España
Noticias y opinión en la red
TAL DÍA COMO HOY EN LD... EN 2008

El 'monstruo de Amstetten' violó a su hija delante de sus propios hijos-nietos

Josef Fritzl secuestró a su hija durante 24 años y la violó sistemáticamente. Fue condenado a cadena perpetua.

Publicidad
Juanjo Alonso

Tal día como hoy, 3 de mayo, pero de 2008, Libertad Digital contaba en su portada los últimos detalles del infierno sufrido por Elisabeth Fritzl durante los primeros nueve años de su cautiverio. Según reveló el diario alemán Der Spiegel, la hija del ‘carcelero de Amstetten’ sólo recibió alimentos y vestidos de su padre, y su madre nunca supo nada ni tuvo nada que ver con lo que ocurrió. Elisabeth exculpó a su madre del martirio sufrido durante los 24 años que vivió encerrada en el zulo y sometida a sistemáticas violaciones de su padre.

La hija de Fritzl pasó los nueve primeros años de su encierro en una única estancia del sótano y hasta 1993 su padre no organizó otros espacios por lo que los hijos nacidos en ese tiempo fueron además testigos de las violaciones continuadas a las que el padre la sometió. La víctima dijo también que su padre la mantuvo esposada durante los dos primeros días de cautiverio y que los seis o nueve meses siguientes los pasó atada.

Días antes se había producido la primera declaración del acusado en la que reconoció haber maltratado física y sexualmente a su hija hasta el punto de tener hijos "más o menos cada dos años", entre 1988 y 2003. Respecto al papel de la esposa de Fritzl, aseguró que ni ella, ni los tres nietos que vivían en su domicilio conocían el macabro secuestro de Elisabeth y sus otros tres hijos. La versión del ‘monstruo de Amstetten’ ante su mujer era que su hija secuestrada se había adherido a una secta, pero que cada cierto tiempo dejaba en la puerta de su domicilio los hijos que no podía atender.

A pesar de todos los estremecedores datos que se fueron conociendo desde su detención, el violador y secuestrador de su propia hija y de sus hijos-nietos confesó que no se consideraba un "monstruo" porque "podría haberlos matado a todos, entonces no hubiese pasado nada. Nadie me habría descubierto". También recordó que sacó del sótano a su hija-nieta de 19 años para llevarla al hospital debido a su grave estado de salud.

Según el abogado defensor de Josef Fritzl, éste reconoció que el impulso por violar a su propia hija "se fue haciendo más fuerte" y acabó siendo una "adicción", aunque negó que dichas violaciones comenzaran cuando lo dijo la víctima, a los 11 años. Además, confesó que sabía que estaba haciendo daño a su hija pero que el "ansia de poder hacer algo prohibido" era demasiado fuerte. Por si esto fuera poco, Fritzl aseguró que "se alegraba de la descendencia" y que para él era bonito "tener también en el sótano una auténtica familia".

Los jueces no participaron de este entusiasmo y la Fiscalía de Viena le acusó de asesinato, esclavitud, violación, reclusión, coacción e incesto. Durante el juicio Fritzl tuvo que escuchar el relato del "martirio inimaginable" de su hija, como así lo definió el fiscal que ejercía la acusación pública. El testimonio acusatorio de su hija Elisabeth estuvo grabado en un vídeo en el que relató los 24 años de encierro y violaciones en un sótano a los que le sometió su padre en la localidad austríaca de Amstetten. Tras escuchar a su hija, el ‘monstruo de Amstetten’ se declaró culpable de todos los cargos. Hasta entonces había negado parte de los seis puntos de la acusación y sólo había admitido "parcialmente" su responsabilidad en esclavitud y homicidio por omisión.

Casi un año después de que el estremecedor caso saliera a luz, la Fiscalía de Baja Austria solicitó la cadena perpetua para Josef Fritzl. A pesar de la condena, un portavoz de la Audiecia Provincial de la ciudad austriaca de Sankt Pölten, dijo que podría salir a la calle en libertad condicional en un plazo mínimo de 15 años, siempre y cuando los peritajes psicológicos fueran positivos.

Lo más popular