España
Noticias y opinión en la red
Presentación en Barcelona

Rivera: "Las CUP apoyan abiertamente a un terrorista como Otegi"

Albert Rivera, José García Domínguez y el Movimiento Cívico 12-O presentaron Otegi, el hombre nuevo, en Barcelona.

(Izq-dcha) Mariano Alonso, José García Domínguez, Albert Rivera, Luis F. Quintero y Ángel Hernández Guardia, presidente del Movimiento 12-O | MC 12-O
Libertad Digital

El "Centro Cívico Ateneo Fort Pienc" de Barcelona acogió este martes la presentación del libro Otegi, el hombre nuevo, editado por Sepha y escrito por los periodistas del grupo Libertad Digital Mariano Alonso y Luis Fernando Quintero.

Después de presentar el libro en Madrid, Bilbao y Vigo, los autores se vieron arropados por medio centenar de asistentes en Barcelona, donde el columnista de LD José García Domínguez fue el encargado de conducir el acto. La presentación corrió a cargo del presidente de Ciudadanos Albert Rivera.

De la mano del Movimiento Cívico 12 de octubre, organizadores del acto, José García Domínguez destacó de esta biografía de Otegi, el vacío intelectual que deriva de los terroristas, su eminente y "primitiva" sed de sangre sustentada por la idea que encabeza el libro de Alonso y Quintero y que es un extracto de la película de Julio Médem, La pelota Vasca, y que pronunció Arnaldo Otegi en ese film: "El día que en Lekeitio o en Zubieta se coma en hamburgueserías, y se oiga música rock americana, y todo el mundo vista ropa americana, y deje de hablar su lengua para hablar inglés, y todo el mundo en vez de estar contemplando los montes esté funcionando con Internet, pues para nosotros ése será un mundo tan aburrido tan aburrido que no merecerá la pena vivir".

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, agradeció a los autores haber publicado un libro como Otegi, el hombre nuevo, ya que, consideraba que "es necesario que no se borre ni se manipule la verdadera historia" como hizo el presidente del Gobierno cuando "llamó a un terrorista, hombre de paz", sino que se sepa "la verdad, la verdad de lo que contáis en este libro".

En este sentido, recordó cómo desde el nacionalismo y quienes entran en connivencia con ellos, se manipula la historia y se dan capas de "pintura" para desfigurarla. Como uno de los ejemplos, se refirió a "Terra Llure" porque "ya nadie habla de ella y eso es olvidar la historia y olvidar el pasado" y olvidar, también, que "hay terroristas de Terra Llure" que han estado sentados en el parlamento catalán, como puntualizaba Rivera. Por todo ello, "es bueno que alguien recuerde la verad".

En cuanto a la relación entre Cataluña y el nacionalismo, recordaba Rivera "el cambio de chip asqueroso" que se produjo con el atentado de Vic, cuando no sólo los alcaldes de la zona se ausentaron en la conmemoración del 20 aniversario de dicho atentado, sino que recordó el artículo "vergonzoso que hizo al día siguiente del atentado en el Avui" Josep Lluis Carod Rovira en el que le preguntaba a los terroristas "si habían mirado el mapa de España, porque Cataluña no era España y las bombas las tenían que poner en otros sitios y no en Cataluña porque Cataluña no era España". Después de aquello, seguía Rivera, llegó Perpiñán.

En Cataluña los partidos nacionalistas han amparado a movimientos, no sólo políticos, sino movimientos terroristas. Para Rivera, "generar frustración, superioridad moral y fracturar una sociedad puede tener consecuencias".

Las CUP y Otegi

En este sentido, Rivera recordó que "en el parlamento catalán han entrado ahora unos señores que son las CUP, que se presentaron como si fueran el Nelson Mandela con el número de preso de Arnaldo Otegi y se sentaron en el escaño". Unos señores, seguía Rivera "que nos montan escarnios, que son los chicos malos y que apoyan abiertamente a un terrorista como Otegi". Es "como si un diputado se presentara con el número de preso de un violador ¿se lo imaginan?", preguntaba Rivera.

En su opinión "hay demasiada pasividad, demasiada mitología en torno a la relación entre el Partido Socialista y el nacionalismo".

Finalmente, Rivera regresó a la frase sobre internet y las comida americana de Otegi y reivindicó "una España con internet, una España con hamburguesas y una España de gente libre.

Alonso y Quintero

Por último, intervinieron Luis F. Quintero y Mariano Alonso, que destacaron algunos capítulos del libro. Quintero recordó los principales atentados en los que participó Otegi durante sus 17 años como terrorista de la banda ETA. Se centró en los secuestros de Luis Abaitua y Javier Rupérez y el intento de secuestro e intento de asesinato de Gabriel Cisneros.

Mariano Alonso, por su parte, destacó la actitud de Otegi y los suyos en el parlamento vasco el día después del asesinato del popular catalán de Sant Adriá de Besos José Luis Ruiz Casado. Los batasunos, con Otegi a la cabeza, se ausentaron de la declaración de condena, y al terminar entraron. En las intervenciones posteriores, Otegi dijo ver "muy crispados" a populares y socialistas, que aún digerían el intento de asesinato del socialista José Ramón Recalde y el asesinato de Ruiz Casado.

Lo más popular