Menú

El PP fuerza a Wert a "revisar" el 6,5 para las becas universitarias

Tras reunirse con los responsables autonómicos y las reticencias en su propio partido, Wert anuncia que se revisará el decreto de becas.

104

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Alonso: "Se aprueba con un 5" Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Alonso: "Se aprueba con un 5"" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

La firmeza del ministro se desinfla. La convicción que mostraba José Ignacio Wert en sus declaraciones de hace una semana sobre su decreto de becas, incluso la que manifestaba este lunes mismo, se tornó este martes en dudas e inseguridad. "Una revisión con carácter general de los requisitos no está en nuestro horizonte", afirmó tajante el titular de Educación tras su reunión con los rectores el pasado jueves.

En cambio, tras su encuentro con los responsables autonómicos de universidades – y después de las críticas, más o menos veladas, de su propio partido – el ministro se ha comprometido a revisar la polémica nota media del 6,5, necesaria para poder optar a una beca de acceso a la Universidad, tal y como establece el borrador ahora mismo. "Se va a considerar la revisión" de esta nota dijo Wert, que precisó, incluso, que en el encuentro se han "comprometido a recalcular todo lo que tenemos que recalcular" para "intentar acomodar" las peticiones sobre la nota del 6,5 para acceder a las becas universitarias. El objetivo, dijo, es conseguir "el mejor acuerdo posible".

Y es que todas las comunidades, incluidas las gobernadas por el Partido Popular, están en contra de este requisito. Pidieron al ministro que la calificación media para obtener esta ayuda se quede como está ahora, en 5,5. Salvo tres, que incluso fueron más allá: las socialistas Andalucía, Asturias y la popular Castilla y León propusieron durante el encuentro de este martes que la nota media volviera a ser un 5, como con los gobiernos del PSOE. A esto último sí se negó Wert, que confirmó que en ningún caso el cambio conllevará dejar la calificación en un aprobado raspado.

Pero no será la única revisión que efectúe el ministerio antes de este viernes, cuando ya será trasladado el texto definitivo al Consejo de Estado. También llevarán a cabo un "refinamiento" de los requisitos académicos para quienes quieran mantener las becas los cursos posteriores. En el decreto tal y como está ahora, se pide para los segundos y años posteriores de carrera haber superado el 100% de los créditos, salvo para las enseñanzas técnicas, para los que se fija un 85% como mínimo. Wert afirmó que se baraja también ampliar estas excepciones a otras carreras igualmente difíciles, como por ejemplo las Ciencias, señalaron fuentes de Educación.

En cualquier caso, Wert defendió la idoneidad de la nota del 6,5. Según dijo, al redactar el borrador han utilizado "muchas herramientas analíticas" y destacó la diferencia de resultados entre quienes iniciaron sus estudios becados con nota inferior a 6,5 y los que obtuvieron mejor calificación. Y diferenció dos variables. Por un lado los que abandonaron el primer año la carrera: aumenta a más de un 20% entre los que accedieron con una nota de 5 o 5,5 en comparación a los que entraron con notas superiores a un 6. Y por otro, los que completaron la carrera con "idoneidad temporal" (si es de cuatro años, en cuatro años). En este último caso la diferencia es de "3 a 1". Por cada alumno que concluye sus estudios a tiempo con nota media de acceso de 5 o 5,5, tres lo hacen si tenían calificaciones mayores.

La OCDE apoya a Wert

El que sí defiende el sistema de becas que ideó el quipo de Wert es el director de Innovación e Indicadores de Progreso de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), Dirk Van Damme, que también este martes presentó en el Ministerio de Educación y junto a la secretaria de Estado, Montserrat Gomendio, el informe Panorama de la Educación 2013.

Van Damme, sin querer entrar en "detalles", afirmó que "la reforma que está llevando a cabo el Gobierno español está en línea con los sistemas educativos de su entorno". Preguntado por su opinión sobre los nuevos requisitos que se prevé aplicar en España el próximo curso para acceder a una beca universitaria, el experto comentó que los sistemas de ayudas en la mayoría de los países "no sólo se basan en ingresos familiares, sino en las notas o grados que adquieran los alumnos durante el curso".

Apuntó que la mayoría de los países están pasando por "la evolución" de reducir la financiación pública y pedir "más responsabilidad" a los estudiantes y a la financiación privada. Hay países que antes tenían una financiación totalmente pública y ahora están en transición hacia una educación terciaria o universitaria "con mayores fondos privados", por encima del "color del Gobierno", añadió. Y puso como ejemplo Australia.

Más gasto por alumno

Ya, entrando de lleno en el informe presentado – que recoge los datos del año académico 2010-2011–, llama la atención cómo España es uno de los países que más gasto público por alumno destina en todos los niveles educativos. En concreto, en la Educación Terciaria (Universidad y FP de grado superior) se alcanza en España un gasto de 11.925 dólares, mientras que la media de la OCDE es ligeramente inferior (11.382 dólares) mientras que la de la UE-21 disminuye a 9.608 dólares.

Pero quizá uno de los puntos más llamativos sobre universidades, financiación y gasto por alumno es aquél que destaca que en general las tasas que tienen que pagar los estudiantes universitarios españoles son bajas en comparación a otros países de la OCDE. En cambio, el número de matriculados es menor que en otros lugares, como EEUU o Holanda. La experiencia en estos países demuestra que las tasas no son una barrera infranqueable para entrar en la Universidad.

Y eso sin tener en cuenta que las estas tasas están subvencionadas. En el informe La Universidad Española en Cifras, publicado por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), se cogen datos del curso académico 2008/09 (antes de la última subida de las tasas):

  • Coste medio primera matrícula: 11,48 euros por crédito
  • Gasto real: 115 euros por crédito
  • Contando con 60 euros por curso, cada universitario pagaba 689 euros en tasas a cambio de una formación que costaba 6.901 euros.
  • Es decir, apenas el 10% del coste de la primera matrícula lo sufragaba el alumno. El resto era abonado, de una u otra forma, por el contribuyente.

Según resalta el estudio de la OCDE, unas mayores tasas aumentan los recursos en las universidades lo que ayuda a mantener la calidad académica y el desarrollo de nuevos programas. Aunque por otro lado, unas menores tasas de matrícula pueden ayudar a promover el acceso y la equidad a esta Universidad Terciaria, pero dificulta el mantenimiento de la calidad educativa, alerta.

Muchos universitarios y muy pocos técnicos

De cualquier modo, la realidad es que estamos entre los países de Europa con más universitarios, una situación que se arrastra desde hace décadas. Y que así lo ha vuelto a confirmar el informe de Panorama de la Educación 2013. En él se puede ver cómo entre todos sus habitantes de entre 25 y 64 años, un 32% tienen Educación Terciaria, la misma media que en la OCDE y un poco superior a la de la UE-21, que baja al 29%.

Mientras, esta situación cambia exponencialmente cuando hablamos de Educación Secundaria no obligatoria (Bachillerato-FP de grado medio). Tan sólo un 22% de los españoles tienen esta titulación frente a un 48% de media que sí la poseen entre los países de nuestro entorno (UE-21) y un 44% de la OCDE. Pero quizá el mayor drama de España es que en 2010 alrededor del 46% tiene únicamente la titulación de la ESO o ni siquiera. Esta última cifra baja al 25% de la OCDE y a un 24% de la UE.-21.

Es decir, España tiene muchos licenciados, muy pocos técnicos y cuadros medios y muchísimas personas con una titulación muy baja o, directamente, sin ninguna clase de titulación. Mientras, países como Alemania, Suecia, Finlandia o EEUU tienen un porcentaje de licenciados universitarios muy inferior al nuestro y, a cambio, tienen un enorme ejército de titulados medios.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La "brutalidad" de la Guardia Civil al descubierto
    2. Vídeo: La "brutalidad" de la Guardia Civil al descubierto
    3. La carta sobre 'los Jordis' que revienta las redes sociales
    4. ¿Debe ser expulsado el Manchester City de la Champions y Guardiola sancionado?
    5. España convoca al embajador de Venezuela por las palabras de Maduro sobre Cataluña
    0
    comentarios

    Servicios