Menú

Comienza 2010: récord de despilfarro público y de ahorro de los ciudadanos

Mientras que el ahorro de familias y empresas sube a cotas históricas del 14,1% para hacer frente a la crisis, el Gobierno se endeuda a un ritmo récord. Gasta 230.000 euros por minuto. Esto provoca que el despilfarro del Estado anule el esfuerzo de los contribuyentes.

0

La deuda pública sigue creciendo a un ritmo récord. En concreto, el Estado acumula un endeudamiento neto superior a los 120.000 millones de euros (el 12% del PIB) en los últimos 12 meses, según los últimos datos del Banco de España, correspondientes al pasado noviembre, que recoge el blog Random Spaniard.

Dicha cifra significa que el Gobierno se ha endeudado a un ritmo de 228.310 euros por minuto en el último año. Un volumen de deuda adicional que, tarde o temprano, tendrá que ser sufragado íntegramente por los contribuyentes (familias y empresas). En concreto, el Ejecutivo socialista ha sumado, de media, unos 7.000 euros adicionales de deuda a cada hogar español o, lo que es lo mismo, casi 2.600 euros por habitante.

La deuda estatal bruta en circulación ascendía a 456.000 millones de euros el pasado octubre frente a los 326.878 de un año antes (casi 130.000 millones más). El abultado volumen de endeudamiento público responde a la necesidad de financiar el déficit público -diferencia entre ingresos y gastos- registrado en los dos últimos ejercicios.

El Estado acumuló un déficit de 71.524 millones de euros hasta finales de noviembre (el 6,8% del PIB), casi cinco veces más que en el mismo período de 2008 (13.967 millones). Esto significa que el Gobierno gasta un 75% más de lo que ingresa por vía fiscal, un balance que a todas luces sería insostenible en cualquier empresa privada.



Este descuadre en las cuentas públicas responde a la política de gasto emprendida por el Ejecutivo con el fin de combatir la recesión económica. Así, el gasto público se ha disparado un 24,7% interanual hasta noviembre (163.600 millones), mientras que los ingresos fiscales se han hundido un 20,9% interanual, hasta los 95.092 millones.

La necesidad de financiar este creciente déficit ha obligado al Tesoro a emitir un volumen récord de deuda en 2009. En concreto, el organismo financiero del Estado acaba de cerrar el pasado ejercicio con unas emisiones de 110.351 millones en letras y otros 109.431 millones en bonos y obligaciones. En total, 219.782 millones de euros, una cifra similar a la que será necesaria en 2010, según los Presupuestos Generales del Estado.

Efectos sobre familias y empresas

Tal nivel de endeudamiento público tiene dos efectos directos y uno indirecto sobre la economía de hogares y empresas. En primer lugar, neutraliza por completo el esfuerzo de ahorro que ha aplicado el sector privado en el último año. La tasa de ahorro de los hogares españoles subió hasta el 14,1% de su renta disponible en el tercer trimestre de 2009, lo que supone 4,6 puntos más que en el mismo período de 2008. El volumen de ahorro alcanzó los 24.652 millones de euros (7.798 millones más que hace un año).

Por otro lado, la necesidad de financiación por parte del Estado está restringiendo el escaso crédito que ya de por sí obtienen familias y empresas, en un proceso que se conoce como crowding out (efecto expulsión del sector privado).

Así, tal y como señala el profesor del Instituto de Empresa (IE) Valentín Bote, "el crédito concedido por nuestras entidades de crédito a las Administraciones Públicas ha aumentado en los últimos 12 meses (octubre 2009 sobre octubre 2008) en casi 16.000 millones de euros (concretamente, 15.975 millones), mientras que las tenencias de deuda pública en manos del sector financiero ha crecido en el último año en 65.318 millones".

Pero mientras que el crédito afluye con intensidad hacia el sector público, las entidades financieras mantienen cerrado el grifo de la financiación a empresas y familias solventes. Así, el volumen de crédito concedido al sector privado ha caído en 26.964 millones de euros en el mismo período temporal. "En definitiva, parece que los datos apuntan a que sí que podemos estar viviendo un fenómeno de crowding out financiero en España".

Por último, y dada la necesidad de financiación del sector público, muchos analistas no descartan una nueva subida de impuestos este año en caso del que el Gobierno se niegue a recortar el gasto público. Por el momento, la subida fiscal aprobada por el Ejecutivo en 2009 se materializará en un pago extra de hasta 1.500 euros por hogar en 2010.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Antonio David, al límite: vive del sueldo de su mujer
    2. Valdanágoras: diccionario de uso para entender sus tediosas retransmisiones
    3. Muere el hombre apaleado en Zaragoza por llevar la bandera de España en los tirantes
    4. El detenido es un matón de extrema izquierda que ya dejó tetrapléjico a un policía
    5. Ingresado con pronóstico grave el juez de Barcelona que investigó los preparativos del 1-O
    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios