Menú

Asesores del Tesoro de EEUU trabajan para bancos de Wall Street

El secretario del Tesoro de EEUU, Tim Geithner, vuelve a estar en el punto de mira. Sus asesores trabajan para las mismas instituciones financieras que están recibiendo ingentes fondos de los contribuyentes.

LORENZO RAMÍREZ
0
El secretario del Tesoro de EEUU, Tim Geithner (Archivo)

Mucho se ha escrito sobre las conexiones del secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, con ejecutivos de los bancos de inversión, que ahora se dedican al negocio tradicional tras la debacle de la crisis subprime. Llama especialmente la atención el caso de Goldman Sachs, entidad que tiene una relación especial con Geithner desde que se produjo el rescate financiero con la Administración Bush.

En octubre de 2003, Geithner fue nombrado presidente del Banco de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York. Una vez allí, se convirtió en vicepresidente de la República Federal de Mercado Abierto Comité de la Fed. En 2006, también se convirtió en un miembro de la sede en Washington, órgano de asesoramiento financiero del Grupo de los Treinta.

En marzo de 2008, organizó el rescate y la venta del banco Bear Stearns. El precio que pagó el comprador, JP Morgan, fue irrisorio: un 99 por ciento más barato de lo que costaba un año antes. Aquella operación levantó suspicacias, al igual que la quiebra de Lehman Brothers.

Cuando llegó al poder Barack Obama nombró a Geithner secretario de Estado del Tesoro (el equivalente a nuestra cartera de Economía y Hacienda), un fichaje que estuvo rodeado de polémica. Con 60 votos a favor y 34 en contra, el Senado confirmó a Geithner en el cargo, pese a que durante el debate previo algunos demócratas y republicanos cuestionaron su credibilidad porque no pagó a tiempo los impuestos que debía a principios de esta década. Algunos, además, criticaron su papel en la elaboración del plan de rescate de Wall Street, elaborado por la Administración del ex presidente George W. Bush.

¿Para quién trabaja Geithner?

Con estos antecedentes no extraña la repercusión de la bomba informativa publicada por la agencia Bloomberg. Algunos de los ayudantes más cercanos de Geithner han ganado millones de dólares trabajando para bancos como Citigroup y Goldman Sachs, entidades "rescatadas" por el Gobierno de EEUU con el dinero de los contribuyentes. Además, otras firmas se han beneficiado de su contacto con el secretario de Estado, como Blackstone.

Todos estos asesores han llegado al cargo sin haber pasado antes por la Cámara de Representantes, en una muestra más de la falta de transparencia del Tesoro de EEUU. Sirva a modo de ejemplo el caso de Gene Sperling, que en 2008 ganó 887.727 dólares de Goldman Sachs y otros 158.000 por dar conferencias para empresas como la de Allen Stanford, procesado por fraude.

Otros nombres implicados, que complementaron sus sueldos de asesoría para Geithner con retribuciones de entidades financieras son Lee Sachs (Mariner Investment), Lewis Alexander (Citigroup), Mathew Kabaker (Blackstone) y Mark Patterson (Goldman Sachs), entre otros asesores.

Este grupo de financieros está aplicando el plan de rescate que aprobó el antecesor de Geithner, Henry Paulson, y están diseñando las reformas que determinarán el futuro de Wall Street en los próximos años. Varios senadores han acusado a Geithner de estar beneficiando a una industria que considera como propia.

El pasado noviembre, en el Congreso, y durante su comparecencia frente al Grupo de Fiscalización del fondo de rescate bancario, Geithner tuvo que soportar que un grupo de personas mostraran carteles contra el empleo del dinero de los contribuyentes para dichos rescates: "Devuélvenos la pasta".


El Tesoro defiende a su secretario

Ante estas críticas el Tesoro ha salido en defensa de su secretario de Estado. El portavoz de este organismo, Andrew Williams, explica que el fichaje de estos asesores es natural, ya que necesitan personas que conozcan de cerca el mundo financiero para poder diseñar reformas efectivas.

Williams recuerda que todos los consejeros de Geithner deben cumplir con "la exigencia de no contactar con sus empresas al menos durante un año", una obligación que a tenor de lo publicado por Bloomberg no han cumplido la mayoría de asesores.

Geithner ha llegado a negar de forma explícita que beneficie a Goldman Sachs en particular. "Hemos sido obligados a hacer cosas extraordinarias y agresivas para ayudar a salvar a la economía", dijo Geithner en una entrevista al diario estadounidense Wall Street Journal y a Digg, una página web donde millones de usuarios comparten y califican artículos.

"Estoy completamente seguro de que ninguna de esas decisiones [...] tuvieron nada que ver con los intereses específicos de ninguna empresa individual, mucho menos con Goldman Sachs", dijo Geithner.

No auditará la Reserva Federal

En más de una ocasión Geithner ha garantizado la completa integridad que se exige a los oficiales de las agencias públicas. Éstos, "gente honorable" que, como Henry Paulson -anterior Secretario del Tesoro-, hicieron "grandes cosas para el país" y actúan siempre por el interés de la comunidad financiera, y no de empresas concretas. Pese a ello, Geithner excusó diciendo que éstos son trabajos muy complicados, y más aún en tiempos de crisis financiera.

A pesar de la confianza que Geithner deposita sobre los oficiales públicos, el secretario del Tesoro no quiere hablar de una auditoria a la Reserva Federal por el reparto de los fondos públicos. Rechazó en varias ocasiones la resolución del Congreso promovida por Ron Paul, que abogaba por una auditoría y supervisión exhaustiva de la Reserva Federal. Esta iniciativa había cosechado gran éxito no sólo en el mismo Congreso de EEUU, sino entre diversos movimientos ciudadanos y civiles.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Antonio David, al límite: vive del sueldo de su mujer
    2. Muere el hombre apaleado en Zaragoza por llevar la bandera de España en los tirantes
    3. Ana Pastor le sacude el 'zasca' del año a un exconsejero de Puigdemont
    4. Reverte, a Colau: "A mí no me utilice para sus basuritas político-folklóricas"
    5. Un sondeo disparatado dice que el 'procés' incrementó un 25% las relaciones sexuales en Cataluña
    0
    comentarios

    Servicios