Deportes
Noticias y opinión en la red
VERDASCO SE IMPONE A MALISSE

Nadal se exhibe ante Bemelmans y da el segundo punto a España

El manacorense no ha tenido ningún problema para superar al belga y dar así una cómoda victoria a España para su pase a cuartos de la Copa Davis.

Libertad Digital

Fernando Verdasco y Rafael Nadal ha jugado como si lo hicieran en casa, sin problemas, con sobrada eficiencia, y han colocado a España a un punto de los cuartos de final de la Copa Davis tras resolver la primera jornada sin ceder un set ante los belgas Xavier Malisse y Ruben Bemelmans.

Verdasco sustituyó a David Ferrer, que sufrió un pinzamiento cervical que ya arrastraba de la gira suramericana, y venció a Malisse, 51 del mundo, por 6-4, 6-3 y 6-1 en una hora y 53 minutos. Después Nadal se exhibió ante Ruben Bemelmans en su regreso a la Copa Davis y a las pistas tras su lesión en los isquios en Australia, al vencer al 144 del mundo, por 6-2, 6-4 y 6-2 en un minuto más.

Todo parece a favor de el equipo de Albert Costa que desde la eliminatoria contra Alemania en Bremen en 2008, no dominaba por 0-2 como visitante al término de la primera jornada. Ese año el conjunto español, capitaneado entonces por Emilio Sánchez Vicario, se plantó en la final contra Argentina, para ganar el tercer título en Mar del Plata, sin el concurso entonces de Nadal.

El Spiriduome no está siendo la trampa mortal del Zenith-Grande Halle d'Auvergne en Clermont Ferrand donde Francia apabulló por 5-0 a España el pasado año, lo que provocó una grave herida en la confianza del conjunto español.

El pabellón multiusos de Charleroi lució con multitud de banderas españolas, e incluso gran parte de los aficionados belgas se entregaron a la causa española, en cuanto comprendieron que la empresa de ganar un partido a los tetracampeones era hoy misión imposible.

La presencia de Nadal, primero en el banquillo animando a Verdasco en el primer encuentro, y luego en la pista en su regreso a la competición fue factor clave para ello. "Te cambio mi bocadillo de tortilla por una camiseta", en español, o "Nadal ¿quieres casarte conmigo? en inglés, se pudo leer en la grada, donde el público no paró de gritar y animar, en un ambiente deportivo.

Sólo había que derrotar a los nervios. Los de Verdasco porque el madrileño quiere convencer que capaz de dar puntos para España, y los de Nadal, pocos, en su regreso a este torneo, y después de 36 días de espera tras lesionarse ante Ferrer en Melbourne.

Y el de Madrid necesitó poco para hacerlo. Ante Malisse, que este año ha alcanzado la final de Madras (India), y en el primer partido entre ambos, "Fer" solo pasó apuros en el primer juego donde estuvo algo dubitativo. En ese comienzo perdió seis puntos seguidos, luego fue calmando su golpes, administrando sus energías, soltándose y masacrando al ex novio de Jennifer Capriati con su voraz derecha.

Verdasco sólo cedió una vez su saque (1-1, en el segundo set). En el banquillo, su preparador Vicente Calvo le gritaba, "con nervio", mientras que Costa le administraba consejos, "con cabeza, con cabeza". Nadal lo vio tan claro, que tras ganar Fernando el primer set en 44 minutos se fue al vestuario para preparar su encuentro.

No hacía falta mucho más porque Malisse, algo pasado de peso, no aguantaba los intercambios del nueve del mundo, y presionado con los restos de Verdasco cedía su saque en cinco ocasiones.

Bemelmans tampoco pudo hacer mucho más ante un resolutivo Nadal que llegó incluso a sacar a 212 kilómetros por hora, que sólo concedió una posibilidad de rotura, no cedió su servicio una sola vez ante el belga, que viene de ganar el challenger de Wolfsburgo.

El número dos del equipo local, un jugador con talento, empezó el partido a lo grande con un saque directo, e incluso se atrevió a intentar llevar el partido a la red, pero pronto se dio cuenta que ante Nadal esa estrategia representa una locura incluso en pista dura.

El de Manacor sólo necesitaba minutos para estabilizar su juego y sentirse cómodo. Lo demás llegaba por inercia. Y así el número uno del mundo enlazó tres juegos consecutivos en blanco que le sirvieron para apuntalar el primer set y ponerse 2-0 en el segundo.

El tenista de Genk, al que Nadal venció el año pasado en Bangkok en dos sets, demasiado hizo con mantener varios intercambios al número uno del mundo, que incluso dedicó varios golpes espectaculares la galería.

Ahora con 0-2, el capitán belga Reginald Willems tiene que decidir, si variar su estrategia y mantener a Malisse y Rochus en la formación, o dar descanso a Xavier para darle descanso por si Bélgica es capaz de apurar sus opciones el domingo, algo que el propio Malisse consideró "misión imposible", si se acababa la jornada así.

El conjunto español se sitúa así a un punto de la victoria y de los cuartos de final, del 8 al 10 de julio, donde se mediría con el ganador de la eliminatoria que se disputa también este fin de semana en Santiago, entre Chile y Estados Unidos. En ambos casos, España tendría que viajar fuera. 

Lo más popular