Al Gore en la gala de los Oscars
print
MIENTRAS DIVULGA UNA VERDAD INCÓMODA

Al Gore, Oscar al "ahorro energético", supera el gasto anual en electricidad de las familias americanas en un solo mes

Predicar con el ejemplo. Ésta es la moraleja que se le podría aplicar al ex vicepresidente norteamericano al haber trascendido por medio de los blogs que el oscarizado político consume en un mes el doble de energía que gasta el americano de a pie en un año. Así lo revelan los datos extraídos de la compañía eléctrica de Nashville por el think tank Tenessee Center for Policy Research. 10.656 kilowatios hora es la cantidad anual que consume una familia americana y 22.619 kilowatios hora fue la cifra alcanzada por la de  Al Gore el pasado mes de agosto.

Noticia publicada el 18-03-2007

(Libertad Digital)  “Un reto moral”. Con estas palabras definió Al Gore el desafío del cambio climático en el momento en el que recogía un Oscar por su documental: Una verdad incómoda, en la madrugada del pasado domingo. “Estoy embarcado en un tipo diferente de campaña para persuadir al mundo y a los americanos de lo importante que es afrontar la crisis climática”, respondió después de la ceremonia ante los periodistas, zanjando, así, los rumores sobre su vuelta a la arena política.
 
Lo que se le olvidó añadir es que su campaña a favor del ahorro energético y en contra el despilfarro doméstico debería empezar por él mismo. Con los datos de las facturas de la familia Al Gore de estos dos últimos años, el Tennessee Center for Policy Research, un think tank promotor de la libertad de mercado, denuncia la hipocresía del ex dirigente demócrata. Asegura que el pasado mes de agosto la mansión de Gore, con 20 habitaciones y piscina privada localizada en el área Belle Meade de Nashville en el estado de Tennessee, consumió 22.619 kilowatios hora “gastando más del doble de la media de las familias americanas en un año”. “Como consecuencia de este uso energético, la factura mensual de Al Gore asciende a 1.359 dólares”, señala en su página web.
 
Es más, continúa la nota informativa del Tennessee Center for Policy Research, después del estreno de Una verdad incómoda, el ex vicepresidente americano no sólo no ha reducido sus usos energéticos sino que los ha incrementado. A la vista de los números, poco parece haberle convencido su propio discurso. Si en 2005 la vivienda familiar de Al Gore consumía una media de 16.200 kilowatios hora al mes; en 2006 alcanzó la cifra de 18.400 kilowatios hora.
 
Pero las elevadas facturas no terminan en el gasto eléctrico sino que se extienden a la minuta del gas. Según el think tank americano del que se hace eco el bloger español Barcepundit, el importe de la mansión de Al Gore y su casa de invitados asciende a 1.080 dolares al mes en 2006.
 
Incómoda le ha debido parecer a Al Gore la publicidad de estos reveladores datos, pues su oficina se ha apresurado a intentar aclarar semejantes sumas a través del instituto Think Progress. El staff del ex vicepresidente asegura: primero, que la familia de Al Gore intenta compensar su gasto energético con inversiones ecológicas como los paneles solares, bombillas compactas y otras tecnologías de ahorro energético. Segundo, intenta matizar el mensaje del Al Gore y dice que simplemente lo que se pide es que se calcule el gasto energético y que se intente reducir lo máximo posible hasta llegar a cero.
 
A tenor de estas informaciones, la lección del promotor de Una verdad incómoda dista bastante del loable intento de reducir el gasto doméstico de energía y pone en evidencia el doble discurso del ex dirigente americano: el de uso público y el privado.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados