España
Noticias y opinión en la red
Pide una política "decente"

Aznar dice que la "honradez" de Gregorio Ordóñez es "más necesaria que nunca"

El expresidente del Gobierno ensalzó la figura de Gregorio Ordóñez y llamó al partido a seguir el ejemplo del político asesinado por ETA.

Aznar, Botella, Iribar, Cospedal, Arenas, Pons, Floriano, Zaplana y Oyarzabal. | FAES

El expresidente del Gobierno José María Aznar puso este lunes al exdirigente del PP Gregorio Ordóñez –asesinado por la banda terrorista ETA hace 18 años en San Sebastián– como máximo exponente de lo que es un líder y dirigente político, en unos momentos donde la clase dirigente está sumamente desprestigiada.

"Gregorio encarna los tres grandes valores que consiguieron hacer del Partido Popular la primera fuerza política española: la honradez personal, el valor para liderar desde unas convicciones muy clara, y la generosidad", dijo, tras lo que recordó que su formación política "se creó sobre un compromiso indeclinable con la regeneración política e institucional de España".

Aseguró que la política resulta ahora "más necesaria que nunca" en un momento en el que sufre un "grave descrédito" y llamó al PP a "devolver la esperanza a millones de españoles marginados por el paro y la falta de oportunidades". "Era y es posible ejercer la política como una actividad decente de personas honradas al servicio del interés general, era y es posible devolver a los españoles la confianza en nosotros mismos y en nuestro país. Únicamente depende de nosotros", añadió.

El expresidente del Gobierno y actual presidente de la Fundación FAES insistió en que nos encontramos ante "una situación grave" porque "esta crisis no es sólo económica. Era una crisis de raíz política e institucional que ahora despliega sus peores efectos".

Desgranó entonces algunas de las cuestiones que han llevado a España hasta la situación actual: "A ningún país le sale gratis que desde el Gobierno se dude de su condición nacional. Ni le sale gratis sustituir su política exterior por un compendio de eslóganes. Ni le sale gratis actuar bajo el principio de que el dinero público no es de nadie. Ni le sale gratis hacer de los terroristas interlocutores políticos".

Aznar llamó a responder "con nuestros actos" al mandato de la ciudadanía "de reforma, de regeneración, de recuperación del camino". "Es esencial porque no hemos estado demasiado tiempo apartándonos de los que nos ha llevado al éxito. Y las consecuencias son necesariamente las que venimos padeciendo", dijo.

Derrotar el terrorismo

En la presentación del archivo documental de la Fundación Gregorio Ordoñez, en las que se recogen centenares de grabaciones, vídeos y artículos en prensa del que fuera una de los dirigentes más destacados del PP vasco en los ochenta y noventa, también tuvo tiempo para hablar sobre terrorismo.

El ex presidente del Gobierno aseguró que derrotar al terrorismo "no consiste solamente en que los terroristas dejen de matar" sino también en "derrotar a la mentira". "Las de antes y las de ahora. Y ahora no hay mayor mentira que el relato que equipara a víctimas y a verdugos. Al demócrata Gregorio Ordoñez y a los pistoleros que lo asesinaron", especificó.

"La equidistancia es una coartada y el relativismo, una claudicación. No existe un punto medio entre la libertad y la tiranía, ni entre la democracia y el totalitarismo, ni entre la justicia y la impunidad. La libertad, la democracia y la justicia son valores superiores", añadió.

Aznar afirmó que derrotar el terrorismo es "asegurar que es deslegitimado históricamente, de forma que nadie nunca pueda borrar la línea que distingue a las víctimas de sus asesinos y a la civilización de la barbarie". "Significa hacer justicia a las víctimas, a todas y cada una de ellas", continuó.

"Nunca aceptaremos que el sacrificio de las víctimas, que el inmenso daño moral y material que el terror ha causado, que su persistente brutalidad para destruir la democracia, la libertad y la convivencia en España, desaparezca en una amalgama de falsos relatos y de coartadas fabricadas para el olvido y la impunidad", sentenció.

Críticas a la política antiterrorista de Rajoy

Antes de que el expresidente Aznar tomara la palabra, subieron al estrado dos referentes de lucha y resistencia contra la organización terrorista ETA. Por un lado, la viuda de Gregorio Ordoñez, Ana Iribar. Por el otro, la exalcaldesa de Lizarza y exportavoz del PP en las Juntas Generales de Guipúzcoa, Regina Otaola. Ambas fueron particularmente duras con la política antiterrorista del Gobierno de Mariano Rajoy.

Iribar censuró que el Ejecutivo esté escondiendo que hay 326 asesinatos de ETA sin resolver para "esconder su propia irresponsabilidad" y criticó que las mismas fuerzas políticas que firmaron el Pacto contra ETA compartan "pasillo y tribuna política con los herederos del proyecto de ETA".

"No entiendo a este Gobierno compasivo que libera a Bolinaga y fomenta el encuentro de asesinos terroristas y familiares de víctimas. No confío en una justicia piadosa que abre las puertas de nuestra democracia a Bildu, que deja hacer a Pernando Barrena como portavoz de Bildu y permite a Rufino Etxeberría reorganizar Sortu y desde luego reniego de quienes imploran la reconciliación o el perdón", dijo.

Otaola afirmó que Ordoñez "no entendería cómo un futuro mejor se puede construir con los proetarras en las instituciones" y aseguró que el exdirigente del PP vasco "no se habría callado ante esto". Además, censuró que un etarra haya sido elegido senador o el nombramiento de Jonan Fernández como responsable del Gobierno vasco para la paz.

Las críticas de ambas llegaron ante la plana mayor de la actual dirección del PP, que tenía presente en el acto a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y a otros destacados miembros como Javier Arenas, Carlos Floriano, Esteban González Pons e Iñaki Oyarzabal.  

Lo más popular