Amenaza a la prensa

Alberto de Mónaco explica por qué no durmió con su novia la noche de bodas

El príncipe monegasco se quejó de los "rumores" sobre su relación con su mujer y cree que se debe a los "celos".

Libertad digital

El príncipe Alberto de Mónaco se quejó a la prensa por la publicación de lo que considera "rumores" sobre su pareja, y consideró que detrás de esas noticias hay "celos" de una o de varias personas de su país que "tratan de hacer daño".

Pocas horas después de su vuelta de un viaje por África, Alberto de Mónaco y su esposa Charlene convocaron ayer a varios periodistas locales, entre ellos una de Nice Matin que da cuenta hoy de ese encuentro, para manifestar su "indignación frente a los rumores" que consideraron "insoportables".

"Desde hace mucho tiempo, mi familia es objeto de rumores nacidos de los celos. Hay una o varias personas en Mónaco que intentan hacer daño", les señaló a los periodistas el príncipe, que consideró "lamentable que los medios de comunicación hagan suyos esos rumores sin verificar las informaciones". "Siempre he respetado la libertad de expresión, pero la difusión de informaciones falsas es lamentable y susceptible de sanciones penales", añadió.

El soberano, que no admitió preguntas, indicó que "a veces esos rumores nos hacen reír, por ejemplo cuando los medios explicaban que la princesa y yo no habíamos dormido en el mismo hotel en Sudáfrica. Evidentemente, era por razones prácticas".

Todo empezó el pasado 28 de junio, a tres días de la boda, cuando el sitio internet del semanario francés L'Express publicó que la prometida Charlene Wittstock había ido hasta el aeropuerto de Niza y tratado de tomar un avión para su país, Sudáfrica, después de descubrir nuevos asuntos oscuros de la vida de Alberto.

Diversos medios precisaron a continuación que se trataba de que el príncipe había tenido un tercer hijo, aparte de los dos que ha reconocido a condición de que sus madres renuncien a cualquier pretensión al trono del pequeño Estado.

El abogado de Alberto de Mónaco, Thierry Lacoste, indicó ayer que iba a denunciar a L'Express por difamación, y justificó que no se haya hecho hasta ahora porque estaban recogiendo pruebas.

El director de L'Express, Christophe Barbier, que participaba en el mismo programa de televisión en que Lacoste hizo su anuncio, señaló que pese a haber transcurrido tres semanas no ha recibido ninguna citación, y que la información sobre las desavenencias en la pareja estaban confirmadas por diferentes fuentes que no podían estar concertadas entre sí.

Una vez casados, los medios de comunicación se hicieron eco de que durante su viaje a Sudáfrica los príncipes dormían en hoteles diferentes, algo que el Palacio de Mónaco justificó desde el principio por las obligaciones de Alberto como miembro del Comité Olímpico Internacional.

Acceda a los 6 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular