Menú

Rubalcaba, hundido en el peor CIS para Rajoy desde el 20-N

El PSOE se encomienda al caso Bárcenas, pero nada apunta a que se vaya a beneficiar de la pérdida de votos del PP.

Libertad digital
95

El barómetro del CIS de enero refleja una caída para el PP de casi diez puntos respecto al 20-N, pero en el PSOE no tienen muchos motivos para celebrarlo. En medio de la crisis y del desgaste del Ejecutivo, los socialistas sólo ganan 1,6 puntos (30,2%) respecto a lo obtenido en las últimas generales (28,7%), cuando se dejaron 60 escaños y cinco millones de votos.

Aunque en el partido tengan el consuelo de que está sin medir el efecto Bárcenas, está por ver que el PSOE logre atraer a los votantes del PP descontentos. Hasta ahora no lo ha hecho, ni en este ni en los anteriores barómetros. En octubre del año pasado, su resultado fue peor: llegaron a perder una décima respecto a las generales. En julio, ganó tres décimas, hasta el 29,9%. En abril, se situó en el 29,6. Y en enero, apenas dos meses después de las elecciones, el partido se hundía otras siete décimas. Ahora, año y medio después de las elecciones, el PSOE sólo ha conseguido superar, por muy poco, la barrera del 30%.

Con estos pobres resultados pese al desplome de los populares, todas las miradas vuelven a fijarse en su líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, que aún no ha anunciado si aspira a ser el candidato en las próximas elecciones o si tratará de revalidar su mandato como secretario general del partido.

Al margen de su cuestionamiento dentro del PSOE, los resultados del CIS son claros: su imagen ante la opinión pública está tan desacreditada como la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El presidente del Gobierno obtiene una nota bajísima, de tan sólo un 2,8, sólo levemente superior a la que tuvo en octubre, con su peor calificación en un barómetro (2,78). En el primer sondeo del CIS desde el 20-N, logró un 4,25.

Mientras, la nota de Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque superior que la de Rajoy, está en caída libre. En este barómetro se sitúa en un 3,4, tres décimas menos que en el de octubre, cuando obtuvo un 3,7. En enero de 2012 tuvo un 4,25, en abril un 4,11 y en julio un 3,8.

Además, también aumenta la desconfianza en el líder de los socialistas: en este sondeo un abrumador 88% confiesa tener poca o ninguna confianza en él. Es más que en los anteriores barómetros: en octubre el porcentaje fue del 84%, en julio, del 83,5%, en abril del 74% y en enero de 2012, del 74%. En Rajoy no confían muchos más españoles pero llama la atención que aún así la desconfianza es algo menor que la de su oponente: un 81%.

En medio de este desastre para los principales partidos, sólo dos formaciones políticas se convierten en claras ganadoras en este sondeo: IU y UPyD. Con un 9,4% y un 6,8%, logran mejorar sensiblemente los resultados del 20-N, con un 2,48% y un 2,11% más que en las anteriores generales. El sondeo también es positivo para ERC, que gana un punto respecto al 20-N, en línea con la mejora experimentada en las elecciones catalanas de noviembre.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La exjuez Carmena: es "enormemente perjudicial para el diálogo" el encarcelamiento de los Jordis
    2. Podemos, noqueado por Cataluña
    3. Echenique y Dante Fachín se mofan de los incendios de Galicia
    4. Corte de mangas a la iniciativa de Ciudadanos contra el adoctrinamiento en las aulas
    5. Javier Somalo: 'Santamaría debe dimitir'
    0
    comentarios

    Servicios