Deportes
Noticias y opinión en la red
LLEVA CINCO EN PEKÍN Y VA A POR EL RÉCORD DE SPITZ

Phelps, con once medallas de oro, ya es el mejor deportista olímpico de la historia

El estadounidense Michael Phelps sigue haciendo historia en los Juegos Olímpicos de Pekín y, tras ganar otras dos medallas de oro -200 metros mariposa y 4x200 libre-, se ha convertido en el deportista que más metales dorados ha conseguido en la historia del olimpismo, con un total de once. Ahora va a por el récord de Mark Spitz, que consiguió siete oros en Múnich'72. De momento lleva cinco y todavía le quedan tres pruebas por competir.

L D (EFE) El estadounidense Michael Phelps ya es el mejor nadador y uno de los más grandes atletas de la historia tras haber sumado dos nuevas medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, que, como ha hecho en las otras tres finales que ha ganado, ha acompañado con otros dos récords mundiales.
 
Este martes el de Baltimore se ha convertido, con once metales dorados, en el atleta que más medallas de oro olímpicas tiene. El lunes empató a nueve con sus compatriotas el Mark Spitz y el atleta Carl Lewis, la gimnasta ucraniana, que compitió para la URSS Larysa Latynina y el atleta finlandés Paavo Nurmi.
 
Phelps logró este martes la victoria en los 200 metros mariposa y, junto a sus compañeros del relevo 4x200 estadounidense, Ryan Lochte, Ricky Berens y Peter Vanderkaay, la de esta prueba, en la que también rebajaron su propia mejor marca mundial.
 
El nadador de Baltimore tiene en su haber seis medallas olímpicas de oro de Atenas 2004: 100 y 200 mariposa, 200 y 400 estilos; 4x100 estilos y 4x200 libre; y dos de bronce: en los 200 libre y 4x100 libre. Y en Pekín ya ha logrado las de 400 estilos, 200 mariposa, 200 libre, 4x100 libre y 4x200 libre. Todas ellas de oro y otros tantos récord del mundo.
 
En su primera final, una distancia en la que tiene los seis últimos récords del mundo y que lo mantiene desde 2001, Phelps no tuvo grandes problemas, como era de esperar, para subir a lo más alto del podio. Salvo los primeros 50 metros, que lo pasó en segunda posición, el estadounidense siempre estuvo en la primera plaza. Solo el neocelandés Moss Burmester, con un ritmo suicida, le hizo sombra en los primeros 100, marchando por la calle uno casi al mismo ritmo que el favorito.

Lo más popular