Menú

Las comunidades del PP fuerzan a Wert a revisar su decreto de becas

Las comunidades autónomas están en contra de la decisión de Wert de exigir más nota para poder conseguir una beca.

18
José Ignacio Wert este miércoles en el Ministerio | EFE
El ministro José Ignacio Wert se vio este miércoles abocado a reconsiderar uno de los requisitos necesarios para optar a una beca que aparecía en el nuevo decreto elaborado por su ministerio, ante la presión de todas las comunidades autónomas, incluidas las del PP. En concreto, el que se refiere a la nota exigida para conseguir esta ayuda en el Bachillerato: si ahora se pedía tener de media un 5,5, en el nuevo borrador se incrementaba esta nota hasta 6. Tan sólo medio punto.

La discusión durante el encuentro fue "muy viva, muy profunda", reconoció el titular de la cartera de Educación. No obstante, admitió que una "parte significativa de las comunidades autónomas" considera que el endurecimiento de los requisitos referentes al umbral académico ponen en "riesgo" uno de los objetivos que persigue la LOMCE: luchar contra el abandono escolar temprano.

"No renunciamos a valorar la cultura del esfuerzo, ni a rechazar que haya un espacio para recompensar" a los alumnos más brillantes, "pero nos hemos comprometido a estudiar la viabilidad desde la perspectiva de que no constituya un obstáculo para la prevención del abandono escolar temprano", añadió.

"Estudiaremos particularmente la nota de acceso al Bachillerato", aunque eso no quiere decir que estén "cerrados a incluir otras modificaciones" en el real decreto, subrayó.

Oposición de hasta las CCAA del PP

Tal es así, que los consejeros salieron bastante satisfechos del encuentro, dando por hecho que este punto va a ser modificado por el ministerio, aunque no todos comparecieron ante los medios. Sí lo hicieron los representantes de Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Cataluña, Asturias y Castilla y León.

El consejero de esta última comunidad autónoma ya había dejado clara su postura horas antes de la reunión. Sus declaraciones, contrarias al texto, habían suscitado polémica puesto que descartaba cambiar el sistema de becas dando importancia a las notas. Así se lo manifestó Juan José Mateos también al ministro y a su salida explicó que rechazaba este punto porque considera que se arriesga el principio de "equidad". Las notas "dependen no sólo del esfuerzo, también de situaciones difíciles de controlar como los profesores, los centros, las familias, la situación económica",señaló. "Por eso pensamos que los alumnos que tengan una renta baja y hayan aprobado el curso reúnen las condiciones para recibir las ayudas al estudio". Y celebró que el ministro se hubiera comprometido a estudiar esta fórmula.

Por su parte, el consejero de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, resaltó también su "buena impresión" respecto de la actitud Wert, quien, según precisó, "atendió varios ruegos" de los diferentes responsables autonómicos. "El primero era que se mantuvieran los fondos presupuestarios del pasado año para becas y se ha comprometido a lucharlo frente al Ministerio de Hacienda. Y el segundo ha sido rebajar las exigencias de nota especialmente para 4º de ESO (de acceso al Bachillerato), que está en un 6, y también para Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), que está en un 6,5",concretó Marín. Valoró pues que Wert se hubiera "abierto al diálogo y a la reconsideración". "Vemos en la actitud del ministro ganas de llegar a un consenso", remachó.

De la misma manera se pronunció la consejera de Extremadura, Trinidad Nogales, que afirmó que tanto ellos como otras autonomías habían pedido al ministro que "module la nota de beca del Bachillerato" y que los cambios se lleven a cabo de manera "transitoria y no brusca". Nogales insistió en que esto no significa rebajar los "niveles de exigencia" de los alumnos, pero pidió a Wert que tenga en cuenta los "niveles socio-económicos" de cada CCAA.

Y como no podía ser de otra manera, las comunidades no gobernadas por el PP expresaron su rechazo más absoluto al decreto sobre becas y se felicitaron por el cambio de actitud del ministro. Las palabras más duras las emplearon las consejeras de Andalucía y Asturias.

La andaluza Mar Moreno reveló que la nueva normativa "prácticamente no ha convencido a nadie" y afirmó que José Ignacio Wert "se ha comprometido a dar marcha atrás". Incidió en la importancia de mantener en un 5 el umbral académico para acceder a una beca, ya que, según dijo, "si con un 5 se aprueba", tienen que tener las mismas posibilidades de estudiar aquellos que alcancen la nota, tengan o no dinero.

Más crítica fue aún la consejera asturiana. De hecho, fue la única que no salió en actitud victoriosa tras el encuentro. Ana González dijo sentirse "muy preocupada" ante lo que considera "el desmantelamiento del sistema de becas" con la propuesta del Gobierno. "Es una tropelía, y están convirtiendo las becas en una dádiva de los poderosos hacia los pobres". "Es terrible, vamos hacia un sistema educativo depredador cuyo único objetivo es echar a la gente en función al dinero que tengan las familias", sentenció.

Por último, la consejera catalana, Irene Rigau, manifestó su satisfacción porque el titular de Educación "reconsiderará el núcleo fundamental del real decreto de becas".

En esta nueva sectorial con el borrador sobre las becas como único punto de la reunión, va a ser el único encuentro que representantes del ministerio mantengan con los consejeros autonómicos. Tras el estudio, al que se comprometió el ministro, pasará a ser evaluado por el Consejo de Estado. Si finalmente no hay cambios, cosa que nadie contempla, sobre el aspecto más criticado del texto - el aumento en la exigencia de la nota-, los requisitos quedarían así: será necesario obtener un 6 de media para optar a una beca para acceder al Bachillerato, hasta ahora era un 5,5; para FP subiría del 5 al 5,5 y para acceder a la Universidad, aunque este punto no se debatió en profundidad este miércoles, subiría del 5,5 al 6,5.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Aparecen pasos de cebra pintados con la estelada
    2. Pura Sotillo, la tutora de Felipe VI que sufrió las exigencias de doña Letizia
    3. Évole se ensaña con Puigdemont
    4. 'Gran Hermano Revolution': Las claves del desastre
    5. El biógrafo de Zapatero pide que la Generalidad "tome también rehenes"
    0
    comentarios

    Servicios