Menú

El obispo Uriarte arremete contra las víctimas del terrorismo y la "extrema derecha del PP"

El obispo emérito de San Sebastián se felicita por la anulación de la doctrina Parot y avisa a las víctimas de que no "condicionen" el proceso.

336
Uriarte pasea ante una manifestación a favor de los presos etarras | Archivo

ETA sigue consiguiendo los objetivos marcados en la negociación, uno a uno. El fallo de Estrasburgo y la sorprendente rapidez del Gobierno de Rajoy han permitido la excarcelación inmediata de dos etarras y ha dejado la puerta abierta a la salida de prisión de decenas de sanguinarios terroristas mientras su brazo político gobierna en las instituciones.

Mientras tanto, cada actor sigue desempeñando su papel y también tiene el suyo el obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, de marcada tendencia nacionalista, y que se niega a dar un paso atrás. Por ello, y como ya es costumbre en él, ha arremetido duramente contra el elemento más incómodo en todo este proceso, las víctimas del terrorismo. Son éstas las que con más contundencia han denunciado la tropelia e injusticias que se han cometido con ellas.

Sin embargo, al igual que cuando era obispo titular, las víctimas nunca han sido una prioridad para Uriarte a no ser que fuera para arremeter contra ellas. Y una vez que el Vaticano decidió cambiar el rumbo de la Iglesia en el País Vasco y alejarla del nacionalismo más extremo, este obispo ya participa de la maquinaria política nacionalista e incluso ha realizado informes asumiendo las tesis batasunas y denunciando las torturas de la Guardia Civil.

Este domingo, el obispo emérito ha vuelto a mostrar su verdadera cara en una entrevista en el Diario de Noticias de Álava. Aunque en un principio pretende ser ecuánime pronto su verdadera opinión ha salido a relucir. Críticas a los constitucionalistas y víctimas del terrorismo en contraposición a los pequeños reproches y con matices al entorno proetarra.

Las víctimas "intentan marcar" la política

El tío de Jone Goirizelaia, histórica abogada de etarras, afirmó que actualmente existe un "bloqueo" en el País Vasco y pidió que ETA se disuelva "sin demora". Pero a continuación, Uriarte habló sobre la postura del Ejecutivo de Rajoy afirmando que "a ningún Estado se le caen los anillos por hablar con una organización violenta".

Aunque, en su opinión, existe una "cerrazón" en el Gobierno. Es en este punto en el que comienzan los ataques frontales puesto que dice que está provocada por la "extrema derecha" del PP, la actuación de algunos colectivos de víctimas que "intentan marcar la acción del Gobierno y de los jueces" y porque UpyD "está erosionando su nicho electoral".

Por ello, preguntado concretamente sobre el papel de las víctimas, el prelado vasco aseguró que han sufrido lo "indecible" pero que no por eso "deben condicionar indebidamente la política penitenciaria y las sentencias".

Olvidando precisamente que el fallo de Estrasburgo es un varapalo a las víctimas, Uriarte se refirió igualmente al estoque a la doctrina Parot e indicó que la sentencia debe servir para modificar la política penitenciaria. No es la primera vez que el prelado ya emérito se refiere a esta doctrina. Antes del fallo definitivo la calificaba de "inaceptable" puesto que "equivale en muchos casos en la práctica a una cadena perpetua encubierta".

Su histórico desprecio a las víctimas

El paso de los obispos Setién y Uriarte ha provocado un erial espiritual en una región tradicionalmente cuna de misioneros. Su connivencia con el terrorismo y su complacencia con el entorno proetarra ha dejado una situación crítica para el actual prelado, Juan Ignacio Munilla, que está intentando reconducir una situación difícilmente reversible.

Por ello, sus primeras declaraciones al llegar a San Sebastián fueron de cariño a las víctimas, denostadas por los anteriores obispos, tal y como reflejó la propia Maria San Gil tras su experiencia son Setién. Del mismo modo, está consiguiendo la vuelta de muchos sacerdotes que decidieron irse del País Vasco ante el clima político que allí se ha vivido durante años.

Sin embargo, el daño está hecho y la sustitución de Uriarte en San Sebastián y la llegada de un obispo muy alejado de sus postulados ha provocado en el ya jubilado una cascada de declaraciones durante los últimos años. Así, sus reproches a las víctimas del terrorismo han sido constantes. "No les corresponde decidir", ha repetido en numerosas ocasiones equiparando siempre a los asesinados por ETA con "el GAL, el Batallón Vasco Español y otros grupos menos conocidos. Todas requieren nuestra atención".

Esta actitud no se corresponde cuando habla de los familiares de los presos etarras a los que ha expresado varias veces su "cercanía" y "sensibilidad" puesto que "sufren" al tener que desplazarse centenares de kilómetros para visitar a los etarras encarcelados.

Es por ello por lo que Uriarte ha ido asumiendo cada vez con mayor claridad las tesis batasunas. Así, se ha prestado al Gobierno vasco para realizar el Informe de Vulneración de Derechos Humanos en el Caso Vasco. En él acusaba a la Guardia Civil y a la Policía de 94 muertes a pesar de que el informe manipulaba los datos equiparando los crímenes etarras con muertes atribuidas por éstos a los cuerpos de seguridad.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Arranca el Clásico en el Bernabéu
    2. Muere Carlos Cadaval, hermano de Los Morancos
    3. Vecinos de un pueblo de Murcia expulsan a cuatro familias 'okupas' a pedradas
    4. Makoke desvela por error que 'Sálvame' es grabado
    5. Se filtran fotografías íntimas de la actriz Anne Hathaway
    0
    comentarios

    Servicios