se encuentra Harrods, uno de los grandes almacenes más conocidos del mundo.

Detalles de la casa de Roman Abramovich en Knightsbridge. | Dailymail.comSe trata de un edificio con una superficie de 9.144 metros cuadrados, según recoge el diario Daily Mail. Allí comparte residencia con su novia y el hijo que ambos tienen en común. El enorme tamaño del palacete se debe a que está formado por dos edificios contiguos que fueron divididos en 1998 en nueve apartamentos. Consta de cinco dormitorios, una sala de cine, piscina, garaje y una enorme sala de estar, entre otras comodidades.

Abramovich, considerado el decimoquinto hombre más rico del planeta al ostentar una fortuna valorada en 14 billones de libras –16.000 millones de euros–, ha conseguido adquirir paulatinamente todos los inmuebles, conviertiendo el edicio en uno de los residenciales más caros de la capital británica.

"El interior de la vivienda no es nada minimalista", aseguran fuentes cercanas al empresario en Daily Mail, ya que su dueño desea "que sea lujoso y tenga un estilo neoclásico victoriano para que coincida con el exterior del inmueble". Los interiores han sido diseñados por el arquitecto neoclásico John Simpson, responsable de la Galería de la Reina del Palacio de Buckingham, y la rehabilitación externa del edificio ha sido proyectada por otro renombrado maestro como es Thomas Cubitt.

El interés de Abramovich por el ladrillo y, en particular por las casas de lujo, tiene una larga trayectoria. A finales de los 90, antes de comprar el Chelsea –adquirió el club de Stamford Bridge en junio de 2003–, se hizo con su primer piso en Londres, en el que se gastó 1,2 millones de libras –1,4 millones de euros– más una cantidad similar en reformarlo. Más tarde compró una finca en el condado de Sussex y una casa en Londres por 40 millones que quedó en poder de su ex mujer Irina Vyacheslavovna Malandina tras el divorcio en el año 2007.

Acceda a los 11 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular