España
Noticias y opinión en la red
En Madrid

Herido muy grave un ladrón al ser tiroteado por el joyero al que pretendía atracar

  Los hechos han ocurrido en pleno centro de Madrid, en el madrileño barrio de Salamanca, este sábado por la mañana.

LD / Agencias

Un varón de 30 años y de origen serbio ha recibido dos disparos sobre las 10 horas de este sábado tras un intento de atraco en una joyería situada en la calle Ayala, casi esquina con Velázquez, en el centro de Madrid, han informado a Europa Press Emergencias Madrid y la Jefatura Superior de Policía.

Dos hombres, uno de ellos el herido, han entrado en la joyería portando armas blancas y han rociado en los ojos con un spray al joyero, quien ha respondido con un arma de fuego para repeler el ataque. En el intento de atraco se han escuchado varias detonaciones. Del establecimiento ha salido un joven herido, sangrando abundantemente, que ha tratado de huir del lugar de los hechos a bordo de un taxi, estacionado en la calle Velázquez.

El taxista no ha arrancado diciéndole al herido que había que llamar a la Policía. Los taxistas allí concentrados son los que han avisado al servicio de emergencias, que se ha encontrado al herido unos metros más alejado, junto a un quiosco en la calle Velázquez. El Samur le ha estabilizado encontrándose con dos heridas por arma de fuego, una en la ingle, a la altura de la arteria femoral, y otra en el tórax, ésta de carácter superficial. El hombre ha sido trasladado al Hospital de la Paz, donde ha ingresado en estado crítico.

El otro atracador ha sido detenido por la policía, después de que acudiese a un hospital con tres heridas de balaSegún han informado fuentes policiales, este hombre ha acudido al hospital Gregorio Marañón con tres heridas de arma de fuego, dos de ellas en el abdomen y otra en el antebrazo, por lo que el centro ha avisado a la Policía. Los agentes le han arrestado al considerarle el segundo implicado en el intento de atraco a una joyería de la calle Ayala de Madrid, en la que el dueño fue abordado por dos hombres que le rociaron con un aerosol de pimienta, lo que provocó que el joyero les disparase.

Uno de los presuntos atracadores huyó, mientras el otro trató de coger un taxi en una parada cercana pero acabó desplomándose debido a la gravedad de las dos heridas de bala que presentaba.

El huido acabó acudiendo al hospital, donde a primera hora de la tarde está siendo operado, siendo su pronóstico reservado, según la misma fuente.

El joyero, por su parte, ha tenido que ser atendido por el Samur tras el ataque con el spray de pimienta. Ha sido trasladado al Hospital de La Princesa para ser valorado. Su hija también fue atendida por los psicólogos del Samur debido a una crisis de ansiedad, aunque fue dada de alta en el lugar. 

"Me han dado la mañana"

Los agentes que se han desplazado al lugar para investigar este intento de atraco en la joyería Arum han tomado muestras en el vehículo, en el comercio y en el tramo de calle por el que la víctima ha dejado un reguero de sangre que terminaba frente al citado quiosco. En ese lugar, el presunto delincuente ha caído al suelo, semiinconsciente y con la cara muy pálida, según el relato de este taxista y del quiosquero, quien junto a una joven que paseaba por la zona le han atendido en un primer momento.

El quiosquero ha explicado a Efe que tras ver a este hombre malherido llamó, junto a otras personas que se percataron de la situación, a la Policía y al Samur"Me han dado la mañana; la mañana pero bien dada, pero no ha habido más remedio", se lamentaba este profesional, que ha asegurado que no sintió miedo porque el hombre estaba muy malherido"Pero es una cosa que no le gusta a nadie ver; chorreaba un montón de sangre; tenía una herida muy grave", añadía.

Sobre este suceso le preguntaban una y otra vez esta mañana al quiosquero algunos de los vecinos del barrio donde se encuentra la joyería, que es un establecimiento también en el que se compra y vende oro, otros metales preciosos, relojes y se hacen tasaciones.

En concreto, la joyería está ubicada junto a un concesionario de coches, a escasos metros de la esquina con la calle Velázquez, por la que también huyó el otro delincuente que participó supuestamente en el intento de atraco.

También este otros atracador intentó coger otro taxi en la misma parada, según ha señalado a Efe un segundo taxista que se encontraba en ese momento en el lugar. Sin embargo, lo tuvo que abandonar inmediatamente corriendo al escuchar que dos personas salían de la calle Ayala gritando que se había producido un atraco.

Lo más popular