Menú

La Junta andaluza olvida infraestructuras de calado e invierte en carril bici

El Plan Andaluz de la Bicicleta, destinado a aumentar la red de carril bici más de 5.000 kilómetros, costará más de 420 millones de euros.

Pedro de Tena (Sevilla)
16

Con el récord de paro de España, más del 35 por ciento y con impagos dramáticos que afectan a la educación, a los municipios, a la Universidad y a los proveedores, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó este martes el Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) 2014-2020, que prevé el diseño de una red de más de 5.139 kilómetros de vías ciclistas en la comunidad autónoma. La Junta defiende que la bicicleta contribuye más al desarrollo andaluz que las carreteras, los metros, los tranvías o los ferrocarriles interregionales. Por ello, piensa dedicar 421 millones de euros a su desarrollo. IU es la responsable del proyecto y el PSOE calla. Se demoniza el coche, el tren, el metro y el tranvía y las inversiones acordadas sobre ellos se olvidan.

Según la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, se trata de dar cumplimiento a los compromisos adquiridos por Andalucía con los programas y estrategias para luchar contra el cambio climático, disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, promover el crecimiento sostenible y la economía verde y avanzar hacia un nuevo modelo productivo.

La inversión total prevista hasta 2020 incluye 180,03 millones de euros en vías urbanas, 171,29 en las metropolitanas y 69,65 en las de carácter autonómico. Esto supone 20 millones de euros más que los recogidos en el borrador del Plan, tras las aportaciones ciudadanas durante el periodo de información pública. En este incremento se contemplan los 500.000 euros para aparcamientos de bicicletas ligadas a vías ciclistas en el ámbito urbano.

La Junta aporta un 75% de la inversión necesaria para las vías urbanas, mientras que los ayuntamientos dedicarán el 25% restante a través de convenios de colaboración. En la financiación desempeñan un papel fundamental los fondos europeos, que en su marco 2014-2020 sitúan como prioridad la movilidad sostenible en sus políticas de transporte, a las que dedica 26.300 millones de euros, según ha expuesto la consejera.

Al parecer, la consejera de IU considera que es preciso trasladar el modelo de "éxito" de Sevilla al conjunto de grandes ciudades andaluzas y confía en que los ayuntamientos estén dispuestos a colaborar para dar ese paso importantísimo.

El Plan Andaluz de la Bicicleta

El Plan prevé 2.059 kilómetros de vías ciclistas en las áreas metropolitanas de las ocho capitales de provincia, Jerez de la Frontera y Algeciras (ambas en la provincia de Cádiz), y 3.080 kilómetros en el resto de la comunidad a partir de vías pecuarias y caminos rurales. En las citadas urbes, se construirán 312,7 nuevos kilómetros de vías ciclistas, que se sumarán a los 350,5 ya existentes. Igualmente, recoge la creación de 837,92 kilómetros de vías en las áreas metropolitanas de estas urbes, donde ya hay 558. No obstante, el documento está abierto a la incorporación de otros municipios de más de 20.000 habitantes. El PAB incluye 86,16 kilómetros más que el primer borrador presentado, tras las aportaciones de la sociedad civil en el proceso participativo previo.

La Junta quiere que un 10 por ciento de los desplazamientos cotidianos en ciudad se realice en bicicleta, con el objetivo de que este medio se convierta en una alternativa real al coche. En el caso de Sevilla, que ya roza ese umbral, se situará en el 15 por ciento. La cuota media de la Unión Europea de uso de la bicicleta con respecto al total de desplazamientos es del 7,4 por ciento, con lo que el documento pretende que Andalucía no solo alcance sino que supere estos niveles.

Según el resumen del grupo Joly, habrá 91,3 kilómetros nuevos en Almería, que se suman a los 77,1 existentes; la Bahía de Cádiz, que integra a Jerez de la Frontera y la capital, aglutina 148,5 kilómetros nuevos y 167,5 ya diseñados; en el Campo de Gibraltar, tomando como área urbana de desarrollo la ciudad de Algeciras, el PAB prevé 128,9 kilómetros de nueva creación, que se sumarán a los 54,7 anteriores, y el total para Córdoba es de 109,9, de los que 65 ya están habilitados. Los 62,9 kilómetros de Granada y su área se ven complementados por 105,1 en el nuevo Plan, para un total de 168; en Huelva y su corona el documento compromete 197,7 kilómetros, que se sumarán a los 126,7 ya existentes; Jaén tiene 18,1 kilómetros y pasará a tener 54,6, ya que el documento recoge 36,5 nuevos; Málaga pasará de 92,9 a 247,9 kilómetros y, por último, en Sevilla y su área metropolitana hay 243,8, y se crearán 242,4 más.

En el medio rural, los ocho ejes autonómicos previstos, que recorren Andalucía de este a oeste y de norte a sur, son: Sierra Morena, Guadalquivir, Campiña-Subbética, Sur, Litoral, Sierra de Huelva-Campo de Gibraltar, Genil-Costa del Sol y Cazorla-Carboneras.

De los 15.000 puestos de trabajo que se crearán, 7.792 están relacionados con la construcción y mantenimiento de las vías ciclistas, y el resto con la actividad asociada al sector turístico, la fabricación y la reparación de bicicletas, así como al comercio y los servicios vinculados.

El plan se desarrollará en dos fases, la primera, entre 2014 y 2017, prevé la construcción de una red básica de vías ciclistas en las capitales andaluzas, Algeciras y Jerez de la Frontera, así como en sus áreas metropolitanas, y la segunda fase, entre 2018 y 2020, dedicará el esfuerzo inversor fundamentalmente a la red autonómica. El PAB recoge que un año después de su pleno desarrollo los beneficios asociados superarán a la inversión, con un ahorro anual de 413 millones de euros en gasto sanitario y en transporte, por disminución del consumo energético y de emisiones contaminantes y por reducción del absentismo.

Ni coches, ni trenes, ni tranvías

ABC pone el dedo en la llaga de estos planes porque realmente salen demonizados los coches y se erige la bicicleta como único medio de locomoción que ocupa un sitio destacado entre las prioridades del Gobierno del PSOE e IU. El resto del transporte público sostenible y ecológico, pero mucho más costoso de hacer, como los metros y los tranvías, han caído en el más absoluto olvido.

Los recortes presupuestarios aplicados por la Junta han afectado de lleno a las grandes infraestructuras desde que arrancó la crisis económica.

Por ejemplo, el Metro de Sevilla cuya primera línea se puso en operación en abril de 2009 con un trazado de 18 kilómetros y 21 estaciones en funcionamiento, está parado. Desde entonces, no se ha puesto un nuevo riel en la capital hispalense. No existe planificación alguna de las obras. A finales del pasado año, la consejera de Fomento, Elena Cortés, admitió que "no había nada programado sobre esas líneas 2 y 3".

En el caso del Metro de Málaga, contra el que la Consejera ha combatido con ardor, la ciudad sigue sin su prometido suburbano, cuya inauguración se ha aplazado "sine die". Las cuentas de 2014 recogen una partida de 70 millones para poner en explotación las dos primeras líneas. Fomento echó la culpa de sus sucesivos retrasos al Ayuntamiento malagueño porque no ha decidido el trazado del tranvía hacia el norte de la ciudad, que conectaría el Centro al Hospital Civil.

El metro de Granada es la excepción porque la propia presidenta andaluza, Susana Díaz, confirmó recientemente al alcalde que el tramo entre Maracena y Caleta estará en funcionamiento a finales de este año. Para ello cuenta con una asignación de 32 millones de euros en 2014.

Los demás estudios y proyectos de tranvías urbanos y metropolitanos, anunciados en los programas electorales de los partidos, han quedado guardados en un cajón de la Consejería a la espera de que la tormenta económica amaine.

El tren-tranvía, que iba a conectar las dos orillas de la Bahía de Cádiz, o el de Córdoba, que necesitó dos estudios (uno municipal y otro de la Junta) a falta de uno, no pasan de ser proyectos virtuales.

El PP tildó el plan de irrealizable

El PP andaluz presentó en 2013 22 alegaciones al Plan Andaluz de la Bicicleta impulsado por la Junta, con las que pretendía evitar las "falsas expectativas" que despertaba un proyecto "teórico, utópico, irrealizable y una mera declaración de intenciones".

El portavoz de Infraestructuras del PP andaluz, Jaime Raynaud, aunque dice apoyar la bicicleta, dijo que el proyecto de la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, "no es nada nuevo bajo el sol, un señuelo que intenta enmascarar la inactividad del Gobierno de la Junta en materia de infraestructuras en Andalucía".

Entre otros, el PP critica las "falsas expectativas" que puede crear pues la Junta debe negociar los carriles bici con los Ayuntamientos que deben aprobar su trazado por el centro urbano y no se habla de las conexiones con "ciudades de importancia turística" como Marbella o Motril.

El PP denunció la ausencia de un cronograma de actuaciones, el poco desarrollo de los sistemas de bicicleta pública, la falta de profundización en la convivencia ciclista-peatón, la ausencia de convenios con la administración general del Estado, las Diputaciones y los Ayuntamientos y la falta de coordinación con el transporte ferroviario.

Raynaud afirmó entonces que el proyecto, presupuestado en 402 millones de euros entonces y ahora en 20 millones más, incurre en numerosas contradicciones con las actuales restricciones presupuestarias pues "no dice como y de dónde va a sacar la Junta ese dinero" en un momento en que se ha reducido en un 67 por ciento el presupuesto en infraestructuras del transporte desde el año 2009.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La contestación borde de Julia Otero a la reina Sofía
    2. El presidente de Automovilistas Europeos: "Al diésel le queda una década"
    3. Batalla de Stalingrado: la locura compartida
    4. Arrimadas arremete contra Forcadell por excluir de las condecoraciones a Policía y Guardia Civil
    5. Un juez evitó la expulsión del imán de Ripoll de España
    0
    comentarios

    Servicios