Menú

El etarra Paterra: 17 asesinatos y un intento de masacre en la casa-cuartel de Llodio

Colocó un coche-bomba en la casa-cuartel de Llodio tres veces más potente que el de Zaragoza.

6

Nacido en la localidad guipuzcoana de Azpeitia en 1959, Juan Carlos Arruti Azpitarte Paterra comenzó su trayectoria terrorista en los Comandos Autónomos Anticapitalistas (CAA) entre 1978 y 1981, una especie de escisión de ETA cuyo origen son los Grupos Bereziak de ETA Político-Militar y que terminaría integrándose nuevamente en el seno de ETA Militar. Formó parte del grupo Araba, que tenía como ámbito de actuación el territorio foral alavés y comarcas cercanas.

Condenado a 1.285 años por más de una veintena de delitos relacionados con el terrorismo (integración en banda armada, 17 asesinatos, asesinatos frustrados, detención ilegal...), su curículum sangriento comenzó en octubre de 1979, cuando el grupo terrorista del que formaba parte asesinó a tiros en Villarreal de Urrechua (Guipúzcoa) al fotógrafo afiliado a UGT y militante del PSOE Germán González López. Días después, el 16 de noviembre de 1979, participó en el asesinato de Juan Luis Aguirreurreta Arzamendi, administrativo en una empresa en Mondragón.

En el año 1980 participó en tres nuevos atentados con víctimas mortales. El 28 de junio, los terroristas abrieron fuego contra un grupo de tres amigos de Azcoitia (Guipúzcoa) cuando se encontraban charlando en la calle. Se trataba de Elio López Camarón (mecánico), Julio Muñoz Grau (funcionario del Ayuntamiento) y Justino Quindos López (guardia civil retirado), que eran conocidos en el pueblo por sus convicciones ideológicas cercanas a la derecha.

Cuatro meses más tarde, el 23 de octubre de 1980, asesina en Elgoibar (Guipúzcoa) al miembro de la ejecutiva provincial de UCD Jaime Arrese Arizmendiarrieta; y menos de un mes y medio después hace lo propio con Ignacio Lasa de Rezola, al que propinan un tiro en la nueva cuando se encontraba trabajando en el bar de su propiedad en Azpeitia (Guipúzcoa).

Su siguiente asesinato fue el 1 de marzo de 1984, cuando como integrante de grupo Araba de ETA participa en el asesinato en Vitoria de Pedro Ortiz de Urbina, subcomisario de la Policía. Casi un año después, hizo lo mismo en el de Estanislao Galíndez, cartero de la localidad alavesa de Amurrio. El 14 de septiembre de 1985, el grupo de ETA del que forma parte asesina a Félix Gallego Salmón colocando un coche-bomba en los bajos de su vehículo.

Entre 1987 y 1988 añadió siete víctimas mortales más a su sangriento historial terrorista. El 6 de agosto de 1987, asesina con un coche-bomba a dos policías nacionales en Vitoria: Antonio Ligero Hec y Rafael Mucientes Sanz. El 27 de marzo de 1988, al general retirado del Ejército Luis Azcárraga Pérez-Caballero, en la localidad alavesa de Salvatierra.

El 15 de abril de 1988 participa en el asesinato a tiros en Vitoria de dos policías nacionales que forman parte de una patrulla motorizada: Antonio Gómez Osuna y Francisco Espina Vargas. Cinco meses después, en septiembre de ese año, comete su último atentado mortal, al asesinar a tiros en Izurza (Vizcaya) a otros dos policías nacionales: Pedro Antonio Fonte Salido (policía) y Martín Martínez Velasco (inspector).

Juan Carlos Arruti Azpitarte Paterra fue detenido el 16 de septiembre de 1989 en la localidad guipuzcoana de Irún tras un enfrentamiento a tiros en plena autopista Bilbao-Behovia con agentes de la Guardia Civil, en el transcurso del cual murieron los etarras Juan Oyarbide Aramburu Txiribitas y Manuel Urionabarrenechea Betanzos Manu. En el momento de los hechos, el grupo etarra pretendía huir a Francia.

Entre su último atentado mortal y su arresto, el grupo etarra no estuvo inactivo. En junio de 1989 intentó causar una auténtica masacre en la casa-cuartel de Llodio (Álava), cuando lanzaron un coche-bomba cargado con 150 kilos de amonal y trilita contra esta instalación de la Guardia Civil, en la que milagrosamente no hubo víctimas mortales. Ese cargamento de explosivo era el mayor utilizado por ETA hasta esa fecha, triplicando los 50 kilos de amonal que habían utilizado, por ejemplo, contra la casa-cuartel de Zaragoza.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Aparecen pasos de cebra pintados con la estelada
    2. Évole se ensaña con Puigdemont
    3. 'Gran Hermano Revolution': Las claves del desastre
    4. Así incumplen los Mossos las instrucciones de la Fiscalía
    5. Sale a la luz la causa de la muerte de Celia Fuentes
    0
    comentarios

    Servicios