España
Noticias y opinión en la red
La prensa de un vistazo

'La Gaceta' ya tiene varios "nombres para sustituir a Rajoy"

La prensa se divide entre los que ya ven cadáver a Rajoy y los que le defienden a capa y espada.

La corrupción del PP parece no tener fin si hacemos caso a lo que publican los periódicos. "Lapuerta y Bárcenas recibían entregas en metálico en su despacho de Génova", titula El Mundo. Y "hacían bromas comentando que recibían las entregas juntos porque así ninguno podía engañar al otro", ay, qué gracia. Rubalcaba, mientras, frotándose las manos. "Rajoy no puede dirigir este país".

Federico Jiménez Losantos cree que el discurso de Rajoy del sábado "ha sido un error monumental que va a pasar una factura terrible al PP y a España". Porque Rubalcaba, "el golpista redomado" está al acecho. "Si el PP le brinda la ocasión de un golpe blando como el de Armada el 23F lo darán, de hecho lo está dando. Y si Rajoy se hunde, forzará un Gobierno de coalición con el PP y se las arreglará para ganar las elecciones". ¡Aggg!, por Dios, Federico, que es lunes, no nos pegues estos sustos. "No querellarse contra Bárcenas y su órgano El País" fue un error. "Si Rajoy no dimite debería hacer la guerra a los que se la hacen" y que se ande con ojo. "Rubalcaba no necesita otro 11-M. Con un 13-M bis le basta".

Pedro J. dice que Bárcenas, que "disfruta del champán francés después de poner al PP al borde del precipicio", por algo le llamaban como le llamaban, podría haber "elaborado los cuadernos comprometedores de un tirón para chantajear al partido después de verse acorralado por el caso". Pero vamos, Rajoy lo tiene negro como la noche y "está en un callejón sin salida". Eso sí, Rubalcaba "carece de la más mínima autoridad moral para solicitar su renuncia ni la de nadie" que lo conocemos por sus "abusos" durante el felipismo, "los graves escándalos que han tenido lugar cuando era ministro del Interior" y por sus "sucias maniobras con el caso Faisán"

El País le birla a Rubalcaba el titular. "El PSOE pide la dimisión de Rajoy en plena crisis política institucional". ¿No podían haber puesto Rubalcaba?, oye es que ni para una vez que el hombre se merece una portada se la dan. Ten amigos para esto. Cuenta Vera Gutiérrez Calvo, muy solemne, que esto no pasaba desde Felipe González. "El líder de la oposición pidiendo la dimisión del presidente del Gobierno. Sin condicionales, sin matices: la dimisión sí o sí. En frío". Además, El País aprovecha el tirón a ver si consigue de una vez colocarle algo a Aguirre, que se le está resistiendo, con un nuevo titular sobre su serial de espías en portada.

Enrique Gil Calvo está hinchado como un pavo. La reputación de Rajoy "ha quedado destruida con una simple portada periodística. Ahora se habla mucho de la revolución de Twitter o Facebook, como si las llamadas redes sociales tuvieran el poder mágico de derribar a los gobernantes. Pero si finalmente Rajoy y sus hombres resultan empapelados por el Fiscal General, no será por obra y gracia de las TIC digitales sino del más viejo periodismo de papel", presume. "Nadie volverá a creer en ellos jamás", se regodea, y amenaza: "Lo papeles del PP no han terminado de salir todavía, aun queda por aparecer toda la contabilidad de la etapa de Aznar". Y para terminar nos da una pista de por dónde van los tiros. Gallardón "no aparece en los papeles de marras", así que "podría ofrecerse como árbitro y posible solución sucesoria".

ABC le dedica a Arenas su portada. "Sería gravísimo que se demostrara que se han manipulado los supuestos papeles de la contabilidad del PP". Sería como si se les apareciera la virgen, pero ya están tardando. El periódico de Vocento tiene un cabreo inmenso con Rubalcaba, que "quiere ganar en la calle lo que perdió en la urnas". "Otra vez la conjunción de Rubalcaba con acoso a las sedes del PP en una situación crítica para España (...) Rubalcaba tiene prisa" y "no le importa mandar a Rajoy a Berlín con una petición de dimisión clavada en la espalda". Para mí que a Merkel se la refanfinfla Rubalcaba. Isabel San Sebastián también está contenta. "Le ha faltado tiempo a Rubalcaba para lanzarse sobre un Rajoy herido, confiando en alimentarse de su cadáver sin tener que mancharse las garras". Pero eso sí, "si se trata de un montaje sin base alguna, de una conspiración para destruir al PP, ¿por qué no anunció ayer mismo una querella contra el ex tesorero chantajista y contra el periódico que ha publicado esas presuntas calumnias injuriosas?".

La Gaceta le pega a Rajoy otro bofetón. "A Rajoy también la pagaron los viajes. Su mujer, su hijo y una asistenta personal volaron en clase bussines a Las Palmas con dinero imputado a la trama Gürtel". "Rajoy debería replantearse esa estrategia suya de negarlo todo y echar balones fuera", le piden. Si no es capaz de explicar qué ha pasado "tendrá que pensar en alguien libre de losas para representar a esos once millones de españoles que han votado al PP", dice como si fuera el mismísimo Rubalcaba. Es más, ofrece "una quiniela de nombres para sustituir a Rajoy". Como El País, cuenta con Gallardón, aunque tampoco les importaría Ana Pastor, José Manuel Soria, Alberto Núñez Feijóo, Jose Antonio Mongao o Aleix Vidal-Quadras. "Fuentes del PP creen que debería dejar la presidencia y formar una gestora en la formación que convoque un Congreso Extraordinario".

La Razón tiene una ardua tarea por delante. "El PP encargará un peritaje de los supuestos papeles de Bárcenas para probar su falsedad. Pedirá los originales para conocer cuándo se elaboraron y durante cuánto tiempo". Parece que se los va a pedir a El País. Y es que ven una "maniobra en contra de Rajoy, en la que incluso sospechan que están implicados algunos de dentro del partido". Ya estamos. César Vidal nos mete el miedo en el cuerpo diciendo que estamos igual que en 1935. Y Marhuenda le dice a Rubalcaba que plantee una moción de censura, si se atreve. "En democracia, las urnas tienen su tiempo, no vale buscar atajos". Le recuerdan "las corrupciones que no quiere ver" y Alfonso Merlos le acusa de "calientacalles". "La izquierda envía a sus cachorros a Génova".

Y así empieza la semana.

Lo más popular